Pese a su negro historial, alaba Castillo a responsable de taekwondo

Castillo abandera a la taekwondoín Maria del Rosario Espinoza.
Foto: Conade

MÉXICO, D.F. (apro).- El nuevo director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Alfredo Castillo Cervantes –quien al llegar a la dependencia dijo a colaboradores y atletas que va a “meter a la cárcel” a un presidente de alguna federación deportiva como escarmiento para llamarlos a todos al orden–, alabó hoy públicamente al responsable del taekwondo en el país, Juan Manuel López Delgado.

Este martes, después de haber abanderado en privado –algo que nunca había ocurrido– a la selección nacional que competirá en el Mundial que se realizará en Chelyabinsk, Rusia, Castillo Cervantes dijo que prefería no hablar de las auditorías que ya ordenó al Órgano Interno de Control (OIC) que ejecute en las federaciones de remo y tiro con arco que encabezan Pedro Cuervo Aja y Effy Sánchez, respectivamente.

“No quiero adelantarme porque podrían decir que estamos utilizando una medida de coacción. Vamos a ver cuál es el resultado en este caso de las auditorías que se lleven a cabo y dependiendo de los resultados de las mismas veremos qué medidas se tienen que tomar”, declaró el funcionario en improvisada entrevista con la prensa deportiva.

Cuando se le preguntó cuál fue el criterio para auditar primero estas federaciones y no otras, añadió: “porque tenemos algunos elementos y esto no significa que sean las únicas”. Hasta ahí.

El resto de la respuesta fue para halagar el desempeño del presidente de la Federación Mexicana de Taekwondo, Juan Manuel López Delgado.

“Así como tenemos la Federación de Taekwondo que ha trabajado muy bien, que tiene en regla todos sus documentos, que está muy al pendiente de sus deportistas, de sus atletas, que está al pendiente de sus visas, al pendiente de las giras, que tiene los campamentos perfectamente definidos.

“También hemos encontrado (en otras federaciones) que hay viajes que no tienen una lógica, por decirlo así, para poder realizarlos y que esto también puede ser, sino un mal uso de los recursos públicos, no encuentro una justificación el hecho de que se hagan campamentos en lugares donde las condiciones climáticas (sic) no lo justificaban. Son situaciones que se tienen que analizar y responder a una investigación, y ya cuando la investigación esté totalmente concluida, nosotros ya podemos dar información al respecto”, dijo.

Castillo se equivoca

Sin embargo, el semanario Proceso ha registrado ejemplos de que el nuevo dirigente de la Conade, Alfredo Castillo, se equivoca.

En su edición de mayo del año pasado (número 1957) informó que Juan Manuel López Delgado creó y gestiona a discreción el Colegio Nacional de Entrenadores (Conae), empresa privada que coacciona a los profesores de esta disciplina para cursar un diplomado no avalado por la UNAM, como asegura el federativo, y por lo tanto sin validez oficial.

Desde mediados de 2011, la Federación estableció como “requisito indispensable” que los entrenadores cursen el “Diplomado de formación en docencia deportiva” si quieren estar coucheando a sus atletas en las competencias avaladas por la FMTKD, como la Olimpiada Nacional o los selectivos.

Cada nivel del diplomado vale entre 2 mil y 4 mil 500 pesos. Cursar los nueve niveles más uno de “tesina”, cuesta a los instructores por lo menos 18 mil pesos, sin contar los gastos de traslado, hospedaje y viáticos a la ciudad donde se impartan las clases.

Ninguno de los entrenadores recibió algún documento de la UNAM que respalde los conocimientos adquiridos porque la universidad no avala ese curso ni a los profesores que lo imparten.

Lillian Estrada Bautista, coordinadora del Centro de Educación Continua de Estudios Superiores del Deporte (CECESD), dependiente de la Dirección General de Actividades Deportivas y Recreativas (DGADyR) de la UNAM, informó a esta reportera que no entregarán ningún certificado o documento e invitó a los profesores a denunciar este abuso para que la institución pueda iniciar acciones legales.

Por si fuera poco, López Delgado jamás ha entregado cuentas a sus afiliados del destino de los millones de pesos que por este concepto ha recaudado y por los cuales a ningún profesor le expidió un recibo fiscal.

Esos recursos fueron depositados en la cuenta de Banorte número 0854204555, a nombre de Desarrollo Empresarial Deportivo.

No sólo eso, en otras ocasiones López Delgado ha recaudado dinero empleando a un tercero. Para los distintos torneos y selectivos a los que convoca, solicita que los pagos de las inscripciones se hagan en la cuenta personal de su esposa, Martha Villalpando González.

Incluso, en su propia página de Internet y en Facebook, la FMTKD ha informado a los afiliados que deben depositar en la cuenta 5204164450914194 de Banamex, cuya titular es Villalpando González.

