Puntualizaciones al reportaje sobre “Las empresas favoritas del Hospital Civil”

Señor director:

Me dirijo a usted para exponer algunas puntualizaciones sobre el reportaje “Las empresas favoritas del Hospital Civil” publicado en la edición 635 de Proceso Jalisco:

1. De los 102 millones de pesos erogados por el Hospital Civil de Guadalajara a los que hace referencia su artículo se debe establecer que:

a) abarca siete ejercicios presupuestales (de 2010 a 2016);

b) de los ejercicios mencionados, únicamente los últimos tres corresponden a la actual gestión hospitalaria;

c) la citada cantidad representa un promedio de 0.3% de los presupuestos ejercidos anualmente;

d) no fueron ejercidos solamente en sistemas de aire acondicionado, sino también en otros servicios y mantenimientos indispensables para el desempeño hospitalario, como han sido la rehabilitación de quirófanos, adecuaciones de instalaciones eléctricas e hidráulicas, así como adaptación en salas de imagenología, entre otros;

e) incluso, es menester subrayar que en las instituciones hospitalarias, al hablar de sistemas de aire acondicionado, lejos de considerar a éstos como equipos sólo de confort, representan una infraestructura indispensable dictada en la normatividad vigente en materia de salud. Por ejemplo, existen áreas y equipos para los que se debe mantener un estricto control de la temperatura, calidad y filtración del aire las 24 horas del día, como un mecanismo preventivo de riesgos en salud (áreas quirúrgicas, terapias intensivas, unidades de cuidados neonatales, laboratorios, gabinetes de imagenología, etc.);

f) en su artículo no hay puntos de referencia en los servicios y montos que se mencionan con respecto a instituciones hospitalarias similares que pudieran dimensionar su proporción.

2. La contratación de dichos servicios se ha hecho en todo momento con estricto apego a la normatividad vigente, mediante procesos adquisitivos, siempre bajo la estricta vigilancia de la Comisión de Adquisiciones y Enajenaciones del OPD Hospital Civil Guadalajara, integrada por representantes de la iniciativa privada, gobierno del estado de Jalisco y del propio Hospital Civil de Guadalajara, así como también de la Contraloría del Estado.

3. La legalidad de los procesos adquisitivos se refuerza además con su publicación a través de la página de Transparencia de esta institución, tal y como la revista señala, pudo obtener la información respectiva.

4. La relación contractual que nace entre la institución y sus proveedores toma en consideración principalmente al Padrón de Proveedores del gobierno del estado de Jalisco y la convocatoria pública, a través de los diarios de mayor circulación y la propia página web de la institución.

5. El vínculo familiar que pudiese existir entre los propietarios de dos de las tres empresas mencionadas en su artículo, constituye un aspecto jurídico ajeno a este organismo, ya que cada uno en lo individual posee la libertad de asociarse, siempre y cuando cumplan con los requisitos que establecen las leyes vigentes para los procesos convocados.

6. Así también, vale la pena señalar que aquellos proveedores que incurran en actos ilegales son turnados ante el gobierno del estado de Jalisco y con ello se decide si continúan manteniendo su registro correspondiente.

7. La Coordinación General de Servicios Generales de este organismo no cuenta con reportes de fauna nociva surgida de los ductos de aire acondicionado en ninguna de las dos unidades hospitalarias que lo conforman.

Confío en que estas precisiones permitan a sus lectores formarse una idea más clara y proporcionada de lo indispensables que son estos servicios en el ámbito hospitalario.

Sin otro particular, reciba un cordial saludo.

Atentamente

Dr. Héctor Raúl Pérez Gómez

Director general, Hospital Civil de Guadalajara

Respuesta de la reportera

Señor director:

De acuerdo a los gastos publicados en la página de Transparencia del nosocomio, las tres empresas sí recibieron 102 millones de pesos que se canalizaron al mantenimiento y compra de aire acondicionado. Además, se les contrató para prestar otros servicios, como análisis de partículas, adecuaciones de sala de imagenología y quirófanos, implementación del “código azul”, compra de chillers y refacciones, que implicó un gasto de poco más de 7.2 millones de pesos.

Los aires acondicionados no sólo se instalaron en áreas para prevenir riesgos de salud, sino también en la de Comunicación Social y las oficinas de directores y subdirectores, lo cual sí representa un confort.

En cada uno de los procesos adquisitivos participaban las tres empresas señaladas, en consecuencia los familiares y amigos tenían la certeza de siempre llevarse un contrato, en ocasiones millonario. Llama la atención que desde 2010 a 2016, sólo se le asignó una vez a Constructora Anguibora “el suministro de equipo de aire acondicionado para el quirófano 10”, por 226 mil 847 pesos, el resto del tiempo se adjudicó a las empresas mencionadas en la nota.

Atentamente

Gloria Reza