Padres de los 43 acusan al gobierno de Peña de querer dividirlos

Padres de los 43 en conferencia de prensa.
Foto: Benjamin Flores

MÉXICO, D.F. (apro).- Con la participación de al menos 65 artistas, sindicatos y colectivos de universidades públicas y privadas, padres de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y estudiantes de la Escuela Normal Rural “Isidro Burgos”, realizarán una jornada de actividades de 43 horas este viernes 26 con motivo del noveno mes sin noticias de los jóvenes.

En conferencia de prensa, Felipe de la Cruz, vocero de los padres de familia, y Carlos Martínez, representante de los estudiantes, alertaron que el gobierno de Enrique Peña Nieto pretende dividir su movimiento con informaciones como la que difundió el corresponsal del semanario Proceso, Ezequiel Flores, en el sentido de que uno de los normalistas desaparecido es miembro activo del Ejército, con base en la respuesta de la Sedena a una solicitud de información.

“¿Por qué a nueve meses (las autoridades) sacan la nota de que uno de los estudiantes desaparecidos era un soldado en activo? ¿por qué no lo declararon de esa manera desde un inicio”, cuestionó Felipe de la Cruz.

El vocero reconoció que al reservarse el nombre del militar en activo, la Sedena sembró dudas entre los padres de familia con el objetivo de  “involucrar a los padres en una confrontación entre ellos y deshacer ese movimiento tan fuerte”, que ha persistido pese a las ofertas de dinero y el paso del tiempo.

Contó que una vez que se publicó la información entregada por la Sedena a Proceso, padres de familia de los desaparecidos se reunieron para saber de viva voz si era cierta la versión, y llegaron a la conclusión de que el objetivo de la Sedena es “sembrar la duda y la desconfianza de los padres de familia”.

De la Cruz recordó que desde un principio los padres de familia responsabilizaron a los militares destacamentados en Iguala del ataque a los estudiantes, y que así se lo hicieron saber a Peña Nieto y al exprocurador Jesús Murillo Karam en la reunión que sostuvieron a finales del año y los acusaron de estar “encubriendo a los asesinos”.

De ser cierta la versión de que entre los estudiantes había un militar, dijo, se estaría “quitando la máscara con la infiltración de un soldado”.

El estudiante Carlos Martínez acusó a la Sedena de meter “esa espinita de la duda” y pretender “desarticular al interior del movimiento ya que no pudieron mediante golpes, asesinatos, detenciones y el desprestigio”.

De acuerdo a Martínez, que aseguró ser una sobreviviente de la noche fatídica en Iguala, por los mecanismos de selección de los estudiantes de Ayotzinapa, no habría forma en que se infiltrara un militar entre los alumnos, y “lo que ha intentado la Sedena es  sembrar duda y la desconfianza en el seno del movimiento”.

Sin embargo, agregó que de haber sido el caso implicaría aún más al Ejército en los hechos, porque querría decir que el Ejército “conocía la situación al interior, y tuvo participación de los hechos del 26 y 27 de septiembre, que los militares sabían los movimientos, la ruta, y cuántos había en los camiones, es decir, pudieron planear mejor los ataques, eso prueba de actuación del Estado”.

En cuanto a las acciones programadas para el próximo 26 de junio, Citlali Hernández de Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz), explicó que a partir de las 16:00 horas saldará una marcha del Ángel de la Independencia a las inmediaciones del Palacio de Bellas Artes, escenario de actos culturales y artísticos para exigir la presentación de los 43 así como la sanción a los responsables de los hechos.

La activista dijo que al menos 65 artistas independientes, de universidades públicas y privadas, así como sindicatos y organizaciones sociales, se anotaron para participar en las actividades del próximo viernes que culminarán a las dos de la tarde del domingo 28.

La Jornada 43 por 43, explicó, “tiene como finalidad continuar con la exigencia de verdad, justicia y memoria para Ayotzinapa”, así como “revertir el olvido que el actual gobierno quiere imponer y callar el grito de indignación ante frente a su ‘verdad histórica”.

La convocatoria está firmada por decenas de organizaciones sociales, académicas y de trabajadores, entre ellas la Agrupación de Mujeres Pan y Rosas, Asamblea de la Comunidad Artística, Bloque de Trabajadores Democráticos del STUAM; CLETA-UNAM; Coordinadora primero de Diciembre; Egresados del IPN Raúl Álvarez Garín, Centro de Estudios Ecuménicos, así como las 72 organizaciones agrupadas en la Red Nacional de Organismos de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT).