Inicia serie de conciertos “Vive la Música” en La Ciudadela


Foto: Especial

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Fue realizado con éxito este domingo el primero de los seis conciertos gratuitos Vive la Música, programados para este año en el Patio Octavio Paz de la Biblioteca de México. Experiencia sonora “inmersiva”, donde unos 600 asistentes tomaron su lugar entre los músicos de la Orquesta Escuela Carlos Chávez, dirigida por Eduardo García Barrios.

Durante aproximadamente una hora, el lugar se llenó de intensa comunicación musical, dando inicio un programa contrastante: la famosa 5ª Sinfonía de Beethoven, y la no tan conocida Conga del Fuego Nuevo, del sonorense Arturo Márquez.

Según expresó un vocero del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), al filo del mediodía, el recinto pétreo del Patio Octavio Paz en el Centro Histórico capitalino “ya estaba lleno, pues decenas de personas acudieron a la cita para experimentar esta nueva forma de vivir la música en un recital que, además de tener una novedosa distribución de los asientos, era didáctico, pues el director explicó algunos detalles del trabajo orquestal y de las piezas a interpretar”.

Sobre el memorable trabajo sinfónico del así llamado, Sordo de Boon Ludwig van Beethoven (Boon, 1770-Viena, 1827), el conductor García Barrios señaló:

“Esta obra es una catedral, un monumento hecho por un gran arquitecto de los sonidos. Beethoven nunca fue un gran melodista; tiene algunas melodías bellas, pero no era su fuerte, porque su fuerte era tomar pequeños ladrillos y partir de eso, construir catedrales increíbles. El tema de la 5ª sinfonía de Beethoven es el tema más famoso que existe.

“El primer movimiento es el deslumbrante ‘¡cha cha cha chaaan!’, muy difícil de comenzar y con dos notas: Do y Mi bemol, y a partir de esas dos notas Beethoven construye absolutamente todo el movimiento, un movimiento de un gran dramatismo que llega a ser angustiante, de una gran lucha.”

Lo ejemplificó ante el público, invitándolo asimismo a corear esa dramática línea musical del consabido “cha cha cha chaaan”, que creó un ambiente quasi chusco en el Patio Octavio Paz.

Y acerca de la Conga del Fuego Nuevo de Márquez (nacido en Hermosillo hacia 1950, autor de conocidos Mambos orquestales), Eduardo García Barrios expresó que “es una obra brillantísima para orquesta y muy divertida, pues posee gran sentido del humor, siendo compuesta en el marco del cambio de milenio”.

García Barrios, quien también funge como coordinador general del Sistema Nacional de Fomento Musical del Conaculta, manifestó que el ciclo Vive la Música surgió a iniciativa de Irma Caire, directora del Programa Nacional de Animación Cultural, a fin de permitir a los asistentes experimentar un concierto de una manera diferente.

“Y es que en la formación clásica, los músicos se ubican en el escenario con las cuerdas al frente, atrás las maderas, luego los metales y finalmente las percusiones, pero aquí se cambia el paradigma y los asistentes se sientan al lado de los músicos en una formación circular, lo cual fue ampliamente celebrado por los espectadores.”

El director por muchos años de la Filarmónica de Baja California, recomendó a los asistentes “acudir a algún concierto en formato tradicional en la Sala Blas Galindo o a la Biblioteca Vasconcelos, para comparar la experiencia”.

Agregó que dentro del ciclo Vive la Música, se ofrecerán otros cinco conciertos en lo que resta del año, y que en 2016 “se buscará hacerlos cada mes, ya que es un mito que la música clásica se deba de entender lo que dice o interpretar lo que quiera decir, pues lo importante es sentirla”.

Próximos conciertos de este ciclo: 13 de septiembre, 11 de octubre, 29 de noviembre, 13 y 19 de diciembre, a las 13:30 horas, en el Patio Octavio Paz de la Biblioteca México. Entrada libre.