La Hydra, fotografía contemporánea en México

La Hydra, un proyecto de Gabriela González Reyes, Ana Casas Broda y Gerardo Montiel Klint.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Conocedoras de las fortalezas y debilidades del escenario de la fotografía mexicana contemporánea, la promotora Gabriela González Reyes y los creadores Ana Casas Broda y Gerardo Montiel Klint, diseñaron un eficiente proyecto que tiene como objetivo producir y facilitar actividades vinculadas con la creación, la reflexión y la gestión tanto cultural como comercial de las prácticas fotográficas de nuestro país.

Sustentado en ideas que definen al arte como una pulsión vital, que sustituyen el término de prácticas por el de hábitos, y que conciben las obras como imágenes mutantes en constante movimiento, el proyecto denominado Hydra consiste en una plataforma que vincula necesidades con posibilidades. Denominada como el monstruo mítico por la colaboración de múltiples cabezas, la empresa destaca por dos características esenciales: su misión de establecer redes entre la comunidad, y su interés por impulsar un comercio justo que beneficie tanto a los productores como a los compradores.

Ubicada en la dirección www.lahydra.com, la plataforma promueve actividades que inciden en la enseñanza, gestión curatorial, producciones editoriales, difusión de fotógrafos –principalmente emergentes–, y promoción de un intercambio comercial llamado “micro coleccionismo” que se basa en precios bajos –desde 800 pesos– y trato directo con los productores.

Fundada en 2013, Hydra dio a conocer su micro coleccionismo durante uno de los Corredores Roma–Condesa celebrados en la Ciudad de México durante 2014. Con una selección que conjuntó firmas emergentes con trayectorias medias, la exposición realizada en la Universidad de la Comunicación sobresalió por la solidez del concepto y discurso visual de los participantes. Provenientes de diferentes regiones de la República, los jóvenes fotógrafos sorprendieron con propuestas competitivas en cualquier ámbito nacional o internacional. Activa también con una exhibición en Instagram que se incrementa cada mes, Hydra adquirió relevancia durante la pasada edición de la feria Zona Maco al participar, en el stand de la Fundación Televisa, con un proyecto que cada día cambiaba de autores.

Utilizado como plataforma de exhibición, el portal presenta una selección de los artistas seleccionados y, en varios casos, acompañados en la producción de sus obras por los fundadores.

Interesados en diversos géneros entre los que sobresalen el paisaje, el retrato y la interpretación del cuerpo, en la sección de Instagram destacan los cielos de Octavio López, la poética casi monocromática de Dolores Medel y, muy especialmente, los excelentes Apuntes sobre la sal de Karina Juárez.

Trabajadas bajo un concepto que fusiona fragmentación corporal, textura cromática, ambientación lumínica e interpretaciones culturales de la sal que incluyen supersticiones, la serie comprueba que, en el entorno del arte contemporáneo mexicano, la fotografía tiene un lugar dominante.