“El Oro de los Tigres”, tributo al Reyes traductor

La singularísima colección de la Universidad Autónoma de Nuevo León El Oro de los Tigres, cuya última entrega fue presentada el Día Internacional del Libro por el poeta Marco Antonio Campos, contiene traducciones de obras emblemáticas de autores de renombre mundial en homenaje a Alfonso Reyes, en ese ámbito que poco se le reconoce. Lo explica a detalle la directora de la Capilla Alfonsina regiomontana, Minerva Villarreal.

MONTERREY.- La colección literaria se llama El Oro de los Tigres.

Es un compendio de 26 tomos de poesía internacional editado por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), en el que se le rinde tributo a Alfonso Reyes en su faceta como traductor de textos al español.

El compendio está conformado por 27 obras de autores consagrados de países tan distantes como Brasil, Canadá, Estados Unidos, Japón, Polonia, Rumania y Rusia, que son traducidos de su idioma original al castellano.

Minerva Margarita Villarreal, directora de la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria, señala que el regiomontano de alcance universal es admirado como ensayista, pensador y diplomático, pero poco se destacada esa labor como intérprete de textos de otras lenguas.

“Era importante privilegiar la tarea de traductor de Reyes, porque no se había explorado en las instituciones que le rendimos homenaje permanente, como es la UANL, y otras en las que estuvo vinculado. Fue un excelente traductor”, menciona al referirse al más renombrado escritor mexicano de la primera mitad del siglo XX.

Recuerda que, en la vertiente filológica de la obra de Reyes, están los primeros cantos de La Ilíada, por él decodificados al español, que generan la ilusión de que es Homero mismo quien se expresa en nuestro idioma. Sobre este esfuerzo dijo alguna vez el escritor: “Aunque entiendo poco griego, un poco más entiendo a Grecia”.

Cuatro tomos de sus Obras completas los dedicó a los estudios helénicos.

Tradujo también, entre otros prosistas e historiadores, a Laurence Sterne, Gilbert K. Chesterton, Robert Louis Stevenson, Joules Romains, Stéphane Mallarmé y Antón Chejov. El ensayista y poeta mexicano Adolfo Castañón escribe que al final de Huellas, su primer libro de poemas, Reyes incluye traducciones de poesía medieval y lírica inglesa.

Dice con sobre la obra del regio:

“En el fondo del baúl alfonsino se guardaba el germen de la torre de Babel.”

Los casi 25 años de diplomático –orillado por el destierro voluntario tras el asesinato de su padre, el general Bernardo Reyes–, dieron al narrador, poeta y dramaturgo una visión global y una cualidad políglota notables.

Consagrados traducidos

El Oro de los Tigres se divide en cinco entregas. Cada una contiene varios tomos, que se enlistan a continuación (consignándose, entre paréntesis, los traductores).

La primera, impresa en 2009, contiene: Lepanto, del británico G. K. Chesterton (Luis Alberto de Cuenca, Julio Martínez Mesanza, Aurora Rice y Enrique García-Máiquez). La alcoba cerrada, de la canadiense Anne Hébert (Françoise Roy). Cantos de abajo, del suizo Philippe Jacottet (Juan Manuel Rodríguez Tobal).

También están en el primer volumen: Muere mi madre, del japonés Saito Mokichi (José Kozer). Rey de los vientos, del árabe Adonis (Jorge Esquinca). Cuatro poemas, del estadunidense Wallace Stevens (Tedi López Mills). Y Un libro de cosas luminosas, del polaco Czeslaw Milosz (José Javier Villarreal y Martha Fabela).

La segunda parte (2010), se integra con los siguientes tomos: Poemas a Lesbia, del romano Catulo (Aurora Luque. Morgue), y Otros poemas expresionistas, del alemán Gottfried Benn (Jesús Munárriz). Ella, del galo Eugène Guillevic (Francisco Segovia).

Además Orión, del rumano Geo Bogza (Omar Lara). Poema sucio, del brasileño Ferreira Gullar (Paula Abramo). El rumor del aire, del francés Bernard Noël (Sara Cohen). Y El misterio de la belleza, del luso Nuno Júdice (Blanca Luz Pulido).

En la tercera (2011) hay seis libros: Poesía erótica, del londinense John Donne (José Luis Rivas). Una noche, del griego Constantinos Cavafis (José Emilio Pacheco). Poemas sueltos, de la moscovita Marina Tsvietáieva (Selma Ancira y Francisco Segovia). Una antología de una antología personal, del brasileño Lédo Ivo (José Javier Villarreal). Tulipanes, de la estadunidense Silvia Plath (Paulina Vinderman). Y Aquí compartido, del francés Franc Ducros (Gabriel Magaña).

