Ayón deja la Liga Española y se va a la NBA

El basquetbolista mexicano Gustavo Ayón.
Foto: Selección mexicana de baloncesto

MÉXICO, D.F., (apro).- El basquetbolista mexicano Gustavo Ayón ya no tiene ningún impedimento para firmar con los Hornets de Nueva Orleáns, de la NBA, luego de que acordó con su actual equipo, el Fuenlabrada de la Liga ACB de España, que pagará a plazos la cláusula de rescisión de su contrato.

El pase de Ayón a la NBA todavía no se ha oficializado, pues para liberarlo se tiene que pagar 1.5 millones de dólares al Fuenlabrada, de los cuales los Hornets absorberán 500 mil dólares, por lo que Ayón deberá cubrir la otra parte con facilidades en los pagos, ya sea con su propio salario o con apoyos de patrocinadores que pueda conseguir.

“El compromiso es pagar la cláusula, pero no de inmediato, pagar parte ahora y buscar una forma para pagarla luego. El club paga una parte, Gustavo paga otra y tenemos un poquito de tiempo para ver si encontramos algún patrocinador que nos ayude”, declaró Emilio Durán, agente de Ayón.

Durán añadió que se tiene previsto que este jueves 22 de diciembre, el mexicano viaje a Nueva Orleáns para que el viernes pueda realizar los exámenes médicos y proceda a la firma del contrato que lo ligará al equipo de los Hornets por tres temporadas a cambio de 5 millones de dólares.

De esta forma, el jugador nayarita sería presentado ante los medios de comunicación el viernes 23 o sábado 24 de diciembre.

“Esperemos que mañana (miércoles), esté todo solventado, estamos en ello, pero por lo menos hemos conseguido demorar los plazos de pago para tener tiempo y buscar patrocinadores”, dijo Durán.

En tanto, el presidente del equipo madrileño Fuenlabrada, José Quintana, declaró a la prensa española que no le puede cerrar las puertas a Ayón, toda vez que fue un jugador entregado dentro y fuera de la cancha, aun en los momentos más difíciles económicamente hablando.

“A Ayón se le ha presentado la posibilidad de cumplir uno de sus sueños y no podemos impedírselo”, explicó Quintana en la cena de Navidad del equipo. “Nunca se ha quejado cuando ha cobrado más tarde y ha sido el primero en defender al equipo, ha entrenado siempre como el que más y ha querido volver siempre a jugar antes de recibir el alta (médica)”, aseguró el directivo.