En el Edomex, olimpiada del lucro

Mutideportivo vertical La Pilita

La tendencia de construir gimnasios con dinero público para entregarlos en concesión a particulares se agudiza en el Estado de México. Metepec es el último municipio en sumarse a la lista, con lo que en dicha entidad ya son al menos siete las instalaciones deportivas públicas entregadas o por entregar a la iniciativa privada. El diputado mexiquense Óscar González Yáñez, del PT, alerta: los jóvenes que no puedan pagar su inscripción serán carne fresca para la delincuencia, y el dinero que se deje de invertir en asegurar la gratuidad de los complejos deportivos terminará empleándose en cárceles.

TOLUCA, MÉX. (Proceso).- El ayuntamiento de Metepec construye instalaciones deportivas –con recursos del erario– para repartirlas entre particulares que lucrarán con ellas.

El pasado 4 de agosto, la Cámara de Diputados del Estado de México aprobó el decreto 272, que autoriza al ayuntamiento de Metepec a otorgar en comodato o en concesión dos centros deportivos de su propiedad a una instancia externa, que los administrará y operará.

Dichos gimnasios, todavía en construcción, fueron concebidos para que ahí se realizaran actividades y programas deportivos con una perspectiva social. En distintas ocasiones las autoridades locales han insistido en que promueven la activación física como un modo de evitar adicciones y violencia.

La cesión de derechos es parte de una tendencia que actualmente se vive en el Estado de México: el Instituto Mexiquense de Cultura Física y Deporte (Imcufide) ya repartió a particulares al menos cinco instalaciones (Proceso 1974).|

En el caso de Metepec, la construcción de las dos obras superará los 102 millones de pesos. Las edificaciones son financiadas con recursos del Programa para el Desarrollo de Zonas Prioritarias 2013, de la Secretaría de Desarrollo Social.

La pura asignación de estos recursos ya es irregular. Las Reglas de Operación del referido programa para el ejercicio fiscal 2014, publicadas el 28 de mayo del año en curso en el Diario Oficial de la Federación, establecen que los proyectos de subsidios del Ramo Administrativo 20 Desarrollo Social –entre ellos el Programa para el Desarrollo de Zonas Prioritarias– se destinarán exclusivamente a la población en condiciones de pobreza, de vulnerabilidad, rezago y de marginación, conforme a los criterios que defina el Consejo Nacional de Población, así como a las evaluaciones del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

Y Metepec, en general, no es un municipio pobre aunque tenga población de bajos recursos. De hecho, está considerado entre las zonas de mayor plusvalía en el Estado de México. Ahí abundan lujosos fraccionamientos, como La Providencia, al lado del deportivo de San José La Pila. En ese desarrollo, una residencia llega a costar 10 millones de pesos.

Los centros a ofrecer

El primer inmueble, que en total costará 33 millones 424 mil pesos, se ubica en la calle Josefa Ortiz de Domínguez 1480-Sur, en el poblado de San Bartolomé Tlatelulco. Tiene una superficie de 12 mil 348 metros cuadrados. Consta de una alberca semiolímpica, un gimnasio cardiovascular, uno de pesas, dos salones de usos múltiples y sus áreas de servicio correspondientes, dos áreas exteriores para juegos infantiles, dos zonas de “activación” con gimnasio al aire libre, andadores y estacionamiento para 36 vehículos. Dicho complejo puede dar servicio a 2 mil 200 usuarios.

La segunda instalación, denominada Multideportivo Vertical La Pilita, representó un desembolso de 69 millones 182 mil pesos. Mide 11 mil 472 metros cuadrados, de los que 2 mil 800 están construidos. Está ubicada en el parque San José La Pila, en la colonia La Pilita, y está equipada con una alberca semiolímpica, gimnasio de pesas, equipo cardiovascular, tres tinas de relajación, salones de usos múltiples, oficinas administrativas, cancha multifuncional y estacionamiento para 120 automóviles. Beneficiará a 15 mil personas, según el proyecto original.

Luego de un año de construcción, las dos obras están prácticamente concluidas. A decir del personal encargado de los edificios, éstos deben entregarse a finales del mes en curso y ser inaugurados en octubre próximo. Empero, hay ciertos retrasos debidos a una serie de observaciones que la Dirección de Obras Públicas municipal le hizo a la empresa constructora.

