Acerca de “Benedicto XIII, un ancestro de prosapia”

De Óscar González Garí

Señor director:

En relación con la nota titulada Benedicto XIII, un ancestro de prosapia, publicada el pasado 13 de diciembre bajo la firma de Alberto Osorio (Proceso Jalisco 579), solicito hacer las siguientes precisiones para la mejor comprensión del texto:

Yo no hablé de “abolengo” o “prosapia”, pues los descendientes de la familia González Luna no somos ni nos sentimos parte de una dinastía faraónica o romana.

Benedicto XIII es más que “un ancestro de prosapia”, como dice el título del artículo; es un ancestro disidente de gran conciencia y valor profético.

El Papa Luna o del Mar (Benedicto XIII) no sólo es pariente lejano mío, sino de todos los descendientes de la familia González Luna, asentados en Autlán y Guadalajara. El Papa Luna, cuyo nombre era Pedro de Luna y Pérez de Gotor, fue considerado antipapa a partir de la sentencia condenatoria del Concilio de Constanza (1417). Mencioné que el cerco de tres años tramado en su contra por el rey Carlos VI de Francia fue un atentado a la fe y a la unidad de la Iglesia europea.

Sobre el señor Efraín González Luna Morfín, es necesario especificar que él pertenece a la rama o estirpe de los González Luna Morfín, por ser hijo de Efraín González Luna y Amparo Morfín González.

El Papa Luna fue el más prolífico de la Iglesia europea en cuanto a las bulas publicadas a lo largo de su pontificado de 29 años, pues firmó 28 mil de ellas.

También es necesario aclarar que la persona que fue sometida a análisis de ADN (que se cita en el texto) para esclarecer la afinidad genética de la familia González Luna con el Papa Luna, fue mi tío, Eduardo Francisco González Luna Sauza, en el año 2001, y no su servidor.

Atentamente
Licenciado Óscar González Garí
(Familia González Luna Romero y Red Jalisciense de Derechos Humanos, A.C.)

 

Respuesta del reportero

Señor director:

Permítame señalar que agradezco las puntualizaciones que el presidente de la Red Jalisciense de Derechos Humanos, Óscar González Garí, hace en torno al texto mencionado, y confirmo que, según el entrevistado, fue a Eduardo Francisco González Luna Sauza a quien se le efectuó la prueba de ADN, no a Óscar González Garí, como este reportero escribió por error.

Atentamente
Alberto Osorio M.