Aclaración del doctor Jorge Gómez

Sr. Director

En su edición 624 Proceso Jalisco publicó una carta del Dr. Jaime Federico Andrade Villanueva, Rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), en la que afirma que yo, Jorge Gómez Jaramillo, fui separado de mis responsabilidades en el proyecto “Perfil molecular cáncer de mama en la mujer latinoamericana” y que amenacé con retirar los fondos internacionales que gestioné para la Universidad.

Deseo aclarar que lo anterior es falso, pues continúe laborando en el Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos de Norteamérica (NCI, por sus siglas en inglés) hasta finales del año 2015.

Con el único afán de ayudar a mi alma máter, desde el año 2006 me acerqué a la institución y propuse proyectos de investigación financiados por mi oficina y bajo mi cargo con instituciones estadunidenses.

En ningún momento condicioné los proyectos a la contratación de mi hermana ni a las otras personas que menciona. Ella ya estaba trabajando en la Universidad de Guadalajara (UdeG) (anexo documento comprobatorio) en la Coordinación de Finanzas desde 2007 y continuó su relación laboral con la institución hasta 2014, por lo que es totalmente apartado de la verdad que se encontró algún manejo irregular con su función administrativa dentro del proyecto, el cual quedó suspendido desde finales de 2013, a pesar de que el contrato se firmó en septiembre de 2010 con vigencia de cinco años.

Contrario a la aseveración del Dr. Andrade, detecté y denuncié a las autoridades superiores de Estados Unidos (anexo documento comprobatorio) la malversación de fondos y un posible fraude estimado por la cantidad de 500 mil dólares por parte del Sr. Daneri (coordinador del Proyecto en Guadalajara).

Algunos hechos fueron documentados en Proceso Jalisco 623, como la remodelación del biobanco con fondos del NCI, pese a que el contrato firmado lo prohíbe tajantemente.

Sugiero al Dr. Andrade se involucre en el tema e informe que los señores Daneri Navarro y José María Hernández Hernández dirigieron cartas al NCI en que señalaron imputaciones y difamaciones sin fundamento contra mi persona, ante lo cual he optado por seguir acciones legales para resarcir el daño moral.

De las observaciones se le hicieron saber al rector general de la Universidad de Guadalajara, como el uso indebido de fondos, la falta de perfil y capacitación a cierto personal, doble facturación y nepotismo (anexo documento comprobatorio), el Sr. Daneri da respuesta a nombre del rector general de la Universidad de Guadalajara y reconoce cada uno de esos señalamientos, incluyendo personal que tenía parentesco y compromiso con el Sr. Daneri (anexo documento comprobatorio).

El proyecto terminó en diciembre de 2013, cuando el NCI se dio cuenta de las anomalías (anexo documento comprobatorio), no obstante el Sr. Daneri continuó otorgando salarios a cierto personal (anexo documento comprobatorio).

Por consiguiente, el proyecto no ha cumplido con los objetivos primarios para los cuales se necesitan aproximadamente 300 mil dólares semestrales y no la cuantiosa cantidad de 6 mil dólares que después de dos años el NCI ha accedido otorgar, según menciona el Sr. Daneri.

Es importante mencionar que el proyecto fue auditado por el contralor del CUCS y no tuve objeción alguna (anexo documento comprobatorio), pero era necesario ser auditado por un experto que tenga conocimiento técnico y científico de los reactivos, equipos, perfiles del personal y todo lo relacionado al proyecto. Esto no es un conflicto personal, es un asunto de honestidad, ética profesional, ética científica y de normas internacionales que fueron violadas. Cuento con todas las pruebas que muestran la malversación de fondos y fraude cometidos por el Sr. Daneri y algunos de sus allegados.

Me da gusto que la Universidad de Guadalajara esté al pendiente del seguimiento de los procesos internos y judiciales, ya que he tomado la vía jurídica para que la verdad salga a la luz, así como acciones legales por plagio y malversación de fondos por la cantidad de 500 mil dólares que se acreditan en el manejo de la cuenta de cheques 65502714821 del Banco Santander (módulo CUCS), en donde se comprueba que todos los cheques emitidos fueron firmados por el Sr. Daneri como investigador principal de Guadalajara, tal como lo demuestra la carta de autorización de firmas mancomunadas del Banco Santander. Asimismo, le confirmo que todas las adquisiciones de servicios, insumos, materiales, reactivos, equipo de información, viáticos y todo lo NO autorizado por el proyecto como lo marca el contrato fueron revisados, autorizados y firmados por el Sr. Daneri. Confío plenamente en las autoridades superiores universitarias y judiciales.

Es lamentable que el rector del CUCS esté protegiendo al coordinador de investigación (Sr. Daneri) por el uso irresponsable de los fondos y que en forma tramposa señala imputaciones carentes de veracidad y pruebas.

Atentamente

Jorge Gómez, MD, PhD

Assistant Director for Cancer Outreach, UA Cancer Center

Assistant Vice President for Translational Research in Special Populations