Denuncian cholultecas daño a vestigios por construcción de parque

SAN ANDRÉS CHOLULA, Pue. (apro).- Con tepalcates recolectados a ras del suelo en la zona donde el gobierno de Puebla ha introducido maquinaria, integrantes de la organización Cholula Viva y Digna evidenciaron la destrucción de vestigios arqueológicos por la construcción de un parque en las inmediaciones de la Gran Pirámide de Cholula.

En rueda de prensa realizada a las afueras del Templo de Los Remedios, habitantes de San Andrés y San Pedro Cholula insistieron en la cancelación definitiva del proyecto que realiza el Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (CAPCEE), con un supuesto avance de 30%.

Xóchil Formaccio, integrante de Cholula Viva y Digna, dijo que localizaron restos de vasijas y soportes de inciensarios en la superficie de la zona donde el gobierno de Rafael Moreno Valle realiza las obras.

“No fue necesario ni siquiera escarbar, esto nos demuestra que es mentira que no se está haciendo un daño a la zona arqueológica”, reclamó.

La académica Elvia de la Barquera aseguró que las piezas forman parte de vasijas grandes correspondientes al período postclásico.

“Tenemos piezas grandes, de buen tamaño, lo que nos indica que el contexto pudo haber sido relevante. Lo que están haciendo de sacar toda la tierra con las máquinas es descontextualizar nuestro pasado y perder información irrecuperable”, precisó la doctora en Arte y Espacio Público.

Josué Xicale, hijo del abogado Adan Xicale –preso por participar en el movimiento en defensa del patrimonio cholulteca–, acusó que la construcción de este parque sobre terrenos protegidos por el decreto de 1993, viola los derechos humanos de los pobladores de acceso a la cultura, de consulta y de libre tránsito.

Denunció que, de acuerdo con el proyecto difundido en la página del CAPCEE, el gobierno de Puebla insiste en colocar una reja perimetral alrededor de la pirámide y que sólo se permitirá el acceso por una entrada con policía y mediante paga.

Xicale agregó que esto afectará de manera “irreversible” las 46 “bajadas” o procesiones anuales de la Virgen de los Remedios que son patrimonio cultural intangible mantenida por los pobladores como tradición durante cientos de años.

La arqueóloga Anamaría Ashwell, integrante del Consejo Académico por la Integridad de Cholula, consideró que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) debería detener las obras porque violan el decreto de 1993 que restringe el uso de suelo en 63 hectáreas y, en cambio, determinar el rescate de la zona para investigación arqueológica.

Especialista en la cultura cholulteca, reveló que las obras hechas hasta ahora ya ocasionaron daños “graves e irreparables”.

Detalló que para introducir cableado de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) abrieron las instalaciones existentes y volvieron a destruir adobes del gran edificio de la pirámide que, por cierto, ya se sabe que está cuarteado y afectado por la humedad.

Incluso, señaló que la construcción de una calle en las faldas de la pirámide para la circulación de vehículos generará acumulaciones de agua e incapacidad del subsuelo para absorber pluviales. De hecho, recordó que para abrir esta vía se hicieron obras con maquinaria que dañó la riqueza arqueológica del subsuelo.

“Hemos tenido destrucción arqueológica grave en esta zona”, advirtió. “Aquí hubo despalmes sobre una plataforma del clásico cholulteca (que data) de entre 600 y 900 años después de Cristo. Al despalmar el terreno borraron dos niveles de adobes prehispánicos”, explicó.

Anamaría Ashwell aseguró que la nueva calle, justo en las faldas de la pirámide, formaría parte de un “anillo periférico” que pretende rodear la zona arqueológica e incluir dos puentes sobre las vías del tren y el cerrito de Guadalupe.

“Esto está planteado desde que Rafael Moreno Valle era secretario de Finanzas en el sexenio de Melquiades Morales y se le conoce como Proyecto Esquerra”, afirmó la especialista.

Alcalde vive sobre zona protegida

Los integrantes de la organización Cholula Viva y Digna también denunciaron que en años recientes el alcalde de San Andrés Cholula, Leoncio Paisano, construyó su casa sobre terrenos de la zona catalogada como Prioritaria de Protección dentro del decreto de 1993.

De hecho, durante la rueda de prensa, se observaron albañiles que construyen una barda de piedra en el terreno propiedad del alcalde, pese a que según el decreto, eso estaría prohibido.

Con mapas satelitales, los activistas evidenciaron que un predio vecino a la casa de los padres del alcalde estaba baldío. Sin embargo, para 2014, ya con Paisano como alcalde, se acabó de construir una amplia residencia.

En cuanto a las 10 personas que tienen orden de aprehensión por participar en protestas contra la construcción del parque, la agrupación informó que cuatro obtuvieron amparos de la justicia federal.

Así, quedaron absueltos de cargos Karina Pérez Popoca, Roberto Fomarccio Ramírez, Braulio Coyopotl teutle y Arturo Huelitl Tlapaltotoli.