Carta del rector del CUCS-UdeG

Señor director:

El reportaje “La corrupción, dañina para la salud”, elaborado por Esperanza Romero Díaz, publicado en la edición número 623 de Proceso Jalisco, se basó exclusivamente en la versión unilateral del señor Jorge Gómez Jaramillo, quien fue separado de sus responsabilidades por irregularidades cometidas en el desempeño del proyecto de investigación sobre perfil molecular de cáncer de mama en América Latina, y quien amenazó a nuestra institución con acciones de represalia.

Por principio, el señor Jorge Gómez condicionó la realización del proyecto a la contratación de su hermana, Marcela Gómez Jaramillo, quien a su vez incorporó al proyecto de manera irregular a su hijo Rodrigo López Gómez, a su pareja, Alberto Becerra Valdez, y a la cuñada de éste, Rosa E. Retamoza.

Marcela Gómez Jaramillo está acusada de fraude ante los órganos de responsabilidades de la UdeG por haber presentado un título falso de Licenciada en Administración de Empresas por la Universidad del Valle de Atemajac, información que fue corroborada por la propia institución educativa.

Ante la auditoría interna realizada por la Contraloría General de la UdeG al proyecto de investigación en 2013, el señor Jorge Gómez amenazó con que influiría en el Centro de Salud Global del Instituto Nacional de Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos para retirar los fondos de esta institución al Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) y además amenazó con acusar de plagio y dañar el prestigio académico del Dr. Adrián Daneri, Coordinador de Investigación de este centro universitario.

Frente a esta situación, en diciembre de 2013 el CUCS informó al NCI sobre las amenazas del señor Jorge Gómez, su renuencia a la realización de la auditoría interna, así como irregularidades cometidas por Marcela Gómez y Alberto Becerra.

A raíz de esto, en diciembre de 2013, el NCI separó de su cargo al señor Jorge Gómez y, además, la compañía Leidos dio de baja del proyecto de investigación a Marcela Gómez, Alberto Becerra, Rodrigo López y Rosa E. Retamoza.

El 23 de enero de 2015 el Rector General de la Universidad de Guadalajara, el Mtro. Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, recibió una carta por parte del NCI, en la que se agradeció a esta Casa de Estudio haber señalado las irregularidades en torno a la implementación del programa y se informó que la compañía encargada de realizar los contratos sería sustituida. Además, el NCI reconoció el trabajo realizado por el Dr. Adrián Daneri y su equipo de investigación.

También es preciso señalar que es falso que por malos manejos del CUCS haya fracasado el proyecto de investigación, el cual se suspendió temporalmente en 2013 en los cinco países participantes en función de un recorte de 300 millones de dólares que sufrió el NCI.

Actualmente, el proyecto de investigación continúa sin problema alguno. En septiembre de este año el CUCS recibió el contrato de la nueva compañía designada por el NCI para la reactivación del programa, así como para el inicio de dos nuevos proyectos asociados al de cáncer de mama.

También es importante mencionar que la salud de las pacientes que participaron en el proyecto de investigación nunca estuvo en riesgo, en razón de que éste no contempla el uso directo de sus resultados para fines de diagnóstico o tratamiento.

Debo señalar que el perfil de cada uno de los colaboradores del proyecto de investigación fue adecuado y pertinente a lo requerido, en lo que a las responsabilidades del CUCS corresponde. Desde el inicio de esta administración hemos sido cuidadosos en la revisión y auditoría de todos los proyectos de investigación.

Por petición del CUCS, la Universidad de Guadalajara se encuentra atenta del seguimiento de los procesos judiciales y el deslinde de responsabilidades que se han desprendido del caso. La institución cuenta con todas las evidencias documentales y jurídicas en cuestión.

Es lamentable que el propio reportaje de Proceso sea una prueba de que el señor Jorge Gómez Jaramillo esté cumpliendo sus amenazas en el sentido de intentar desprestigiar al CUCS y al responsable del proyecto de investigación, por no haber tolerado sus irregularidades.

De acuerdo con la Ley reglamentaria del artículo 6°, párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia del derecho de réplica, solicitamos la publicación de la presente en virtud del pleno apego a los hechos y con el propósito de contribuir al prestigio y reconocimiento que siempre ha tenido la revista Proceso.

Atentamente

Dr. Jaime Federico Andrade Villanueva

Rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud

Universidad de Guadalajara