Adelanta Mansur que Diablos Rojos jugará sólo con peloteros mexicanos

El presidente ejecutivo de los Diablos Rojos del México, Roberto Mansur.
Foto: Octavio Gómez

MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente ejecutivo de los Diablos Rojos del México, Roberto Mansur, anunció que a más tardar en dos o tres años el equipo jugará únicamente con peloteros mexicanos para demostrarle a la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) que no es necesario aumentar el número de jugadores extranjeros.

En una asamblea de la LMB realizada en diciembre pasado, donde participaron los 16 presidentes de los clubes, se acordó incrementar de cinco a seis el número de peloteros extranjeros que se pueden contratar por equipo.

Este martes, en la presentación de los Diablos Rojos para la temporada 2015, Mansur, el directivo más influyente en el béisbol mexicano, cuestionó esta decisión frente a Plinio Escalante, presidente de la LMB.

“Le vamos a demostrar a la Liga se puede jugar sin extranjeros. Han invertido en muchas ideas en la Liga Mexicana, lo único que no hacen es desarrollar peloteros”, soltó Mansur.

“El equipo ofensivo y defensivo está mexicanizado, pero no tenemos los pitchers, sobre todo de relevo, para mexicanizar (esta temporada) al equipo. Nosotros queremos hacer un Diablos Rojos de puros mexicanos hechos por Diablos Rojos. Va a llevar tiempo. Tenemos muchos mexicanos jugando en Estados Unidos, no sé si inauguremos el nuevo estadio (en 2017) y juguemos con puros mexicanos, no lo puedo asegurar. Cuando podamos pelear por un campeonato solo con mexicanos lo vamos a hacer”, agregó.

El directivo insistió en que no desea que el béisbol mexicano se llene de extranjeros como está ocurriendo en el futbol, donde entre naturalizados y extranjeros están cerrando los espacios para los jugadores mexicanos.

De acuerdo con Mansur, el proyecto contempla que Diablos Rojos juegue de forma permanente sólo con mexicanos y para ellos, en este momento, cuentan con un nutrido grupo de jugadores que están desarrollando en la Academia de Oaxaca, así como otros en equipos de Ligas Menores, en Estados Unidos, como los Mets de Nueva York, Dodgers de Los Ángeles y Padres de San Diego.

“El México le invierte en el desarrollo de jugadores. ¿Para qué traer muchos extranjeros? ¿Para sentirnos que somos muy poderosos? O para pagar un tope salarial de 10 mil dólares que luego se convierten en 15 mil dólares y (que los presidentes de los equipos) pidan permiso para pagarles 20 mil o 30 mil a peloteros ya acabados”, cuestionó.

El único jugador extranjero de posición que tendrán los Diablos en 2015 es el outfielder panameño Rubén Rivera, de 41 años de edad, primo del lanzador en retiro, Mariano Rivera.

Sobre el tema de que en la LMB los peloteros mexicanos no nacidos en territorio nacional siguen ocupando plazas de extranjero, aclaró que la Liga es respetuosa de las leyes mexicanas que claramente señalan que es mexicano por nacimiento quien sea hijo de padre o madre mexicano, aunque haya nacido fuera del país.

No obstante, aclaró que no comparte la idea de muchos otros clubes de contratar peloteros “México-americanos” porque pretenden cobrar en dólares, además de que ni siquiera tienen calidad suficiente.

“Se habla mucho de los peloteros nacidos fuera de México. Los Diablos tenemos derecho a un pelotero y no lo he traído porque no he conseguido a alguien (que valga la pena). Todos los días veo las listas y hablo con equipos como Arizona y San Diego y no hay. No estoy de acuerdo en traer un jugador que quiera cobrar en dólares porque nació allá y que además le va quitar un puesto a uno desarrollado en México. Si tiene calidad no hay ningún problema, pero hay quien ya los está trayendo y vamos a ver con el tiempo qué va a pasar”, alegó.

Proceso publicó en febrero pasado que aunque la LMB derogó un artículo de su reglamento en el que sólo consideraba como mexicanos a los jugadores que sí nacieron en territorio nacional, no le permitió al club Rojos del Águila de Veracruz contratar como mexicanos a tres peloteros nacidos en Estados Unidos, aunque son hijos de padres mexicanos.

La prohibición ocasionó que los jugadores iniciaran procedimientos judiciales y finalmente la LMB aceptó que cada equipo podría contratar como mexicano sólo un jugador no nacido en México.      El resto de los “México-americanos” tendrán que ocupar plazas de extranjeros en 2015.

“La Constitución dice que el nacido en el extranjero de padre o madre mexicanos es mexicano, bueno entonces que eso peloteros cobren en pesos, igual que los otros mexicanos”, remató Mansur.