Tres años del catálogo de oro de la SACM

La página web de la SACM.

MÉXICO, D.F. (apro).- La semana pasada se reunieron con la prensa nacional hijos de famosos compositores de la Época de Oro para festejar el tercer aniversario de la Oficina de Promoción del Catálogo de Oro de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), dirigida por José Alfredo Jiménez Gálvez (Ciudad de México, 9 de noviembre 1955).

“El Catálogo de Oro de la Canción Mexicana lo integran todos los grandes compositores que tengan obras y más de 30 años con alguna canción que siga siendo éxito nacional y mundial”, dijo en entrevista con apro el heredero de José Alfredo Jiménez, también compositor.

“Nos basamos en lo que se cobran por las canciones, se toma en cuenta en cuántas sociedades autorales está la canción en cuestión y cuánto genera de regalías. Se trata de canciones que trabajan todo el día, son aquellas que todos cantan cotidianamente”, agregó.

El Catálogo de Oro no es precisamente un libro, explicó Jiménez Gálvez, sino una serie de autores como Consuelito Velásquez (1916-2005), “que está vigente” con “Bésame mucho” desde los años 40, “y sigue siendo un éxito”. O un “México Lindo y Querido”, de Chucho Monge (1910-1964), y “Cielito lindo” de Quirino Mendoza (1862-1957), por nombrar algunos.

Se trata de “un catálogo impresionante de canciones que tenemos en México”, añadió el ingeniero de sonido graduado en la Universidad de Nueva York:

“Además, nuestra oficina del Catálogo de Oro de la SACM lleva a cabo la exposición ‘El rostro del autor’ en varios museos, que consta de 70 grandes compositores con una pequeña semblanza de cada uno de ellos, para que todo mundo los conozca. Actualmente está en el Museo de Culturas Populares de Toluca. De ahí pasará en agosto al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en la sala de bellas artes, terminal uno.

“Queremos que la gente hable más de los cantautores porque luego los intérpretes nos quitan un poquito de créditos. Siempre dicen por ahí que ‘La media vuelta’ es de Luis Miguel (cuando el autor es mi papá José Alfredo Jiménez), o dicen que las canciones de Jorge Massías son de Alejandro Fernández, en fin, ¡hasta han dicho ya que ‘El gato viudo’ de Chava Flores es de Tatiana! ‘Perfidia’ y ‘Frenesí’ son dos bellísimos temas de Alberto Domínguez, pero a menudo me preguntan cuál es su cara…”

El heredero del autor de “El Rey” y “Ella”, asegura que “la muestra ‘El rostro de los compositores’ es una aportación importante pues queremos que se conozcan. Por ejemplo, todos cantamos ‘México Lindo y Querido’, pero la imagen de don Chucho Monge no la tenemos muy clara. Son 70 los rostros de compositores y estamos aumentando los retratos”.

La inauguración de la muestra en Toluca estuvo encabezada por José Alfredo Jiménez Gálvez, así como por Manolo Marroquí, secretario del consejo directivo de la SACM, y el director general de Cultura, Felipe González Solano.

El director del Catálogo de Oro lamentó que en los últimos meses fallecieron personalidades importantes para la SACM, como los compositores Indalecio Ramírez (“Que sepan todos”, “Una limosna”) y Jorge Massías (“Nube viajera”, “Con la misma piedra”); el periodista Jaime Almeida, y el productor Mario de la Piedra.

“Aquí estamos los hijos de grandes compositores mexicanos y algunas de las musas como Bety Esperón, Sandra Monge, Isabel Rivas (hija de Wello), Maru Flores (hija de Chava Flores), Julieta Bermejo, Arturo Cordero, Ofelia Cervantes, el representante de Gabriel Ruiz, o algunos compositores de la altura de Memo Muñoz…”, recordó.

Para la celebración con los medios de comunicación del tercer año del Catálogo de Oro, los primeros artistas convocados por José Alfredo hijo fueron Rafael Jorge Negrete (nieto del Charro cantor Jorge Negrete), quien acaba de grabar un disco para celebrar el Día del Padre con piezas del catálogo, y la intérprete Julia Vari, quien actuará el próximo sábado 27 de junio en el Lunario del Auditorio Nacional.

Las dos sorpresas del encuentro corrieron a cargo de la pequeña Marianita con “Paloma negra” y la bella vocalista Rocío, con piezas de su disco Lo más natural.

–¿Qué se siente ser hijo de un gran compositor como José Alfredo Jiménez?

–La herencia más bonita que me dejó mi papá es el cariño de la gente. Porque a todos lados donde voy siempre me cuentan alguna cosa bonita de él. Ese es el mayor gusto de ser el hijo de alguien a quien la gente quiere tanto.

Jiménez Gálvez recordó que en 1998, para conmemorar los 25 años del fallecimiento de su padre, a la tumba del ídolo en Dolores, Hidalgo “le cambiamos un sombrero charro de veinte metros en su lápida, montado en un sarape multicolor con cerámica hermosa de su pueblo”. En su sitio internet cuenta:

“Soy hijo de un rey, mi padre fue José Alfredo Jiménez  y una paloma, Paloma Gálvez Aguilar.” (https://www.cancioneroweb.com/josealfredojimenezjr/biografia.htm)

Finalmente, destacó su satisfacción de recién haberse estrenado en salas cinematográficas Una última y nos vamos, “una película de Noé Santillán López, muy divertida, en la que están Martha Higareda y Héctor Bonilla, José Sefami, Mariana Treviño, Roberto Medina, Mauricio Argüelles y César Rodríguez. Hay temas de mi papá en la cinta, otros son míos y también los hay de El Catálogo de Oro de la Canción Mexicana”.

La sinopsis es la siguiente: “El mariachi Tierras Rojas sale de su pueblo por primera vez para emprender la aventura de su vida. Son finalistas en un concurso. El ganador le cantará “Las mañanitas” a la Virgen el 12 de diciembre en la Basílica. La hermandad de estos hombres es puesta a prueba cuando una serie de problemas salen en el camino…” (https://www.videocine.com.mx/una-ultima-y-nos-vamos/).