Funcionarios reciclados y hasta un exfiscal llegan a la Conade de Castillo

Alfredo Castillo, excomisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral en el Estado de Michoacán.
Foto: Benjamin Flores

MÉXICO, D.F. (apro).- Con la llegada de Alfredo Castillo Cervantes a la dirección de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deportes (Conade) comenzó el movimiento de personal en la dependencia.

El exsubdirector general de la dependencia, Carlos Acra Alva, dejó su puesto a Pedro Luis Benítez Vélez, quien se desempeñó como delegado de la Sagarpa en Michoacán, cuando Castillo Cervantes fue comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de dicha entidad.

Asimismo, Benítez Vélez fungió durante un mes como encargado de despacho de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), luego de que Alfredo Castillo Cervantes dejó ese encargo.

Según su ficha profesional, Benítez Vélez cursó la carrera de Derecho en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos y fue fiscal especial contra la trata de personas en la Procuraduría General de Justicia del Estado de México.

Cuando Enrique Peña Nieto asumió la Presidencia, lo nombró delegado de la Procuraduría General de la República (PGR) en el Distrito Federal y fue responsable de investigar las explosiones en la Torre de Pemex en enero de 2013.

De 2009 a 2012 fue procurador general de Justicia del estado de Morelos.

En tanto, el próximo jueves el hasta hoy subdirector de calidad para el deporte, Othón Díaz Valenzuela, también dejará su cargo. Lo pondrá en manos del cubano Valentín Yáñez quien en el sexenio de Nelson Vargas fungió como director de Alto Rendimiento.

Después de que fue cesado como director del deporte del Code Jalisco –tras el escándalo de un grupo de ciclistas que abusaron sexualmente de uno de sus compañeros en la instalación deportiva donde estaban concentrados–, Díaz Valenzuela lo sumó al grupo de metodólogos de la Conade.

La dirección del área de Alto Rendimiento que hoy día tiene a su cargo Coriolian Lalu, llegará Samuel Pérez quien hasta ahora funge como responsable del deporte adaptado.

Alfredo Castillo Cervantes también nombrará a Manuel Portilla en el área de Cultura Física, un militante del PVEM sin preparación académica ni conocimientos para administrar el deporte, pero su mérito es que es amigo íntimo de Bernardo de la Garza, otro exdirector de la Conade.

Alfredo Castillo aseguró que no existe una persona que “conozca de todos los deportes”, pero adelantó que se rodeará “de la gente que tenga el conocimiento”.

El semanario Proceso publicó en marzo de 2010 que luego de quedar desempleado al término de la LX Legislatura, en la que fue diputado federal – cargo que obtuvo de “rebote” porque una “Juanita” del Verde Ecologista le heredó la curul-,De la Garza se lo llevó a la Conade.

El currículum de Portilla fue puesto a consideración de la Junta Directiva de la Conade, máximo órgano de gobierno de ese organismo integrada por representantes de las secretarías de Educación Pública, de Hacienda, de la Función Pública y de la Procuraduría General de la República, entre otras dependencias.

En el apartado de experiencia laboral el documento consigna que de 2003 a la fecha Portilla Diéguez, tuvo tres empleos: secretario particular del diputado federal Bernardo de la Garza en la LVIII Legislatura; diputado local en el Estado de México en la LV Legislatura –donde fue presidente de la Comisión de Derechos Humanos–, y diputado federal de representación proporcional en la LX Legislatura, en la que fungió como secretario de la Comisión de Gobierno y de la Mesa Directiva.

Por lo que toca a su preparación académica, el currículum indica que cursó hasta el tercer semestre de la carrera de administración, pero no especifica en qué universidad. La secundaria y preparatoria las hizo en el Instituto Cumbres. También se refiere que realizó cuatro diplomados: en ecología básica; en biocombustibles; para empresarios relacionados con el medio ambiente, y uno más llamado Por un país limpio.

“Ante la evidencia, los integrantes de la Junta Directiva comentaron que el nombramiento no estaba justificado. De la Garza entró al quite y argumentó que Portilla tiene conocimiento del medio deportivo, pues en sus años mozos fue “jugador de futbol”. Viéndose unos a otros, los funcionarios sugirieron que al menos completara el currículum con algo de deporte” (Proceso 1739).

Manuel Portilla tendrá a su cargo la implementación del programa más importante del sexenio de Peña Nieto, es decir, echar a andar el Ponte al 100 cuya fase piloto ni siquiera fue concluida.