Otro absurdo de la Conade: Atletas deberán someterse al programa Ponte al 100

Atletas participan en el programa Ponte al 100.
Foto: Conade

MÉXICO, D.F. (apro).- Por imposición de la Conade, los niños y jóvenes deportistas que participarán en la Olimpiada Nacional 2015 deberán someterse a las evaluaciones del programa Ponte al 100 como requisito indispensable para poder competir.

“Ponte el 100” es el programa del sexenio de Enrique Peña Nieto mediante el cual el gobierno federal pretende erradicar los altos índices de sobrepeso y obesidad en la población mexicana, por lo que resulta absurdo aplicarlo en personas que no acusan estos problemas y que, por el contrario, realizan actividades físicas de forma continua y tienen control de su alimentación.

En la convocatoria publicada en la página oficial de la dependencia nacional del deporte puede leerse que los niños y jóvenes atletas que participarán en 42 disciplinas deportivas deben cubrir el requisito de “presentar evaluaciones del Programa Ponte al 100, de cada uno de los de los deportistas participantes en la etapa, realizada durante el año 2015”.

De acuerdo con el propio programa, los atletas mexicanos no son la población objetivo para el cual fue creado, sino a aquellas personas sedentarias que necesitan activarse físicamente y cambiar sus hábitos alimenticios para bajar de peso.

En la cuenta de la red social Twitter @Ponteal100CND –que sólo tiene dos seguidores- se publicó el siguiente mensaje el 16 de marzo:

De igual forma, el Instituto Veracruzano del Deporte publicó en su cuenta de esta red social (@ivdtweets) lo siguiente:

Es la primera vez que en la Olimpiada Nacional, la máxima competencia deportiva que se realiza en el país y que sirve principalmente para la detección de talentos, se obliga a los participantes a someterse a estas evaluaciones, amén de que el director de la Conade, Jesús Mena, ni siquiera ha anunciado el inicio oficial de este programa cuya fase piloto fue dada a conocer en septiembre de 2013.

En ese entonces, Mena se comprometió a medir a 3 millones de mexicanos –entre octubre y diciembre de 2013- en dos ocasiones cada uno para conocer su capacidad funcional, someterlos a una rutina de ejercicios y ofrecerles recomendaciones nutricionales para ayudarlos a perder peso y controlar la obesidad.

El plan piloto no sólo no se realizó en esas fechas. Se llevó a cabo durante 2014 de forma intermitente y ni siquiera un millón de personas fueron medidas.

El Programa Ponte al 100 es operado por la Conade junto con la Fundación Movimiento es Salud que preside Juan José Palacios, un profesor de Educación Física que es amigo personal de Jesús Mena y quien en 2013 recibió 70 millones de pesos para operar el programa -Consejo Nacional para el Desarrollo de la Educación Física y el Deporte en la Educación Básica (Condeba), mismos que aún no han sido comprobados.

Por esta razón, la Conade está impedida a canalizar más recursos federales para echarlo a andar.

De acuerdo con la convocatoria, los institutos del deporte de cada estado, responsables de preparar e inscribir a sus atletas en la Olimpiada Nacional, deberán también encargarse de aplicar las mediciones.

En la Olimpiada Nacional participan alrededor de 28 mil competidores.

Cada evaluación toma alrededor de 40 minutos y debe ser realizada por un médico o un profesor de educación física que haya sido capacitado para tal fin.

De acuerdo con la forma en que opera el programa, tres meses después de haber realizado la primera evaluación se tiene que realizar la segunda para dar seguimiento, esto implica que los 28 mil deportistas deberán ser medidos por primera vez antes de que inicie abril -mes en el que arranca la Olimpiada Nacional- y por segunda ocasión en junio, es decir, cuando termina la competencia.

Este año, la Olimpiada Nacional se realizará en los estados de Nuevo León, Jalisco y Guerrero.