El Oro de los Tigres, en su cuarta entrega (2013) contiene un solo tomo: Dios, del francés Víctor Hugo (Tomás Segovia, con presentación de Minerva Margarita Villarreal y prólogo de Rafael Argullol).

De 2015, el quinto paquete contiene: La canción de amor de J. Alfred Prufrock, del estadunidense) T.S. Eliot (Hernán Bravo Varela). La invención de Orfeo, del brasileño Jorge de Lima (Antonio Cisneros). Plegaria, del siciliano Salvatore Quasimodo (Antonio Colinas). Contrafábulas y otros poemas, del húngaro György Somlyó (Francisco Segovia). Y El instante después, del italiano Massimo Gezzi (Juan Carlos Abril).

La directora de la Capilla Alfonsina precisa que la labor compilatoria y su presentación al público fue un trabajo fino y arduo, dedicado al arte de la traducción y, en particular, a esa faceta de Reyes, que merece ser más difundida.

Villarreal recuerda que en 2009 propuso al entonces rector José Antonio González Treviño crear este homenaje literario, por la oportunidad que ella tenía de conseguir que traductores convirtieran al español poemas de autores reconocidos, pero sin cobrar.

González respaldó la iniciativa, secundada por su sucesor en la rectoría, Jesús Ancer.

Minerva Margarita Villarreal personalmente convocó a sus amigos poetas con los que está unida a través de la amistad y el gusto por las letras. Ellos obsequiaron las traducciones de textos elegidos por ellos mismos, que la UANL luego publicó, de acuerdo con los propios recursos.

A los poetas vivos se les solicitó permiso para la traducción y todos los invitados accedieron, sin demandar remuneración.

En ese año, para conmemorar 120 años del nacimiento de Reyes y 50 de su deceso, la Universidad de Nuevo León publicó el primer compendio de los cinco de los que consta la colección.

Y desde entonces fluyeron los volúmenes, editados por la misma Minerva Margarita, junto con el departamento editorial de la Capilla Alfonsina, integrado por Carlos Lejain Gómez, Martha Ramos, Nancy Cárdenas, Diana Garza Islas y Rodrigo Alvarado.

Varios de estos trabajos ya habían sido trasladados al español, aunque en esta nueva edición se aportan voces nuevas.

“Algunos ya habían sido traducidos, porque son clásicos, como Silvia Plath, traducida por Silvina Ocampo, pero Vinderman, que es poeta argentina, por vez primera la traduce. El tiempo aporta cosas diferentes, hace que se nombren cosas de manera distinta.

“Pero otros, como Guillevic y Bogza, son por primera vez leídos en español. Ferreira Gullar tiene aquí su trabajo inicial en México. El Poema sucio es el gran poema social brasileño”, señala Villarreal Rodríguez.

El título de la colección es tomado de un poema del escritor argentino Jorge Luis Borges, con quien Alfonso Reyes Ochoa sostuvo una prolongada amistad intelectual y personal.

Además, el animal representativo de la UANL es el tigre. La fiera también le da nombre al equipo de futbol profesional que defiende los colores universitarios. Como hacían los griegos, en esta colección literaria se enlazan el deporte y la cultura.

El desaparecido José Emilio Pacheco, al presentar el volumen inicial, hizo un encomio a la UANL por enlazar las letras con el balón a través de estos textos, evoca Villaseñor:

“Para nuestra sociedad nuevoleonesa el futbol es muy importante, y para nuestra universidad, también. ¿Por qué no enlazar al equipo de Tigres con el oro de Borges? Es un homenaje a Alfonso Reyes. Cuando José Emilio Pacheco vino a presentar la primera colección dijo que le parecía interesante que la universidad fuera la primera que hiciera una colección de poesía para rendir un homenaje a su equipo de futbol.”

Con motivo del Día Internacional del Libro, el pasado 23 de abril, el poeta Marco Antonio Campos presentó el quinto volumen de la colección, a la que destacó por su singularidad como compendio poético dentro de las letras del español.

“Después de cinco tomos y 27 títulos, la colección se abre como estrella en el cielo poético de los países de lengua hispana y es un modelo a imitar. El Oro de los Tigres es, por la calidad de la gran mayoría de los autores y traductores, única aquí en México.

“Es difícil encontrar en esa unidad otra parecida en los países de lengua española. Y la colección no la hace una empresa privada, ni el dinero viene de un filántropo, sino que la lleva a cabo la más importante universidad pública del norte de México. Es el dinero mejor empleado, aunque la poesía no dé dinero”, reflexionó.

Los cinco paquetes de El Oro de los Tigres se adquieren por separado en la Librería Universitaria de la UANL. La Capilla Alfonsina busca que sean distribuidos a nivel nacional con el respaldo de la Dirección de Publicaciones de la institución, encabezada por José Garza.