Familia,amigos,prestanombres…

La detención del Pistola llamó la atención hacia su círculo familiar y de amistades. Aunque algunas empresas y personas intentan deslindarse de sus negocios, Proceso Jalisco encontró documentos que los ligan a sus negocios de distintas maneras.

Adriana Díaz Guzmán, esposa de Sergio Kurt Schmidt Sandoval, El Pistola, nació en Guadalajara el 28 agosto de 1962. Según un contrato de la Comisión Federal de Electricidad, Díaz Guzmán vivía en el Callejón del Iris 55, condominio La Loma, interior 50, en el fraccionamiento Bugambilias.

La madrugada del 18 de agosto pasado elementos del Ejército y de la Policía Federal se llevaron de ese domicilio a su pareja, a quien le aseguraron un arma corta, un kilo de heroína y otro de cocaína, lo que para la autoridad implica fines de venta, por lo que fue vinculado a proceso. La PGR también abrió sendas averiguaciones previas contra él por delincuencia organizada y delitos contra la salud.

El acusado había tramitado el amparo 874/2015, que se radicó ante el Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales del Tercer Circuito en el estado, pero de nada le sirvió.

Según su licencia de conducir, Schmidt tenía su domicilio particular en el Camino Real San Isidro kilómetro 6.5, colonia San Isidro Mazatepec. Esa dirección no aparece entre las propiedades que están a nombre de su esposa.

Según las anotaciones notariales correspondientes a la constitución de empresas, Díaz Guzmán se dedicaba al hogar. Sin embargo, le arrendó al municipio de Tlajomulco cinco máquinas pesadas por 237 mil 553 pesos, como se asentó en el acta de la sesión ordinaria del Comité de Adquisiciones del 8 de abril de 2014.

En ese documento se detalla que la Oficialía Mayor Administrativa decidió solicitar la maquinaria rentada a Díaz Guzmán por adjudicación directa, mediante la requisición 2144, del 31 de marzo de ese año. En ese tiempo el presidente del Comité de Adquisiciones era el regidor Lucio Miranda Robles y los vocales Andrés Zermeño Barba, Octavio Sánchez García y Juan Cortés Romero. Todos aprobaron y firmaron la asignación del contrato.

Igualmente, desde diciembre de 2010 a la fecha, la esposa de Schmidt Sandoval también arrienda a ese ayuntamiento el inmueble donde están las oficinas de la Dirección de Seguridad Pública. Al principio la dependencia pagaba 38 mil 160 pesos mensuales y actualmente 44 mil 717, según el portal de transparencia de Tlajomulco. Es decir que por ese concepto la policía municipal ha erogado por ese concepto un total de 3.1 millones de pesos (Proceso Jalisco 616).

La señora Díaz Guzmán también se dio de alta en el padrón de proveedores del gobierno del estado, al menos en 2013, cuando registró la Mueblería Alameda, con domicilio en la calle Constitución 182 A, colonia Centro, en Autlán de Navarro.

Los bienes de Adriana

Aunque en el Registro Público de la Propiedad y Comercio no existe ningún inmueble a nombre de Sergio Schmidt, consta que su esposa Adriana Díaz es propietaria de dos locales comerciales en el fraccionamiento Hacienda La Purísima (folios 2312549 y 2312548), de una finca en la calle Hidalgo (folio 2409981), colonia Loma Bonita Ejidal de Santa María Tequepexpan, Zapopan.

Según el folio 2462359 del registro, Díaz Guzmán es dueña del inmueble de la calle Volcán El Colli 2300, en Zapopan, donde está la oficina de su Inmobiliaria Adros. También posee otro en Circuito de las Azaleas 30, colonia Jardines del Castillo, municipio de El Salto (folio 2302425).

Posee otras dos viviendas: una en Paseo de la Cañada 15, Santa Ana Tepetitlán, y otra en avenida Guadalajara 83, colonia Granjas México Nuevo, ambas en Zapopan.

Asimismo tiene a su nombre 11 vehículos. Cinco de ellos están registrados en Autlán de Navarro, tres de ellos en la calle Constitución 182 y el resto en Allende 400.

Se trata de dos camionetas Nissan NP 300, placas JR 11883 y JR78577, modelos 2010 y 2009; una Ford F350, placas HY 17054, modelo 1973, y una  F200, placas HX 93903, modelo 1985; además de una General Motors C 20, placas JM35477, de 2005.

Los otros seis autos son modelos entre 1997 y 2011 y están registrados en Zapopan: cinco en Callejón del Iris y uno en Sierra de Quila 1692. Los más lujosos son el Mercedes Benz placas JHS 8400, el Jeep placas JGT 8206 y una Aspen con placas JGX 4722.

Presuntos prestanombres

De acuerdo con funcionarios consultados, Sergio Schmidt tiene dos prestanombres: el representante del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), Alfonso Cruz Lozano, y su cuñado Gastón Vega Ramírez.

Según el Registro Público, Cruz Lozano es socio de tres empresas: Restaurante La Crema, que se constituyó el 22 de abril de 2010 (folio mercantil 53975), y Digital México, creada el 12 de  noviembre de 2000 (folio 6342), ambas en Guadalajara, y Cabocel (folio 9224), que se dio de alta el 31 de mayo de 2006, con sede en Baja California Sur.

