El Cártel de Jalisco, poder emergente en Centro y Sudamérica

Los presuntos integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Como otras poderosas organizaciones mexicanas del narcotráfico, el Cártel de Jalisco Nueva Generación está operando en otros países. El mercado, las rutas y las conexiones ya existían, pero los golpes asestados por las policías nacionales y el descabezamiento de sus estructuras operativas en México han provocado que bandas como el Cártel de Sinaloa, el del Golfo y Los Zetas abandonen algunos corredores y dejen sueltas algunas alianzas con criminales centroamericanos y sudamericanos. Entonces llega el CJNG para reactivarlos en su provecho, según lo revelan los jefes antidrogas de varias naciones.

CARTAGENA, COLOMBIA (Proceso).- La reconfiguración del narcotráfico en México por la caída de grandes capos de la droga ha tenido repercusiones en Centro y Sudamérica: los cuerpos policiacos de varios países de estas regiones han identificado en los últimos meses una creciente actividad del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La presencia del CJNG se extiende desde Guatemala hasta Perú y coincide con una serie de golpes que ha recibido este año en Colombia, Panamá, Perú y Ecuador el Cártel de Sinaloa, la organización criminal mexicana que más cocaína trafica de Sudamérica a Estados Unidos, según dijeron a Proceso jefes de las policías antidrogas de la región que participaron en la XXXII Conferencia Internacional para el Control de Drogas (IDEC, por sus siglas en inglés) en el balneario colombiano de Cartagena.

“El Cártel de Sinaloa sigue siendo muy fuerte en Centro y Sudamérica, pero el CJNG es el poder emergente”, dice el director antidrogas de la Policía Nacional de Colombia, general Ricardo Restrepo.

En las mesas de trabajo, los delegados de 106 países hablaron de las nuevas tendencias del narcotráfico internacional, incluida la reconfiguración de los cárteles mexicanos de la droga tras el debilitamiento de los del Golfo, Los Zetas, Los Caballeros Templarios y la organización de los Beltrán Leyva por la captura o muerte de sus líderes.

De acuerdo con Restrepo –secretario general de esta edición de la IDEC–, los participantes mostraron “mucho interés” por los episodios de violencia que ocurren en México a raíz del enfrentamiento del CJNG con las fuerzas federales, así como por las pugnas entre las organizaciones criminales para ocupar los espacios que dejaron los capos abatidos y los capturados.

Esto se debe, explica, a “las repercusiones que puede haber en la región”.

Un caso que ilustra la expansión del CJNG es Guatemala, donde este grupo delictivo encabezado por Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, ha tejido una red de alianzas con las estructuras criminales que manejaba Sebastiana Cottón Vásquez, Doña Tana, aprehendida el año anterior en México.

El fiscal especial antidrogas guatemalteco, Óscar Dávila Mejicanos, indica que El Mencho reconfiguró la organización de Doña Tana en el noroccidente de Guatemala “y por esa zona el CJNG está trasegando cocaína procedente de Colombia”…

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2014 de la revista Proceso, actualmente en circulación.