Ochenta años de plástica en el Museo del Palacio de Bellas Artes

Rafael Tovar y de Teresa, titular del Conaculta.
Foto: Conaculta

MÉXICO, D.F. (apro).- La historia de las más de mil 200 exposiciones que a lo largo de sus ochenta años de existencia ha presentado el Museo del Palacio de Bellas Artes se reúne en el lujoso volumen que fue presentado la noche del pasado miércoles en el recinto de mármol, con la participación de diferentes investigadores.

Titulado “Museo del Palacio de Bellas Artes 80 Aniversario”, el volumen de 300 páginas, es “uno de los más amplios compendios sobre la historia de este recinto emblemático” donde se han presentado muestras “que han marcado pauta en el panorama museístico de América Latina”, destaca el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conculca).

En un comunicado, detalla que durante la presentación –realizada en el área de murales del Palacio de Bellas Artes– Rafael Tovar y de Teresa, titular del Conaculta, destacó:

“Muchas de las grandes obras de la cultura universal han estado presentes en este recinto, arte de todos los países, de todas las corrientes, desde las pinturas de Picasso, pasando por las famosas Majas de Goya, obras emblemáticas de El Greco, pinturas de la Edad Media, hasta los mejores artistas de París, se han presentado en este espacio que, por si fuera poco, se enriquece aún más con el legado de nuestros grandes muralistas.”

El funcionario recordó que el Museo Nacional de Artes Plásticas (precedente del actual recinto del PBA), fue inaugurado en 1947 por el entonces presidente Miguel Alemán Valdés. Desde entonces se congregaron colecciones y acervos de los grandes artistas mexicanos que a la postre formarían parte del Museo de Arte Moderno abierto en 1964 en el Bosque de Chapultepec.

“Las piezas del acervo del Museo del Palacio de Bellas Artes lo hacen un espacio privilegiado en el contexto museístico de América Latina y con el legado de sus murales podemos recorrer la cultura mexicana del siglo XX y transitar por los distintos rostros de México.”

El libro es el resultado de la investigación de los especialistas Ana Garduño y Mary K. Coffey, y cuenta con fotografías de Carlos Alcázar. La dirección creativa es de Rolf Krayer. Incluye además un catálogo cronológico de exhibiciones realizadas desde 1934 hasta nuestros días.

Fue presentado por Miguel Fernández Félix, director del Museo del Palacio de Bellas Artes; Renato González Mello, director del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM; Anna Indych-López, profesora de Historia del Arte Latinoamericano del City College de Nueva York, y la curadora del Museo del PBA, Dafne Cruz Porchini.

Para Fernández Félix, el compendio es una oportunidad para conocer la labor del PBA a lo largo de ocho décadas pues reconstruye su papel como “centro irradiador de colecciones y acervos”, mientras Anna Yndich-López, puso énfasis en que el Museo está indisolublemente unido al Palacio de Bellas Artes, ambos son “escenarios de los debates más importantes sobre la cultura mexicana e internacional”.

Cerró el historiador de arte Renato González Mello al recordar que tanto el PBA como su museo fueron el centro de debate político y cultural del país y eso se refleja en la cronología de la exposición que abarcan momentos clave en el desarrollo artístico del siglo XX:

“El libro nos acerca a esas etapas y nos hace conocer el pasado, las anécdotas, las mejores discusiones sobre arte de otras épocas, pero sobre todo la presencia permanente de este espacio en nuestra vida cultural.”

El libro está disponible en la tienda del propio Museo del Palacio de Bellas Artes.