El decreto del Congreso estatal es resultado de una iniciativa presentada al gobernador Eruviel Ávila por la alcaldesa de Metepec, Carolina Monroy de Mener. El artículo segundo de dicho documento establece que las concesiones serán otorgadas por un plazo de 20 años.

Inicialmente los gimnasios no iban a “privatizarse”. De hecho, el 28 de abril pasado, en sesión extraordinaria, el Cabildo aprobó la celebración de un contrato de comodato y administración de los centros deportivos municipales con la Conade por un periodo de 20 años.

Sin embargo, el 5 de junio y en sesión ordinaria, el Cabildo autorizó modificar el acuerdo y omitir la participación de la Conade. La nueva redacción quedó así: “El ayuntamiento determinó dar los centros deportivos en comodato a una instancia pública para que lo administre y opere en forma directa o a través de un tercero y/o se concesione la administración y operación mediante subasta pública a la instancia privada especializada en la materia”.

La alcaldesa argumentó que ni el ayuntamiento ni el Instituto Municipal de Cultura Física y Deporte –creado en 2011– dispone de los recursos humanos, económicos y técnicos para administrar y operar los servicios que se ofertarán en esos centros deportivos.

Así, el municipio puso en marcha su plan, que prosperó a gran velocidad. El 18 de junio Eruviel Ávila turnó la iniciativa a la Cámara de Diputados mexiquense. Aunque la oposición logró frenarla por unos días, el 31 de julio la mayoría priista la aprobó en comisiones. El 4 de agosto la avaló el pleno. De los 75 diputados, 60 panistas y priistas votaron a favor. En contra sólo se manifestaron dos petistas, 12 perredistas y uno de Movimiento Ciudadano.

Sólo los legisladores del Partido del Trabajo –el coordinador Óscar González Yáñez y Norberto Morales– señalaron en tribuna los riesgos del proyecto. Advirtieron que los jóvenes de bajos recursos difícilmente podrán pagar una inscripción a esos gimnasios, lo que a su vez facilitará que los muchachos sean cooptados por alguno de los seis cárteles que campean en la entidad.

El legislador González, también exalcalde de Metepec, afirma en entrevista que podrán privatizarse instituciones como la banca, Telmex o Pemex, “pero lo que no puedes privatizar por ningún motivo es el arte y el deporte; siempre tienen que estar subsidiados por el Estado. Es la libertad del ser humano. Si no subsidias el arte estarás sujeto a componer canciones de tres minutos para que entren al área comercial, lo que te acota la visión artística; ya no eres un hombre libre. Y si no subsidian el deporte es como mandar la educación a lo privado”.

Visto de esta manera, alerta, “el hecho de privatizar albercas y espacios deportivos es fundir a la sociedad mexicana, destrozarla y enviarla directamente a la delincuencia por una sencilla razón: tienes un área pública y ahora resulta que me van a cobrar 300 o 400 pesos al mes. Vamos a esperar que un señor empresario como Nelson Vargas sea amable con la sociedad mexiquense y les cobre 150 pesos, cosa que no va a suceder.

“Imagínate: rechazado de la universidad del estado, rechazado de las escuelas públicas, y encima no puedes realizar actividad deportiva, pues está claro que te orillan a la delincuencia. Por lo tanto, son candidatos para ir a la cárcel. Tuvimos acceso a una información en la que 3 mil 800 jóvenes que fueron rechazados por la universidad del estado en los últimos seis años están en estos momentos en la cárcel. Son menores de 20 años. Hay un dato igual de preocupante: el Estado de México es el número uno en medallas olímpicas, el número uno en medallas panamericanas y sería el número uno en medallas centroamericanas, pero ahora resulta que también será el número uno en privatizar áreas deportivas.”

El coordinador del PT abunda: “¿Esto a qué te lleva? Al aceleramiento del deterioro social. La perversión del priismo de seguir privatizando áreas en función de las ganancias, porque el argumento que esgrimen es que no tienen la capacidad humana, ni técnica ni financiera. Entonces se convierte en una maternidad irresponsable: ¿Cómo tienes hijos que no vas a poder mantener? Pues no los tienes.

