Romario, el diputado que desafía a la FIFA, a Dilma, a Pelé, a Ronaldo…

Romario. El diputado rebelde.
Foto: Reuters / Ueslei Marcelino

Apoyó con todo la designación de su país como sede del Mundial 2014, pero en cuanto vio la desorganización, el despilfarro y las corruptelas se convirtió en el principal crítico. Romario, uno de los grandes delanteros que ha tenido Brasil y actualmente congresista, da los nombres y apellidos de quienes, a su juicio, se enriquecieron a costa de su nación o no han actuado con honradez ante el descalabro: Joseph Blatter, Jérôme Valcke, Dilma Rousseff, Ronaldo y Pelé…

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Romario da Souza Faria fue símbolo de la selección brasileña. Ahora lo es de quienes se oponen a los gastos excesivos por la organización del Mundial. Desde agosto de 2011 es diputado por el Partido Socialista Brasileño y utiliza su influencia para denunciar “la insensibilidad del gobierno evidenciada durante la preparación de este torneo”.

Ha repudiado los atrasos en la entrega de los estadios, que además exceden por mucho el presupuesto inicial; los desvíos de recursos, la corrupción y los robos. La exestrella del Barcelona considera que el dinero se despilfarró en la Copa del Mundo, en detrimento de servicios elementales como la salud, la vivienda y el transporte público.

El pasado 14 de marzo, Romario lanzó desde la Cámara de Diputados su invectiva más dura contra los dirigentes de la FIFA. Acerca del secretario general del organismo, Jérôme Valcke, espetó: “Acaba de afirmar que el Mundial 2014 será uno de los peores de la historia. Este tipo viene a nuestro país, decide todo, dice una cosa, luego la desdice, y todos aplauden”. Y fue más conciso en torno al suizo Joseph Blatter, presidente de la asociación: “Es un hijo de puta”…

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1963 de la revista proceso, actualmente en circulación.