Al igual que ‘Proceso’, diario ‘Clarín’ denuncia red de intereses en embajada de México en EU

Cecilia Nahón, embajadora de Argentina acreditada en Washington, y su esposo Sergio García Gómez.
Foto: Especial

MÉXICO, D.F. (apro).- La designación de Sergio García Gómez como representante de la Secretaría de Economía en la embajada de México en Estados Unidos, “plantea un problema de conflicto de intereses”, pues es esposo de Cecilia Nahón, embajadora de Argentina acreditada en Washington, y su nombramiento “coincidió con el apoyo que México dio a Argentina ante la Corte Suprema estadunidense por el caso de los fondos buitre”, afirmó el diario argentino Clarín en su edición de este miércoles 7.

“La sospecha es que García Gómez participó en la negociación de ese apoyo que, según se dijo, fue resultado de un intercambio de favores entre ambos países. Su esposa, Nahón, es la encargada en Washington de enfrentar la ofensiva contra (los fondos) buitres, escribió Ana Barón, corresponsal en Nueva York de dicho diario.

“Así –señala–, México habría accedido a dar su apoyo (en la Corte Suprema) a cambio de que Argentina le hiciera concesiones en la disputa sobre los automotores (provocada por la decisión de Buenos Aires de suspender la entrada de vehículos y autopartes fabricados en México); o que Pemex, la petrolera mexicana, acceda a mejores condiciones para invertir en (el megaproyecto energético) Vaca Muerta”, señala la nota.

Sin embargo, advierte que “fue imposible confirmar todos estos rumores que circularon por Washington, fogoneados por los propios buitres. Pero –agrega– frecuentemente en política las percepciones son muchísimo más fuertes que la realidad”.

La nota de Clarín recuerda que Jesús Esquivel, corresponsal de Proceso en Washington, fue “el primero en publicar la noticia” sobre el posible conflicto de intereses con la designación de García Gómez como funcionario de la embajada de México en Estados Unidos.

El texto de Esquivel (Proceso 1957) señala que dicha designación “se dio justo cuando el presidente de México otorgó su apoyo a la presidenta Cristina Fernández ante la crisis de los llamados fondos buitre”, en referencia a los fondos financieros que compraron alrededor de 7% de la deuda argentina a precio de saldo y que no aceptaron ingresar a un programa de canjes de deuda, sino que prefirieron reclamar en tribunales de Nueva York el pago de la deuda con intereses y de acuerdo con su valor nominal.

El reportaje de Esquivel precisa que “el pasado 24 de marzo el gobierno de (Enrique) Peña Nieto intervino a favor de Argentina ante la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos como “amigo de la Corte” o amicus curiae, figura mediante la cual su opinión (aunque ajena al caso) queda habilitada ante los magistrados estadunidenses”.

Por su parte, el diario Clarín señala:

“Es difícil comprender por qué México decidió repentinamente apoyar a Argentina cuando no lo hizo en otras instancias jurídicas, como sí lo habían hecho Francia o Estados Unidos. Y también es difícil explicar el repentino nombramiento de García Gómez cuando su esposa es la que lleva el tema de los fondos buitre en Washington”.