Las repeticiones en la programación televisiva

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Las políticas, línea editorial, presupuesto y creatividad de las personas a cargo de la programación se reflejan, irremediablemente, en lo que vemos en pantalla. En el caso de las emisoras sin fines de lucro se está haciendo evidente su descuido por parte del Estado, que insiste en dejar en manos privadas la cultura mediática, vale decir la hegemónica, puesto que los medios son la fuente principal de noticias y entretenimiento para las grandes mayorías.

Entre las estaciones públicas existentes, las más favorecidas son las universitarias. Resguardadas tras la autonomía pueden hacer frente de mejor manera a los requerimientos de audiencia masiva, de competencia con sus homólogas, y están especialmente dotadas para buscar nuevos caminos para realizaciones, lenguaje y carta programática. Sin embargo, los vientos que soplan son tan fuertes que ni aún éstas consiguen apartarse de las tendencias, las propuestas y la escasez de recursos impuestas nacionalmente sobre este sector.

Es el caso de TVUNAM, cuya pantalla se ha estado empobreciendo en dos sentidos: por una parte al poner al aire programas que no cumplen con ser espejo de la diversidad universitaria; por otro al minimizar su producción propia y repetir hasta el cansancio series compradas o elaboradas en la emisora. Tomemos como ejemplo una semana, de acuerdo con lo publicado en su página web: hay 85 repeticiones, un promedio de 12 al día. Es decir, cada 24 horas encontramos que hay 12 títulos ya vistos antes, iguales, que volverán a la siguiente semana a repetir otro episodio, o quizás el mismo.

La reemisión parece un exceso también en el número de programas, pues se contabilizan 52 que han de ser lanzados al aire idénticos más de una vez en siete días. Este procedimiento se lleva a cabo no únicamente con los adquiridos, sino con los propios y de naturaleza noticiosa, por ejemplo Inventario, Navegantes de las Islas y Revista de la Universidad de México. Los tres de excelente factura aunque debido a su carácter informativo debieran ser difundidos una sola vez y quizá producirse más de uno a la semana, especialmente Inventario, único que expone el día a día de los propios universitarios de la UNAM. También es notorio que de los 52 repetidos menos de 20 son producciones propias.

Ahora TVUNAM anuncia un convenio con la Universidad de Salamanca para difundir cápsulas sobre el idioma español y, a su vez, enviar algunas de las obras destacadas de la emisora mexicana. Este acuerdo es importante por cuanto agrega novedades a la pantalla. Esperemos que no repitan lo obtenido hasta que lo aprendamos de memoria.