Eliades Ochoa, de la trova para México

Eliades Ochoa, compositor cubano.
Foto: Alejandro Saldívar

MÉXICO, D.F. (apro).- El Salón Los Ángeles de la capital mexicana se vestirá de gala con el arte guajiro del trovero cubano Eliades Ochoa, quien presentará el CD Joyas encontradas de BVSC (Buena Vista Social Club) para Discos Corason, la noche del sábado 13.

Durante su visita a la revista Proceso por febrero del 2010, Eliades obsequió a este reportero un ejemplar de la biografía bilingüe ilustrada Eliades Ochoa. De la trova para el mundo (Worldwide Troubadours. Primera edición de autor; Madrid, 2009. 205 páginas), escrita por su compañera Grisel María Sande Figueredo, en la que Eliades es visto por sus contemporáneos del BVSC y otros músicos de la siguiente forma:

“Eliades refleja las características del estilo oriental por ser la cuna de grandes baluartes de la buena música. Es continuador y respeta el estilo tradicional, por ejemplo, cuando interpreta mis números lo hace tal y como yo lo siento…” (Francisco Repilado Compay Segundo, 30 de marzo 1996)

“Eliades Ochoa siempre fue muy atrevido, buenísimo en la música tradicional. Cuando he llegado a lugares donde él toca de verdad veo que hace bailar a cualquiera, se inspira y hace cantar la guitarra, porque la toca muy bien.” Ibrahím Ferrer (28 de marzo 1996)

“Trabaja un estilo muy criollo, para mí es un virtuoso de la calidad con un ritmo propiamente campesino dado por su origen; es un guitarrista y vocalista liviano, le gustan los detalles para poder improvisar…” (Rubén González, 27 de marzo 1996)

“En el entorno de la música popular cubana y, en particular, en el intrincado monte del folclor urbano santiaguero, siempre he considerado como a una de nuestras grandes figuras al Guajiro Eliades Ochoa, no sólo por su explícita sabiduría musical, y el exquisito sonido de su guitarra, sino también por su cubanía y su concluyente profesionalismo.” (Juan de Marcos González, 12 de marzo 1998)

“Lo escuché sin verlo hace algunos años y me agradó mucho en los programas de Palmas y Cañas, y noté que había nacido artista porque la música le viene de adentro. Tiene naturalidad, es espontáneo, creativo, respeta el estilo tradicional. Me gusta el sabor con que toca en Oriente, cuna del son.” (Orlando López Vergara Cachaíto, 30 de marzo 1996)

“Eliades, vengo a saludarte porque estoy satisfecho de haber escuchado la verdadera música cubana que traigo en la sangre, soy hijo de una cubana de Regla, allá en La Habana. Me alegra mucho el proyecto de BVSC porque le dio vida a muchos viejitos olvidados. No es tu caso, Eliades, porque tú estás haciendo música por el mundo hace mucho tiempo. Con mis deseos de salud y suerte, un hijo de Ochosi.” (Rubén Blades, mayo 2001)

“El estilo de música guajira en Cuba se mantiene en la actualidad gracias a Eliades Ochoa. Pero él es más que un baluarte de la tradición artística. Cuando se escucha su música, es consciente de su calidad lírica, que parece una mezcla de estilo cubano, flamenco y mexicano hilado con su música. ¡Qué extraño es encontrar este tipo de arte en la música tradicional! Eliades fue un solista importante del BVSC, y pasamos momentos increíbles trabajando juntos.” (Ry Cooder, 1999)

De BVSC, Compay Segundo falleció el 14 de julio de 2003; Ibrahím Ferrer, el 6 de agosto del 2005 y Rubén González el 8 de diciembre de 2003. Orlando López Cachaíto, murió el 9 de febrero de 2009.

Viva Fidel

En aquella visita a México hace un lustro, Eliades Ochoa dijo:

“La revolución cubana sí hizo y sí hace bastante por la cultura, no podemos negarlo. ¿Tú sabes por qué? Porque yo me recuerdo, mira, cuando yo era muy jovencito tocábamos y pasábamos el sombrero, y en el año 63 ya había una organización en el programa campesino Trinchera Agraria, que primero pertenecía al Instituto Nacional de Reforma Agraria (IMRA) y al cual me integré.

“Después se fue organizando el Consejo Nacional de Cultura, que agrupó a todos los artistas y sindicatos culturales hasta hoy en día, con el Ministerio de Cultura de Cuba, al cual pertenecemos todos los creadores artísticos y es el que nos orienta y apoya.”

–¿Qué espera de Cuba cuando el comandante Fidel Castro se despida para siempre?

–Ojalá y Fidel viva muchos años, yo creo que no es ninguna grandeza desearle la muerte a nadie. Fidel morirá cuando la naturaleza diga, como yo voy a morir, porque todos llegamos a este mundo raro, como trovaba en un famoso bolero José Alfredo Jiménez, a este planeta raro, para pasar por él.

“Ahora, yo creo que Cuba va a seguir siendo Cuba, así como los cubanos seguirán siendo cubanos después de que muera Fidel o cualquiera de los compañeros que dirigen la Revolución Cubana.”

–¿Qué más anhela en la vida como artista?

–Me gustaría continuar trabajando mientras tenga fuerza, hacerlo bien y que el día de mañana, cuando ya no pueda ni mover los dedos, tocar guitarra ni cantar una canción, que por lo menos me queden los recuerdos de algo bien hecho, con respeto, con mucho cariño de hacerlo.

“Y anhelo cada día perfeccionar más lo que interpretamos, porque la música tradicional cubana no es un oficio mío, sino una labor colectiva. Por mucho que nosotros hagamos, ese público que nos quiere merece más y más.”

La cita del concierto baile organizado por Canal Once y Discos Corason con el guajiro Eliades Ochoa es el sábado 13, en el Salón Los Ángeles de la calle Lerdo 206, colonia Guerrero, a las 19:30 horas (www.corason.com).