Los vecinos se sienten lastimados…

Desde agosto pasado, un sinnúmero de vecinos de las colonias Condesa, Cuauhtémoc, Juárez y Roma Norte, de la Delegación Cuauhtémoc, han protestado en marchas, a través de redes sociales, foros y medios informativos por “la falta de transparencia e imposición, sin consultar a los residentes del lugar”, sobre el proyecto Corredor Cultural Chapultepec-Zona Rosa (CCC-ZR).

Ante la polémica, el Gobierno del Distrito Federal (GDF), mediante el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), organizó una consulta vecinal que se efectúa hoy 6 de diciembre, con la pregunta: ¿Debe o no realizarse el proyecto Corredor Cultural Chapultepec-Zona Rosa en el tramo comprendido entre Lieja y la Glorieta de Insurgentes?

Las opciones sólo son son dos: “Si debe” y “No debe”.

Pero los residentes de dicha delegación han resaltado que esa consulta “es un engaño”.

Laura Nava, de Brújula Metropolitana, manifiesta en entrevista antes de iniciar un foro con todos los vecinos y especialista que dicen no, en la sede de esta agrupación:

“Conocemos la forma cómo las autoridades organizan las votaciones del país. Se ha denunciado manipulación y el PRD ya está ofreciendo dinero a personas para que voten por el sí. La página de internet de IEDF, donde te puedes informar de cómo votar, no te deja abrir el micrositio. No ofrece toda la información de dónde se puede votar.”

Ahí intervinieron los artistas Maris Bustamante, Sergio González y Magdalena Más, quienes forman parte de las plataformas, de twitter y facebook, 06600, el Observatorio Vecinal de la Colonia Juárez y la Escuela Vecinal de la Juárez para el Mundo Mundial; además, la experta en megaproyectos Alicia Sánchez, de la Facultad de Arquitectura de la UNAM y miembro de Agua para todos agua para la vida; la especialista en derechos humanos Sandy Choreño; y el abogado Ricardo Galván Matías, de Gama Abogados & Consultores –que defiende a los locatarios del Mercado Juárez y diversos vecinos de la Delegación Cuauhtémoc–. A la discusión asistieron alrededor de 300  personas.

Todos están en contra del CCC-ZR. Durante la reunión exigieron que se les informe “de los estudios de impacto ambiental del Corredor y de los otros proyectos inmobiliarios que ya se realizan en la colonia, como el Centro de Transferencia Modal (CETRAM)”, que es el andén de los autobuses de pasajeros situado en la zona del estacionamiento de la Secretaría de Salud. Así como de los estudios de mecánica de suelos (pues en caso de sismo cómo se comportarán las construcciones), de dotación suficiente de servicios (agua sobre todo), de vialidad para garantizar la reducción de carriles que prevé el Corredor.

Otras peticiones son que la Avenida Chapultepec con el CCC-ZR “se volverá oscura, los puentes no nos dejarán ver el cielo; como no tiene permisos del INAH  ni del INBA, dañara el patrimonio histórico existente; despojará a vecinos de viviendas y negocios, lo cual contribuye a la inseguridad; como dice el proyecto, entregarán concesiones por 40 años y 95% del dinero que ahí se genere será para los bancos millonarios y sólo el 5% para el GDF”.

El abogado Galván Matías alerta sobre que el CCC-ZR es impulsado con una inversión de origen desconocido:

“Es gestionado por una holding o empresa controladora que se dedica a la especulación financiera, comercial e inmobiliaria: Invex, la cual, el 6 de agosto pasado, en asociación con ProCDMX, celebra un contrato de Fideicomiso (F/1889).”

Informa que Gama Abogados tramitó el 12 de noviembre pasado un Juicio Electoral (TEDF-JEL-482/2015) ante el Tribunal Electoral del Distrito Federal, solicitando la nulidad de los Acuerdos ACU-611-15, ACU-612-15, ACU-613-15, emitidos por el IEDF, que dan trámite a la Consulta de este 6 de diciembre, “porque  tiene vicios que hacen nula la referida sesión”.

También ese despacho, dice, solicitó “medidas cautelares para que se detengan los actos tendientes a la realización de la consulta en razón de que en el disco compacto, que se repartió por el IEDF, no consta el contenido en PDF del Fideicomiso F/1889 ni del título concesión, en los cuales se aprecia la vocación comercial del proyecto”.

Luego, denuncia que Sistema de Trasporte Colectivo Metro no aprobó el proyecto:

“No conoce el plan ejecutivo, lo cual es indispensable para saber el peso, medidas de las nuevas estructuras en relación con las instalaciones subterráneas de la Línea 1 del Metro.”

Sandy Choreño denuncia que el GDF “violenta varios derechos” con el Corredor, por lo cual el 31 de agosto interpuso una “queja” en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, asentada con los números 353415 y 353515.

“Se viola el derecho a la información, ya que se omite información suficiente, clara y oportuna del proyecto; el derecho político porque no participó la ciudadanía; el derecho al medio ambiente: derecho a la movilidad, derecho al agua, derecho a la igualdad y no discriminación, pues no es un modelo que promueva la cohesión social…”

El lunes 30 de noviembre, asienta, le enviaron la respuesta.

“Es una burla porque nos dicen: no se preocupen, va haber una Consulta Ciudadana”.   l