Independientes “no son mérito de Peña”: exconsejera del IFE

Lourdes López, exconsejera del IFE.
Foto: Germán Canseco

MÉXICO, D.F. (apro).- Las candidaturas independientes no son un mérito del gobierno de Enrique Peña Nieto ni de la reforma política de 2013, sino que se fueron formando, desde el caso de Jorge G. Castañeda, “a golpe de sentencias en órganos jurisdiccionales”, aclaró Lourdes López, exconsejera del IFE.

La especialista en temas electorales y actual investigadora en Ciencias Políticas en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), admitió que ella votó a favor de Jaime Rodríguez, El Bronco, pero matizó el optimismo desbordado que existe entre los medios afines al gobierno sobre las candidaturas independientes.

En el foro realizado en el Senado por los 30 años de la Agenda Política Mexicana, López subrayó que aún falta una mejor legislación para establecer claramente los topes de gastos de campaña entre los independientes y evitar que prevalezca el financiamiento privado.

“Al exaltar las candidaturas independientes, los voceros del gobierno federal están ocultando que el PRI y sus aliados volverán a tener mayoría en la Cámara de Diputados”, advirtió la exconsejera electoral en los comicios presidenciales de 2006.

Por su parte, al inaugurar el foro, el presidente de la Mesa Directiva del Senado, Miguel Barbosa, dio la bienvenida al “partido de los independientes”, y admitió que esta vía será utilizada por muchos políticos que han visto cerradas las puertas en sus actuales partidos.

Barbosa, coordinador también de la bancada del PRD, admitió que la reforma electoral de 2013-2014 aún es incompleta. “Faltaron órganos electorales fuertes para hacer valer la ley”, reconoció.

Por su parte, Cristina Sada, excandidata a senadora de la coalición de partidos que apoyaron a Andrés Manuel López Obrador, relató su experiencia como candidata ciudadana al Senado en Nuevo León, y recordó que en 2012 “el marco legal no permitía las candidaturas independientes, por lo que muchos ciudadanos como yo habíamos recurrido a la figura de las candidaturas ciudadanas”.

En su ponencia, Sada recordó que en Nuevo León Jaime Rodríguez entró a la competencia electoral, al igual que López Obrador, con las televisoras y los medios tradicionales en contra, por lo que desde el inicio anunció que toda su campaña se basaría en las redes sociales.

“El proceso electoral recién concluido debería ser suficiente para que la partidocracia y los poderes fácticos entiendan de una vez por todas que la ciudadanía ha madurado y está encontrando sus propias herramientas para materializar esa pieza faltante del rompecabezas de la política nacional”, sostuvo Sada.