Otro ejemplo: en una convocatoria para el campeonato preselectivo nacional de adultos 2013, con miras al Campeonato Mundial de Taekwondo en Puebla, López Delgado exigió 600 pesos a cada competidor y 300 pesos a cada entrenador. Pidió que ese dinero fuera depositado en la cuenta de su esposa.

El 9 de abril de 2014, la reportera Verónica Sosa, de TDN, cuestionó al federativo sobre este punto, denunciado varias veces por un grupo de profesores de taekwondo. El dirigente deportivo admitió que sí ha pedido depósitos a la cuenta de su esposa, pero sólo para los certámenes “privados” que él organiza:

“Sí, eh… estaba, fue un evento que es mío, por eso entró ahí. No es un evento de la Federación, es el Festival Internacional de Cintas Negras. Es un encuentro particular, no es un selectivo nacional”, dijo.

Los documentos indican lo contrario. Aunque en la convocatoria del selectivo nacional apareció el nombre de María del Carmen González como la titular de la cuenta en Banamex, la realidad es que pertenece a Martha Villalpando. La reportera realizó un depósito a la mencionada cuenta de Banamex que confirmó lo anterior.

Peor aún, Juan Manuel López Delgado nunca ha enseñado a sus afiliados los estados financieros de la organización ni ha exhibido las declaraciones de impuestos. Ni siquiera los relacionados con los depósitos hechos por la Conade, a pesar de que este dinero es público y se otorga para que la FMTKD organice torneos a los cuales cualquier taekwondista podría inscribirse sin costo. Sin embargo, López Delgado sí cobra.

Según lo publicado en la mencionada investigación de Proceso, “en Aguascalientes, Martha Villalpando adquirió en abril de 2011 una casa en el fraccionamiento Las Misiones, una zona residencial. La señora, que según se lee en la escritura es ama de casa, pagó tres millones 87 mil 500 pesos por esa propiedad en dos exhibiciones, una por dos millones 87 mil 500 pesos y otra por un millón de pesos, que saldó en diciembre de 2012.

“López Delgado, por su parte, es dueño de otra casa en el fraccionamiento Versalles, que adquirió en 1995. Esa propiedad la usa como bodega para guardar vallas metálicas, mesas, equipo de sonido y todo lo necesario para los encuentros privados que organiza como dueño de la escuela de taekwondo Koguryo –con siete planteles en Aguascalientes y uno en Lagos de Moreno–. También la ha usado para acoger torneos de la FMTKD, como el preselectivo de cadetes y de la disciplina de poomsae del 29 y 30 de marzo pasado. Se inscribieron 700 deportistas, cada uno pagó 600 pesos y cada entrenador, 300”.

Dirigente bebedor

Además del manejo turbio del dinero, al presidente de la Federación de Taekwondo le gusta abusar del consumo de bebidas alcohólicas, sobre todo en las concentraciones y competencias internacionales donde incluso ha ingerido ese tipo de bebidas en compañía de algunos atletas.

Un grupo de entrenadores encabezados por Reinaldo Salazar, padre de los medallistas olímpicos Óscar e Iridia, denunciaron lo anterior en enero del año pasado.

“Yo lo he visto y he olido el tufo etílico que se percibe a distancia. Apenas en el US Open de Las Vegas llegó crudo a las competencias. Los propios atletas nos han manifestado a varios que estando en otros países tienen que aguantar sobremesas de varias horas porque ahí los tiene viendo cómo se emborracha”, contó a Proceso Roberto Padilla.

Reinaldo Salazar abundó: “Cuando va a Corea (a la Federación Mundial de Taekwondo) siempre bebe y lo tienen que ayudar a subir al cuarto de hotel. Se lo han llevado hasta en silla de ruedas porque no lo pueden cargar”.

El árbitro Juan Carlos Estrada explicó que desde antes de que se convirtiera en presidente de la FMTKD, Juan Manuel López Delgado (dueño de la institución Koguryo Calmecac Taekwondo A.C., con sede en Aguascalientes), ya acusaba problemas con su manera de beber, al grado que no podía acudir a las competencias y se quedaba en su habitación del hotel.

“A veces no se presentaba a los selectivos porque estaba hasta el tope de borracho. Otra persona se tenía que encargar de su trabajo. Su prioridad siempre ha sido el alcohol. Él es el peor ejemplo en la Federación, se emborracha delante de los atletas. Si ellos lo ven así, ¿con qué autoridad moral los puede llamar al orden si él se embriaga siempre?”, fustigó.

En 2014, la Conade autorizó a López Delgado la entrega de 30 millones de pesos sólo para viajes a concentraciones y competencias de las selecciones nacionales.

En 2013, recibió 21 millones de pesos por tratarse de uno de los tres deportes que Jesús Mena, entonces dirigente de la Comisión, catalogó como prioritarios. Sólo para realizar eventos nacionales, la  Conade le entregó casi 14 millones de pesos más. Es decir, el gobierno federal financió esos torneos en los que se cobró a atletas y entrenadores por participar.