Anticipan desplome del Tri en ranking de FIFA; caería al lugar 40

Miguel "El Piojo" Herrera durante el partido contra Ecuador.
Foto: AP

MÉXICO, D.F. (apro).- La selección mexicana, que acaba de repetir otra desastrosa actuación en la Copa América (Chile 2015) que le valió ubicarse en el penúltimo lugar del certamen –solo por delante de la debutante Jamaica- afronta hoy otro papelón: su drástico desplome en el ranking mundial de la FIFA.

Este jueves, la FIFA revelará su ranking mensual, pero se adelanta que tras su reciente fracaso el equipo tricolor perderá 17 lugares, que lo llevarán al sitio 40 de la clasificación, lo que representa su mayor desplome histórico, desde que este sistema fue instaurado, en 1993.

A lo anterior se suma que durante el mes anterior la selección que dirige Miguel “el Piojo” Herrera disputó siete partidos, de los que no fue capaz de ganar uno solo.

Hasta ahora, el peor ranking que registra México en la clasificación mundial de la FIFA se remonta a julio de 2009, cuando el representativo nacional se ubicó en el lugar 33, en la era de Javier Aguirre.

La estrepitosa caída de la selección mexicana empezó con el empate ante Perú en el amistoso previo a la Copa América, el tropiezo ante Brasil, los tres juegos de la fase de grupos del referido certamen, con un saldo de dos empates y una derrota, así como el par de empates frente a Costa Rica y Honduras.

Previo al desastre de la Copa América Chile 2015, la selección mexicana dio visos de su desplome, ya que en enero apareció en el lugar 20 de la lista de FIFA. Sin embargo, en el ranking correspondiente al mes de junio, el tricolor descendió tres puestos.

El periodista Alexis-Martín Tamayo, “MisterChip”, adelanta la clasificación de la FIFA correspondiente al mes en curso, según la cual México aparecerá en el lugar 40, con 687 puntos.

A partir de esta semana, México disputará la Copa Oro 2015, en el peor momento del entrenador Miguel Herrera, obligado a ganar el evento del área tras el cúmulo de malos resultados.

A Herrera se le responsabiliza de privilegiar las campañas de publicidad, incluso por encima de los intereses de la selección nacional.