Inicia Calderón guerra contra “coalición de intereses” de Madero

El expresidente Felipe Calderón con el candidato al gobierno de Nuevo León, Felipe Cantú.
Foto: Tomada de Twitter

MÉXICO, D.F. (apro).- Tras la peor debacle del Partido Acción Nacional (PAN) en los más recientes 25 años, en una guerra que se prevé cruenta, Felipe Calderón comenzó la ofensiva contra Gustavo Madero para buscar otra vez el control de esa institución partidaria a través de su esposa Margarita Zavala.

Fue justamente Zavala la que inició ayer martes 9 el embate de la tribu que encabeza su marido contra Madero: Primero con un artículo en el diario “El Universal” en el que cita al locutor Enrique “El Perro” Bermúdez para criticar los resultados de la elección –“el PAN la tenía, era suya y la dejó ir”–, y luego con un video en el mismo sentido.

La aspirante a presidir el PAN y aun la candidatura presidencial en 2018 criticó de Madero la “ausencia de su deber opositor”, pese a que su marido ha sido muy condescendiente con Enrique Peña Nieto: “Respeto al presidente de la República”, declaró en vísperas de las elecciones.

Hoy, a través de su cuenta de Twitter, Calderón secundó a su mujer al criticar las derrotas en Sonora y Puebla, donde gobierna –acuso– la “coalición de intereses” que dice encabezar Madero.

“De los estados donde gobierna el PAN, ganó en Baja California Sur y Guanajuato y perdió donde gobierna la coalición de intereses de Madero: Puebla y Sonora”, subrayó Calderón, quien destaca un estado que ilustra el desastre electoral del PAN.

“En Quintana Roo, bajo la conducción de Madero el PAN perdió 7.6 puntos porcentuales”, dice.

Calderón, sin embargo, no emitió ninguna oposición sobre la derrota de su hermana Luisa María en su segundo intento de ser gobernadora de Michoacán, que el domingo se desplomó al tercer lugar.

A esta ofensiva de Calderón contra Madero y su grupo, que se intensificará hacia la elección interna –prevista para finales de julio o principios de agosto–, se sumó Ernesto Cordero, el frustrado aspirante presidencial y a la presidencia del PAN, quien lamentó el peor resultado en 25 años.

“Tenemos que hay un retroceso muy lamentable. Un retroceso que ya está en los ojos de todos los demás. Tenemos en términos de diputados el peor resultado desde los noventa. Es un retroceso enorme el que tuvimos. Yo creo que para el PAN sí hay que reflexionar qué pasó, porqué la gente nos retiró su apoyo para tener legisladores”, declaró.

Y en efecto, tal como informó Apro, la agencia de noticias del semanario Proceso, el PAN de Madero obtuvo el domingo el peor resultado electoral en un cuarto de siglo, como gobierno y como oposición.

De hecho, Madero ni siquiera alcanzó el 30% de los votos y los 143 diputados federales que obtuvo el PAN en la elección de 2009, la de medio sexenio de Calderón, por cuyos resultados renunció Germán Martínez a la presidencia de ese partido.

En efecto, el resultado de este domingo en la elección federal logró menos que el PAN de Martínez y Calderón: Apenas 22% de la votación y si acaso mantendrá los 113 legisladores actuales que logró en la elección de 2012.

Solamente en la elección de diputados federales (de la que Madero formará parte), el PAN obtuvo el peor resultado desde 1991, cuando sólo logró 89 diputados federales con el 16.87% de la votación.

Que responda Madero: Martínez

Justamente Martínez escribió en el diario “Reforma” las que, a su juicio, son las razones por las que el PAN obtuvo la peor votación a nivel nacional desde la elección intermedia del sexenio de Carlos Salinas, en 1991.

“La dinámica y prostituida competencia interna acabó con el mérito y el debate de ideas. Ahora se premia a los ‘pastores’ de rebaños de militantes amaestrados, y se colocan candidatos sin prestigio ni reconocimiento social. Muchos candidatos se deciden por lealtad, no por capacidad, o en el peor de los casos, por un vergonzoso mercadeo de puestos y lucros futuros.

“Hoy Acción Nacional está convertido en una fábrica de lealtades mercenarias, donde los dueños de los grupos mandan porque tienen la llave para ‘meter’ nombres y apellidos al padrón de militantes y el dinero para ‘movilizarlos’. Tal cual.”

Añade Martínez, quien fue impuesto en el PAN por Calderón: “El procedimiento vicioso es el siguiente: 1. Control del padrón para tener un rebaño. 2. Elección de dirigentes con ese rebaño. 3. Administración de los recursos económicos para cebar al rebaño. 4. Selección de candidatos con el rebaño. 5. Empleos y chambas para el rebaño. Cada convención o asamblea interna es un tropel fratricida.

“¡Precisamente ese modo de obtener el poder, esa perversa cadena clientelar y oscura, sin aprecio alguno por las virtudes y méritos personales, es lo que los candidatos independientes hicieron estallar por los aires! ¡¿Acaso no escuchó el PAN ese ensordecedor tronido cívico?! El ciudadano ve a los partidos como nocivos centros de privilegios indebidos, donde se cocinan gobernantes sin concurso real; o como estorbos al desarrollo de las potencialidades de los individuos”.

Martínez, quien se hizo millonario durante el sexenio de Calderón y renunció tras el resultado de las elección de 2009, no pide directamente la renuncia de Madero, pero le exige responsabilidad:

“Gustavo Madero debe responder por este fracaso nacional. Aunque tiene victorias locales. Debe convocar a una reflexión y rendir cuentas democráticamente. No puede nadar de muertito. Pero quienes afilan cuchillos y organizan ‘horcas caudinas’ deben estar conscientes de que no hay rebaños buenos, ni maderistas, ni calderonistas, tampoco moreno-vallistas. Todos son nocivos por antilibertarios y provocan esas furiosas guerras fratricidas”.

Y concluye: “Ricardo Anaya, Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle, Miguel Márquez y quienes aspiren a liderar al PAN deben erradicar ese trato de manadas a los panistas, y comprometerse a postular a ‘los Broncos’ de la sociedad, sin importar el mezquino cálculo interno. Veámonos en el espejo de Jalisco: somos nada.”