Corral deberá juntar 3 mil 200 firmas diarias para competir por el PAN

Javier Corral, senador.
Foto: Germán Canseco

MÉXICO, D.F. (apro).- Al contrario de Ricardo Anaya, identificado como el candidato oficial del “consorcio” de intereses que controla el Partido Acción Nacional (PAN), Javier Corral enfrenta la adversidad: Debe reunir al menos 48 mil firmas en dos semanas, 3 mil 200 por día, sólo para registrarse como aspirante.

El número de firmas es el doble de las que se exigió, hace un año, en la elección entre Gustavo Madero y Ernesto Cordero, porque en 12 meses el padrón pasó de 218 mil 940 a 480 mil 65 militantes, al corte de este jueves 25 de junio.

En el Consejo Nacional del PAN, que sesiona este sábado 27, se prevé la aprobación del calendario para la renovación del presidente y de los miembros del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), cuyo periodo de registro será de 15 días, un mes de campaña y la elección el 16 de agosto.

De confirmarse este calendario, Corral deberá reunir 48 mil firmas de militantes, a un promedio de 3 mil 200 diarias, para cumplir el requisito de la convocatoria, que además establece un máximo de 5% de firmas por estado.

Peor aún: Anaya cuenta con el respaldo de los grupos que controlan el PAN en Veracruz, Estado de México, Puebla, Nuevo León, Distrito Federal y Sonora, los seis estados que reúnen 217 mil 550 militantes, la mitad del Registro Nacional de Miembros del padrón panista.

Veracruz, donde Miguel Angel Yunes tiene el control, suma 43 mil afiliados; Estado de México, que lidera Ulises Ramírez, reúne 42 mil 919, y Puebla, bajo el control del gobernador presidenciable Rafael Moreno Valle, tiene 35 mil 867 integrantes.

Estos tres personajes militaron por años en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y los dos primeros fueron estrechos colaboradores y discípulos de Elba Esther Gordillo, la líder magisterial encarcelada por corrupción.

Los otros tres estados que concentran el mayor padrón del PAN son Nuevo León, con 35 mil 171 militantes; Distrito Federal, con 33 mil 15 integrantes, y Sonora, con 24 mil 773, entidades donde ese partido tuvo resultados electorales adversos: En el primero cayó al tercer lugar, en el segundo es cuarta fuerza y en el tercero perdió la gubernatura.

Es de estas seis entidades de donde procede el respaldo a Anaya, el actual coordinador de los diputados federales del PAN que fue electo, en mayo del año pasado, como secretario y que, como tal, asumió la presidencia cuando Madero solicitó licencia por poco más de tres meses.

De hecho, de no haber sido derrotado en las elecciones del 7 de junio, el gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, se proyectaba como compañero de fórmula de Anaya como secretario general, un cargo que quiere la esposa de Moreno Valle, Martha Erika Alonso, aunque ésta mandó decir al reportero que eso no es así.

A este grupo de personajes se refiere Corral cuando habla del “consorcio” que controla el PAN y al que se enfrentará si consigue, para empezar, las 48 mil firmas que requiere para su registro, un objetivo que no se prevé sencillo.