Retrato de un sueño, de Tijuana para Diego Rivera

Este domingo 4 el Museo Diego Rivera Anahuacalli revivirá el mural Sueño de una tarde dominical de un domingo en la Alameda Central, pues por primera vez en México 175 personas recrearán a los personajes de la obra como parte de la conmemoración por los 125 años del natalicio del artista.
La escena quedará plasmada en una imagen fotográfica.
Primero se convocó a los participantes el sábado 3 a las 7 de la mañana en el Jardín Hidalgo de Coyoacán para maquillaje y vestuario, de donde debieron partir a las 16 horas en caravana hasta el Anahuacalli. Dentro de medio año se dará a conocer un video sobre el proceso entero.
Proyecto original de Verónica del Pino, profesora de fotografía de la Universidad de Tijuana, la idea surgió como un trabajo académico con alumnos de esa casa de estudios para explorar técnicas del área, según explicó ella misma. Luego se volvió un movimiento social al realizar una convocatoria para la gente de esa ciudad y representar una parte del mural.
En ese momento, noviembre de 2010, se realizó con 72 personajes en el Parque Teniente Guerrero de Tijuana, como parte de los festejos de la universidad por el Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana.
Después recibieron la invitación de Hilda Trujillo, directora de los Museos Diego Rivera Anahuacalli y Frida Kahlo en la Ciudad de México, para recrear el mural en su totalidad. Por medio de redes sociales, específicamente Facebook, realizaron la invitación abierta al público para formar parte del proyecto: se recibieron mil 500 peticiones de todo el país.
Tras un casting se seleccionaron a las 175 personas voluntarias en el proyecto denominado Retrato de un sueño, de Tijuana para Diego, en el marco del natalicio del pintor, el 8 de diciembre.
Realizado con apoyo del Instituto Nacional de Bellas Artes, quien prestó gran parte del vestuario, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, la secretaría de Turismo del Gobierno del Distrito Federal, y la Universidad de Tijuana, Del Pino comentó sobre la imagen fotográfica:
“Una vez tomada esperaremos hasta mediados del siguiente año para exponer la fotografía final, que planeamos tenga un formato de unos tres metros de largo, en el Museo Diego Rivera junto con una muestra de todo el proceso de la producción del evento, desde su inicio, desde el casting hasta la escenografía, el maquillaje y vestuario, traslado, todo. Creo que va a ser un buen resultado, la gente que participó se podrá ver en todo momento y por supuesto la gente que esté interesada en ver esto.”
A su vez Magda Bautista, responsable de Comunicación Social de la Universidad de Tijuana, dijo:
“Por supuesto que es una gran producción a comparación de la que hicimos en Tijuana, pues aquí es todo el mural, y en eso radica su importancia y su complejidad. Hay un staff base que vino desde Tijuana y está participando, esde alumnos de fotografía y exalumnos de la universidad, de diseño, gente involucrada en el proceso de utilería y escenografía.”
Al finalizar la toma va a realizarse un performance, en donde algunos personajes del mural adquirirán voz y realizarán comentarios sobre su personaje, tópicos acerca de sus vidas, y de temas como la libertad y la justicia, todo lo cual será parte del video.