“El problema es que, antes, la corrupción estaba en la obra pública. Era una obra pública de calidad, pero con sobreprecios, y la corrupción siguió después a otro tipo de concesiones. Ahora está en áreas que no habían sido exploradas, como la actividad deportiva”, explica el legislador.

Al revés

El diputado Óscar González considera que el Estado de México está yendo en sentido contrario a lo recomendable. “Si se analizan las pirámides de edades, es el momento de realizar una gran inversión en el área deportiva. Incluso propongo que la situación sea a la inversa: además de utilizar la infraestructura pública, que el gobierno rente las instalaciones deportivas privadas”.

Revela que su partido, el PT, propuso al gobernador un plan emergente para incorporar a la educación a 250 mil jóvenes, y sostiene que este mismo proyecto puede aplicarse en materia de activación física. “Es el momento de sacar a los chicos de las calles y meterlos a un aula o una cancha. De lo contrario, luego tienes que gastar dinero para meterlos a la cárcel. El dato que tenemos es que un delincuente le cuesta al país 380 pesos diarios en un penal normal. En un penal federal sale en 2 mil 800 diarios”.

En cambio, explica, si el Estado emite un plan emergente de educación y deporte, dentro de cinco años tendrá las cárceles subutilizadas y ya no necesitará invertir tanto dinero en los reclusorios. “Pero en el Estado de México primero está el negocio, después el desarrollo humano y más lejos la competencia deportiva”.

–¿Se corre el riesgo de que la práctica de entregar a particulares instalaciones deportivas se extienda por todo el país? –se le pregunta.

–Te me adelantaste, porque coincido contigo. El Estado de México siempre ha sido vanguardia en muchas cosas, pero ahora estamos siendo vanguardia de una nueva forma de corrupción que trastoca un área en la que todo el mundo deberíamos sentirnos lesionados: el deporte tiene que ser sagrado. Equivale a ser un corrupto para que la medicina no llegue a un hospital y muera la gente.

–Aquí nadie parece hacer nada para impedirlo. La posición de su partido fue un intento aislado…

–Nosotros podemos levantar la voz porque no tenemos cola que nos pisen; los demás sí, y por eso son muy cautelosos. Creo que mis compañeros de otras oposiciones, PRD y PAN, tienen algún problema y les cuesta trabajo levantar la voz.

En consonancia con su coordinador de partido, el diputado Norberto Morales sostiene: “(La entrega de gimnasios) se nos hace una aberración. Es el colmo que construyan instalaciones deportivas con dinero público para hacer un negocio privado. Es lo que está sucediendo en Metepec y, en general, en el Estado de México. Ya de por sí estás preocupado por la delincuencia, por el incremento de las adicciones, y para males mayores te cierran los pocos espacios públicos deportivos. Entonces, ¿para qué quieres un instituto del deporte municipal si eres incapaz de administrar una unidad deportiva? Si no tienes la capacidad para administrar un centro deportivo, ¿para qué lo compras? Es decir, ¿para qué adquieres un Ferrari si no lo sabes manejar?

“Hoy estamos ante una de las formas más simples y menos costosas para la iniciativa privada de seguir haciendo negocio a costa del pueblo. Ahora ya ni siquiera tiene que invertir”, resume Morales.

Apuntala otro argumento contra el decreto: “Es una total contradicción en la política del gobierno, porque hablamos de que tenemos que fomentar al deporte, que el cáncer de la delincuencia puede ser combatido a través del deporte, la educación y la recreación, de tal manera que se formen generaciones más sanas, pero las privatizaciones de las instalaciones deportivas nos dejan bien claro que no es de ningún interés del gobierno atender realmente las necesidades de la ciudadanía”.

El petista acepta que hoy la sociedad mexiquense está en medio de una gran problemática: “Esto ya fue aprobado por la Cámara de Diputados del Edomex y ya fue publicado en la Gaceta Oficial. Ya no tenemos ninguna situación para revertirlo, salvo la inconformidad de la ciudadanía”.

A paso acelerado, el ayuntamiento de Metepec inició la venta de las bases e inscripción de la licitación pública entre los días 11 y 15 de septiembre. De acuerdo con el programa, el 26 de septiembre se realizará el acto de presentación, apertura y evaluación de propuestas. Al día siguiente se conocerá el fallo y, para el 30 del mes en curso, tendrá lugar la expedición y aceptación del título de concesión.