Actualidades artísticas: “Différeance” en Le Laboratoire

Los artistas que participan en la galería Le Laboratoire.

MÉXICO, D.F.(proceso.com.mx).- Con una atractiva y arriesgada muestra colectiva de prácticas sonoras, la galería Le Laboratoire confirma su vocación de ejercer como una incubadora de proyectos.

Indiferente desde su apertura a las modas comerciales del mainstream, la galería fundada en 2008 por Julien Cuisset ha destacado no sólo por la promoción de prácticas que vincula disciplinas tradicionales con estéticas conceptuales, sino también por un modelo de gestión centrado en la comprensión del arte.

Interesado en promover prácticas que exploran nuevas fronteras entre la tecnología y la visualidad, Cuisset le ha apostado a un territorio creativo que se caracteriza por su indefinición: el arte sonoro, cuyas manifestaciones oscilan entre la intangibilidad del sonido y la tangibilidad de los soportes visuales; el arte sonoro es una propuesta intrigante y fascinante, y todavía carece de una sólida demanda comercial.

Diseñada curatorialmente a partir del concepto de “différance” que desarrolló el filósofo Jacques Derrida, la muestra asume que lo distinto es lo diferido para sustentar “la imposibilidad del arte de mostrar a un utópico ser único”. Convencidos de que no existe la idea original sino sólo su huella, el vestigio, o la huella de la huella, los curadores Bárbara Perea y Manuel Rocha presentan siete piezas del mismo número de autores que son como un “eco sonoro” de la obra que las detona y precede.

Al margen de la complejidad del discurso, la exposición sobresale por la solidez de las firmas y la contundencia de las piezas. Integrada con instalaciones, esculturas, videos, expresiones gráficas y un ambiente sonoro, la muestra titulada Différeance descubre sugerentes narrativas que transitan entre la reflexión espiritual, el juego creativo, la crítica política y el morbo festivo.

Instalado en la cocina por considerarlo el lugar que acoge a fumadores y bebedores, el paisaje sonoro en cuatro canales de Vicente Rojo Cama recupera sonidos de vivencias amorosas y adictivas en un afectivo entorno que no esconde ni la estufa, ni los vasos, ni las botellas destinadas a celebrar las inauguraciones galerísticas.

Diferente en su poética, el video sonoro de Guillermo Galindo evidencia la incomunicación que existe entre Estados Unidos y México al convertir, en una traducción absurda, la carta abierta que dirigió el poeta y activista Javier Sicilia al presidente Barack Obama solicitándole prohibir la venta de armas a narcotraficantes mexicanos.

Además de la poética instalación de Roberto Arcaute en la que, con horadaciones en acetatos que reproducen el Himno Nacional enfatiza el “bélico acento” de su contenido, en la exposición destaca la escultura de Guillermo Santamarina. Inspirada en la música espiritual de Washington Phillips (1880-1954), la pieza convierte en luces intermitentes los 19 Góspel del músico texano. Instalados en un soporte que abiertamente refiere a una mandala, los focos, con sus discretos sonidos, develan una veta espiritual del artista hasta ahora desconocida en el ámbito galerístico.

Cuisset acompaña la muestra con visitas guiadas y conferencias. La muestra sólo estará hasta este sábado 11 de julio en Le Laboratoire (Vicente Suárez 69-int. 2, Col. Condesa), de 11 a 19 horas, previa cita (55-5256436). Consulte www.lelaboratoire.com.mx