20 años del Centro del Son Jarocho

Fundado en diciembre de 1998 en Jáltipan, Veracruz, por los integrantes del grupo de son jarocho Los Cojolites y el taller de telar Nigan Tonogue –luego de que ambos proyectos fueran despojados de un espacio para trabajar en el pueblo de Cosoleacaque–, el Centro de Documentación del Son Jarocho está celebrando 20 años de existencia.

Cuando la economía del estado de Veracruz se vio gravemente afectada por el cierre de plantas azufreras y petroleras a principios de los años 90, la calidad de vida de su población sufrió un duro golpe y se vivieron grandes migraciones ante la imposibilidad de conseguir empleo.

Se dice que únicamente en el pueblo de Jáltipan al menos 20 mil personas se trasladaron a las grandes ciudades o persiguieron el llamado “sueño americano”, lo que ocasionó el decaimiento moral de su población, pues muchas familias se vieron separadas. Así mismo el olvido de tradiciones y costumbres propias de la cultura veracruzana era latente e incluso el índice delictivo en la población adolescente vio un aumento.

Así, Los Cojolites, bajo la dirección de Ricardo Perry y el Taller Nigan Tonogue de la señora Leocadia Cruz Gómez, decidieron que los esfuerzos hechos en Cosoleacaque debían tener continuidad, por lo que fundaron a finales de 1998 el Centro de Documentación del Son Jarocho en una antigua edificación en la calle Madero, muy cerca del parque Jáltipan, tras firmar un convenio de cesión del inmueble con su dueño. 

Inmediatamente comenzaron los trabajos de reacondicionamiento y se anunciaron los primeros esbozos de su oferta cultural para abrir oficialmente en septiembre del año siguiente e impartir varios talleres, opción saludable para la población infantil y juvenil y preservar el vasto legado cultural veracruzano.

Diez años después, en octubre de 2009, el centro se vio en peligro de desaparecer tras el fallecimiento del dueño original del inmueble, y el desconocimiento de aquel convenio por parte del nuevo propietario, quien exigía la compra o el desalojo. El centro publicó una carta a la cual músicos, escritores, actores, artistas plásticos y periodistas se unieron en la petición de apoyo económico al entonces gobernador Fidel Herrera, conservar el inmueble y seguir con su trabajo en favor de la tradición sonera. 

Con los sismos de septiembre del año pasado, el edificio sufrió daños estructurales, por lo cual ahora sí el desalojo es inminente. Afortunadamente para el equipo comandado por Perry desde hace unos meses y gracias al apoyo e iniciativa de la cantante Natalia Lafourcade, quien consiguió recursos y aliados, en este mes comenzará la construcción de un nuevo edificio para el Centro de Documentación del Son Jarocho, el cual tendrá biblioteca, galería, restaurantes, estudio de grabación y habitaciones para los integrantes de Los Cojolites y estudiantes que requieran alojamiento.

Para redondear los festejos por los 20 años del centro, el equipo celebró los días 27 y 28 de diciembre 25 años del Festival del Son Jarocho de Jáltipan, cuyo escenario ha sido plataforma para viejos y nuevos soneros y ha contado con la participación de nombres como Zack de la Rocha (del grupo Rage Against the Machine), Lila Downs, Eugenia León y Susana Baca.