Migración en México, “la más letal” en el mundo: OIM

Un migrante en la frontera de Tijuana con San Diego.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (apro).- Las medidas represivas en los países de destino de migrantes indocumentados generan en el mundo una “catástrofe abierta”, alertó hoy la Organización Internacional de la Migración (OIM).

En su informe Viaje fatal: Investigar las vidas perdidas durante la migración, asegura que, desde el año 2000, más de 40 mil personas fallecieron al tratar de cruzar fronteras selladas. Peor aún: En lo que va de este año han muerto más de 4 mil 77, cifra superior en 70% a la de todo 2013.

La OIM registró que cruzar las fronteras de Europa y, de manera específica, el Mar Mediterráneo, representa un inmenso peligro para los migrantes, ya que más de 22 mil de ellos murieron en su intento.

Sin embargo, la travesía de México se convierte en la más letal de todas: En los últimos seis años, la OIM estima que entre 40 mil y 70 mil migrantes, tanto centroamericanos como mexicanos, fallecieron en el país.

La institución lamenta que “no existe una definición internacional estándar de lo que constituye una muerte relacionada con la frontera”. Por lo tanto, el método de cálculo de la OIM, que toma en cuenta el fallecimiento en el momento de cruzar la “frontera física”, no incluye el viaje a través de México.

Catástrofe abierta

Más de 75% de los migrantes reportados como muertos al momento de cruzar una frontera se ahogaron en el Mar Mediterráneo. La tendencia creció de manera vertiginosa a raíz de las repetidas guerras civiles en Medio Oriente y en África, precisa el reporte “Viaje fatal: Investigar las vidas perdidas durante la migración”.

En el documento, la OIM asevera de antemano que, debido a la falta grave de documentación respecto a las muertes de migrantes, el verdadero número de ellas es mucho mayor.

El informe culpa los programas llevados a cabo en los países de destino para impedir el ingreso de migrantes indocumentados a su territorio. Explica que las leyes y los despliegues de agentes fronterizos los obligan a convertirse en mercancía del tráfico de personas y de tomar caminos cada vez más peligrosos.

Por lo anterior, según la institución, la mayoría de los migrantes fallecen en lugares poco transitados como en desiertos o mares y sus cuerpos desaparecen para siempre.

“La muerte de migrantes en diferentes contextos en el mundo se caracteriza por lo que llaman los expertos una ‘catástrofe abierta’”, define el informe. Precisa que “es un evento catastrófico del que resulta la muerte de un número desconocido de personas de los cuales no existen registros ni datos descriptivos”.

6 mil muertos en frontera de EU

Según las cifras oficiales de las Patrullas Fronterizas estadunidenses, más de 6 mil migrantes fallecieron en el cruce de la frontera entre México y Estados Unidos desde el año 2000, muchos de ellos debido a las temperaturas extremas, a la travesía de los ríos o los accidentes viales.

Del total, 81.5% de los indocumentados muertos registrados en Estados Unidos eran mexicanos, precisa el documento. La cifra de fallecimientos se disparó a raíz del cierre de la frontera sur de Estados Unidos decidida bajo la administración de Clinton, revela el estudio.

Y plantea: “La teoría que generó la estrategia se fundamentaba en que, al aumentar los costos, los riesgos físicos y la probabilidad de terminar detenido desincentivaría al migrante”.

Además de Europa y América del Norte, las rutas migratorias más peligrosas, según el OIM, tienen por destino Yemen y Australia, ya que implican el tránsito por desiertos y mares.