De Juan Manuel Estrada Juárez

Señor director:

En relación a la nota publicada por la revista Proceso titulada “Discreción” sobre pederastas del DIF Guadalajara, escrita por Gloria Reza, al respecto me permito solicitar a usted se publiquen las siguientes puntualizaciones.
De conformidad con lo señalado en el artículo 88 del Código de Procedimientos Penales del Estado de Jalisco el suscrito con los elementos que contaba hice del conocimiento por la urgencia a las autoridades municipales del DIF y del Ayuntamiento de Guadalajara el pasado 20 de junio de 2011 posibles hechos cometidos por funcionarios públicos, mismos que por su naturaleza pudieran ser constitutivos de conductas típicas del orden penal, razón por la cual el suscrito en mi carácter de presidente de la fundación find, no encubrió a funcionario alguno, como se señala en la nota.
Si bien es cierto que en el correo electrónico enviado a la titular del DIF Guadalajara, la maestra Bertha Lenia Hernández de Rubalcaba menciono la discrecionalidad del evento es porque como lo señale en el último párrafo de dicho correo “no tengo datos exactos de las placas de los automóviles y otros”.
En este tenor y una vez que las autoridades señaladas fueron conocedores de los mismos por ley correspondería a los funcionarios públicos que tuvieron conocimiento de los mismos el realizar las investigaciones administrativas correspondientes y una vez concluidas las mismas, incumbiría exclusivamente a la autoridad municipal el cumplir con la obligación de participar los mismos al ministerio público de conformidad a lo señalado en el segundo párrafo del artículo en comento, transmitiéndole además todos los comprobantes o datos que tuviese para que este proceda conforme a sus atribuciones.
Ante la falta de una respuesta de la titular del DIF Guadalajara, Bertha Lenia Hernández de Rubalcaba tal y como lo cita la nota, el suscrito efectivamente le turné copia del mismo correo al contralor municipal así como en otro correo una identificación en una copia de un organigrama del DIF Guadalajara el pasado 28 de junio de 2011 a las 9:34 horas, para que este en el ámbito de su competencia actuara conforme a derecho, en contra de los funcionarios a que se hace mención en el correo.
El pasado martes 10 de abril de 2012, aproximadamente a las 14 horas como le consta a la periodista Gloria Reza el suscrito realizó delante de ella una llamada telefónica con altavoz y de la cual fui enterado ese día del número de averiguación previa 1824/2010 la cual anexo, en la cual se narra el robo del vehículo y otros objetos, pero el señalado no hace alusión alguna al reconocimiento sobre la circunstancia donde conoció a sus asaltantes, por lo que este estaría compareciendo con falsedad en declaraciones ante una autoridad.
Por lo anterior quiero dejar claro que el suscrito en mi carácter de presidente de la fundación find, no encubrió a funcionario alguno, toda vez que como lo señalo en esta apuntación hice del conocimiento de la autoridad municipal en tiempo y forma los hechos que conocía y al no existir voluntad de la o las víctimas de denunciar, el suscrito hasta el día de hoy como lo manifesté no cuento con los elementos necesarios y no puedo acreditar las circunstancias de tiempo modo y lugar en que ocurrieron los hechos y en este caso corresponderá a la CEDH de Jalisco una vez que concluya la queja el determinar la responsabilidad de los actores que tuvieron conocimiento de los mismos y no actuaron conforme a sus obligaciones. (N. de la R.: La presente carta se ha reproducido de manera literal.)

Atentamente
Juan Manuel Estrada Juárez

Respuestas de la reportera

Señor director:

En respuesta a la carta de Alberto Lamas Flores, vocero del candidato del PRI al gobierno de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, pareciera necesario reiterar lo que ya está puntualizado en el reportaje “Discreción” sobre pederastas del DIF Guadalajara: que el presidente de la Fundación para Niños Robados y Desaparecidos (FIND, por sus siglas en inglés), Juan Manuel Estrada Juárez, envió al entonces alcalde de la capital del estado un correo electrónico denunciando a funcionarios presuntamente involucrados en pederastia; que el propio Estrada Juárez fue entrevistado por mí a principios de este mes de abril de 2012 y que fue entonces cuando me proporcionó una copia de dicho correo que, en efecto, él elaboró y remitió a varios funcionarios desde el año pasado, aunque no decidió informar de los hechos a las autoridades ministeriales.
Por lo que se refiere a la carta del propio Juan Manuel Estrada Juárez, en el mismo reportaje fue mencionado como uno de los encubridores porque, independientemente de las contradicciones en que incurrió durante la entrevista –las cuales fueron igualmente publicadas–, en el correo electrónico que envió a la directora del DIF y a otros funcionarios reconoció expresamente que de los hechos decidió “no hacer formal denuncia… para evitar un mayor escándalo”.
Así quedó asentado en el texto de la nota, y allí mismo se mencionó también que, dentro de sus contradicciones, Juan Manuel Estrada Juárez dijo no tener elementos suficientes de prueba.
Atentamente
Gloria Reza