Espera Cuba apoyo de México en la ONU contra bloqueo de Estados Unidos

El embajador de Cuba en México, Dagoberto Rodríguez, y el presidente, Felipe Calderón.
Foto: Benjamin Flores

MÉXICO, D.F. (apro).- Cuba espera de México “su valioso apoyo” para “poner fin al injusto, ilegal e inhumano bloqueo” que Estados Unidos impone a la isla, afirmó Dagoberto Rodríguez, embajador de Cuba en México.

En vísperas de que la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) someta nuevamente a votación una resolución que condena el bloqueo económico contra Cuba, Rodríguez solicitó el respaldo de la comunidad internacional y se refirió en particular a México, al que calificó de “país hermano y solidario que nunca se plegó a las presiones para aislar a Cuba”.

En una declaración escrita, el embajador Rodríguez señaló que la política estadunidense del bloqueo es “absurda, obsoleta, ilegal y realmente insostenible, que no ha cumplido, ni cumplirá, el propósito de doblegar la decisión del pueblo cubano de preservar su soberanía, independencia y el derecho a la libre autodeterminación”.

Sin embargo, admitió, el bloqueo “genera carencias y sufrimientos a la población, limita y retarda el desarrollo del país y daña seriamente a la economía de Cuba”.

“Es, sin dudas, el principal obstáculo al desarrollo económico y social de la isla”, afirmó.

El embajador señaló que, hasta diciembre pasado, “el daño económico directo” ocasionado por el bloqueo “ascendía a un billón 66 mil millones de dólares, tomando en consideración la depreciación del dólar frente al oro”.

Puso un ejemplo: “Desde marzo del 2011 hasta marzo del 2012, por concepto de compra en mercados lejanos, Cuba tuvo que erogar 131 millones 572 mil 967 dólares más en la compra de alimentos para la población; el comercio exterior en general se afectó en poco más de 3 mil 553 millones de dólares; el turismo en 2 mil 68 millones; la aeronáutica civil en 269 millones y el sector salud en unos 10 millones de dólares”, en este último caso debido a que medicamentos y equipo médico que requiere la isla sólo se producen en Estados Unidos o bajo sus patentes.

Sostuvo que no se puede entender que el presidente Barack Obama y sus nueve antecesores “sean capaces de concebir tanta maldad”, pues “los pacientes de VIH/SIDA no pueden recibir medicamentos porque Estados Unidos entorpece los proyectos de cooperación que Cuba tiene con organismos multilaterales para la compra de varios tipos de antirretrovirales”.

Dijo que durante el 2011 y el 2012 “la persecución a las transacciones financieras internacionales de Cuba ha sido uno de los rasgos más significativos de la aplicación del bloqueo. Según la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC), la cifra de fondos congelados a Cuba en el 2011 ascendió a 245 millones de dólares. Igualmente OFAC ha impuesto una enorme cantidad de multas a compañías e individuos por vincularse a la isla, incluyendo una multa en junio del 2012 al banco holandés ¨ING Bank¨ ascendente a 619 millones de dólares”.

Rodríguez recordó que en los últimos 20 años la resolución de la asamblea general de la ONU en contra del bloqueo ha sido aprobada de manera abrumadora. Señaló que la medida estadunidense “está tipificada como un acto de genocidio por la Convención de Ginebra de 1948 para la Prevención del Delito de Genocidio y como un acto de guerra económica, según la Declaración relativa al Derecho de la Guerra Marítima de 1909”.

“El bloqueo –agregó— es una política unilateral, contraria a los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, afecta no sólo al pueblo cubano si no también al pueblo norteamericano y a todas las naciones, por su carácter extraterritorial, violatorio del Derecho Internacional y debe cesar”.