Guía para conocer la arquitectura de la Ciudad de México

Guía de arquitectura, de Arquine.

MÉXICO, D.F. (apro).- ¿Qué tienen en común edificios como La Torre Latinoamericana, el Estadio Olímpico Universitario, la Terminal de Autobuses de Pasajeros de Oriente (TAPO) o la Estación de Bomberos Ave Fénix?

Por principio, que fueron construidos en los últimos cien años –aunque en muy diferntres épocas– y que forman parte ya de la historia y simbolismo del Distrito Federal.

Entre tradicionales, históricos, modernos, postmodernos, sencillos, pretenciosos, de una o dos plantas o altísimas torres, algunos considerados por la crítica como adefesios y hasta un insulto al buen gusto, más de 140 edificios constituyen la Guía de arquitectura. Ciudad de México que recién publicaron las secretarías de Cultura, de Desarrollo Urbano y Vivienda, y de Desarrollo Económico del gobierno capitalino y la revista especializada Arquine.

La edición de 208 páginas “muestra las obras más destacadas de los últimos años” y ofrece “un panorama exhaustivo de la metrópolis mexicana”. Contiene información detallada sobre cada inmueble como nombre del autor, ubicación, año de construcción, forma de llegar en transporte público, además de textos y fotografías. Incluye además cinco mapas para planear un recorrido por los diferentes inmuebles.

Con el uso del mapa 1, Zona Centro-Doctores-Tabacalera-San Rafael se puede ir, por ejemplo, de la Alameda Central al Palacio de Bellas Artes, continuar por los edificios Guardiola, Torre Latinoamericana, La Nacional, el conjunto Plaza Juárez, los museos Memoria y Tolerancia y de Arte Popular, por mencionar un breve recorrido.

Según las instrucciones para usar esta guía, “la selección de los proyectos incluidos no define una ruta y no privilegia ningún estilo o programa específico, esboza diversos modos de aproximación a los mismos y, en algunos casos, menciona aquellos edificios cercanos de gran valor que no lograron formar parte de esta compilación”.

Y remarca que se privilegiaron “los proyectos de naturaleza pública, tanto por su importancia en la conformación de la ciudad como por la facilidad de poderlos visitar”.

Las construcciones cuentan con una breve descripción, imágenes, estaciones de transporte público cercanas, teléfonos de contacto y horarios de visita. El usuario sabe así que el Mercado de la Merced –por tomar un caso al azar– fue realizado en 1957 por el arquitecto Enrique del Moral y se encuentra a unos pasos de la estación Merced de la línea 1 del Metro.

Y su breve semblanza:

“Ubicado en un tradicional barrio, surgido alrededor del templo y convento de los Mercedarios, este mercado es heredero de grandes e históricos sitios de compra-venta, como Tlatelolco, el Parián y el Volador, y considerado como el más grande de América Latina. Fue hasta 1890, cuando se levantó un inmueble exprofeso para albergarlo, tenía 85 metros de largo por 12 de ancho, techumbre de fierro galvanizado y piso de baldosas…”.

Los textos informativos son de Andrea Griborio, Alejandro Hernández Gálvez, Miquel Adriá y Juan José Kochen. A su vez, Gabriela Varela y David Kimura son autores del diseño de esta edición que cumple bien sus funciones de guía por sus dimensiones, 12 por 21 centímetros, y peso ligero.

Los edificios se separan en siete zonas:

Centro-Doctores-Tabacalera-San Rafael.
Cuauhtémoc-Juárez-Chapultepec-Polanco.
Condesa-Roma-Tacubaya-San Miguel Chapultepec.
Buenavista-Tlatelolco-Zacatenco-Villa de Guadalupe.
Del Valle-Nápoles-Coyoacán-San Ángel.
Ciudad Universitaria-Pedregal-Tlalpan.
Santa Fe.

“Con esta Guía –se lee en la contraportada–, Arquine aporta una herramienta útil para el ciudadano y el turista, fortaleciendo el compromiso con la ciudad y con la construcción de la cultura arquitectónica.”