En cuanto a Gastón Vega, sólo aparece como socio de Industrializadora y Comercializadora Apolo, la cual se constituyó el 11 de marzo de 2011 con el folio mercantil 60638. Sus socios son Marco Antonio Jiménez Hernández, Ramiro Ortiz Orozco, Gabriela Sánchez Ramos y Juan Alonso Niño Cota, excoordinador del CCIJ y exvicepresidente de la Concamin.

En el número de Global Standard Magazine de octubre de 2012 Gastón Vega se presenta como director y socio de Fudex, “una de las empresas más importantes de preparación, elaboración, venta y prestación de servicios de alimentación masiva en México, lo mismo en la concesión de comedores y prestación de servicios de alimentación masiva en México”, con una década de experiencia. No obstante, en el Registro Público de la Propiedad y Comercio no aparece ningún dato de Fudex.

Aparte de manejar sus empresas, Cruz Lozano y Vega Ramírez se dan tiempo para fungir respectivamente como representante legal y de ventas de Comser de Occidente S. de R.L. de C.V. (folio mercantil 42365), que se constituyó el 6 de marzo de 2008 ante el notario Javier Herrera Anaya.

Su objeto social es la elaboración, distribución, compra, venta, importación, exportación, promoción y comercialización de todo tipo de alimentos y materias primas relacionadas con el abastecimiento y la atención de comedores industriales y con todo lo referente a proporcionar los servicios de alta calidad a comedores industriales, así como a particulares y entidades públicas que lo requieran”.

Como socios de Comser aparecen Ramiro Baeza González y José Manuel Sotelo Rivera, con Cruz Lozano en calidad de representante legal. Actualmente, la autoridad estatal y federal documentan los nexos de Sergio Schmidt con esta empresa, que resultó favorecida por los tres niveles de gobierno mediante contratos y subsidios.

Por ejemplo, el Consejo Estatal para el Fomento Deportivo (Code) entregó a Comser un cheque por 117 mil 642 pesos por el servicio de alimentos, en “el marco de la olimpiada nacional de la disciplina de rugby”, en octubre de 2013.

La Comisión de Adquisiciones y Enajenaciones de la Secretaría de Salud Jalisco, que presidía José Luis Gómez Quiñones, contrató con Comser el “servicio de alimentación para la Unidad Especializada en Atención Obstétrica y Cuidados Neonatales en Tala”. Se trata de dos contratos, uno en 2010 y otro en 2012, que suman 1 millón 118 mil pesos.

La Secretaria de Educación también firmó con esa empresa tres contratos en 2014 y 2015 para proveer de alimentos a las escuelas de tiempo completo de las zonas, norte, metropolitana y sur. El pago total fue de 31 millones 762 mil 199 pesos.

En 2009, durante el periodo del gobernador panista Emilio González Márquez, Comser obtuvo un contrato por 196.7 millones de pesos para preparar los alimentos a los reclusos.

En los últimos tres años el gobierno estatal del priista Aristóteles Sandoval entregó contratos a Comser por 375.3 millones de pesos para surtir de alimentos a los reclusorios.

En 2010, la Secretaria de Seguridad Pública, Prevención y Readaptación Social, que encabezaba Luis Carlos Nájera Gutiérrez, confió a la misma empresa la preparación de los alimentos de los internos del penal estatal de Puente Grande. Ese contrato fue por casi 141 millones de pesos.

En las administraciones del panista Alfonso Petersen y de su sucesor, el priista Aristóteles Sandoval, el ayuntamiento de Guadalajara firmó cuatro contratos con Comser para surtir de alimentos al personal de la dirección médica y a los pacientes hospitalizados, así como a los médicos becarios de las unidades médicas locales. El contrato con el panista fue de casi 148 mil pesos, mientras que los tres otorgados por los priistas suman 2 millones 344 mil 794 pesos.

Además, en el Informe Trimestral de Subsidios que otorga la Secretaría de Economía a través del Programa para el Desarrollo de la Industria del Software, Comser recibió 949 mil 750 pesos por mediación del gobierno estatal.

Círculo amistoso

Sergio Schmidt acudía ocasionalmente al bar Leyendas del Rock, en Guadalajara. La revista Gente Bien, del diario El Informador, publicó fotografías de una celebración del dueño del establecimiento, Benito Albarrán, donde éste aparece con su invitado Sergio Schmidt y la esposa de éste.

Esa vez asistió el entonces fiscal general Luis Carlos Nájera Gutiérrez, quien se retrató con el conductor de noticias de Televisa Guadalajara Miguel Ángel Collado. Nájera dejó el cargo en julio de 2015 en medio de acusaciones de que protegía al CJNG, lo que el exfuncionario siempre negó.

A la celebración en el bar también acudió Eugenio González Márquez, hermano del exgobernador y cercano a Benito Albarrán y al Pistola desde los años ochenta. Eugenio se relacionó con Sergio cuando le reclamó los 17 millones que le correspondían a su hermano fallecido, Jesús González, del asalto bancario del 15 de diciembre de 1981, donde obtuvieron un botín de 93 millones de pesos.

Leyendas del Rock es propiedad de Albarrán, pero Eugenio tiene intereses ahí; tanto, que su hermano, el entonces gobernador Emilio González Márquez, inauguró ese bar el 19 de mayo de 2011.

En otra edición de Gente Bien aparece una fotografía del actual coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano, Ismael del Toro Castro, quien fue alcalde de Tlajomulco y conoció la integración de Kurt Schmidt, hijo de Sergio, a la nómina municipal.