Más suciedad en el Sistecozome

Aparte de cancelar las rutas de transporte eléctrico “limpio”, los directivos del Sistecozome promueven la entrega del transporte público a grandes inversionistas privados sin que haya un proyecto integral para mejorar la movilidad en la zona metropolitana de Guadalajara Sindicalistas independientes denuncian que, además, la dirección de la empresa y el sindicato oficial castigan ilegalmente a la disidencia y manejan a conveniencia las aportaciones de los trabajadores a los fondos de pensión
A más tardar en dos semanas, la Federación General de Trabajadores al Servicio del Estado y los Municipios (Fgtem) solicitará al Congreso de Jalisco que instaure juicio político contra la exdirectora del Sistema de Transporte Colectivo de la Zona Metropolitana (Sistecozome), Susana Márquez –que podría ser inhabilitada para ejercer cargos públicos– y contra el actual responsable de la empresa, Lázaro Salas
Además, el organismo sindical presentará ante el Ministerio Público sendas demandas penales, pues argumenta que ambos funcionarios son responsables de un quebranto financiero por casi 3 millones de pesos que se han tenido que pagar en la cobertura de demandas laborales por despidos injustificados, al que se suman daños patrimoniales por 5 millones debidos al desmantelamiento del servicio del trolebús en Guadalajara y de rutas de camiones en Puerto Vallarta
Antes de que lo arruinaran, el servicio de trolebús cubría la zona metropolitana con cinco rutas y hoy está reducido a dos líneas, con 37 unidades en total
El dirigente de la Fgtem, Cuauhtémoc Peña Cortés, indica que expondrán ante los legisladores de las comisiones de Responsabilidades y de Vialidad y Transporte las irregularidades cometidas en el retiro de 50 kilómetros de líneas para el transporte eléctrico, tanto en el gobierno de Francisco Ramírez Acuña como en lo que va de la administración de Emilio González Márquez
Tan sólo para enfrentar el problema de los despidos injustificados, denuncia Peña Cortés, Sistecozome ha tenido que desembolsar sumas millonarias
En el caso de “Héctor Ramos Vega, un operador corrido en el año de 2003, ganó el juicio hace dos semanas y se le tuvieron que pagar sueldos caídos por más de medio millón de pesos (524 mil) Lo peor es que ese trabajador sólo demandaba 150 mil pesos hace cinco años”, al momento de su despido
Así mismo, José Guadalupe García Morán fue indemnizado con 282 mil pesos, ya que fue despedido en 2002 y se ordenó su reinstalación en abril de 2008, previo pago de salarios caídos A Rosalío Agredano Tapia, despedido en 2003, se le pagaron 110 mil pesos A Rubén Ireta Belman, cesado en 2006 y sancionado por criticar el desmantelamiento de Sistecozome y las pésimas condiciones de trabajo para los operadores, se le liquidó con 300 mil pesos, además de que también se ordenó su reinstalación
Peña Cortés tiene documentados los casos de 13 trabajadores que ahora tienen que ser indemnizados por los errores jurídicos que Sistecozome cometió en el intento de acallar las críticas de los sindicalizados a la dirección del organismo
En opinión del dirigente de la Fgtem, las empresas del transporte en manos del gobierno estatal –Sistecozome y Servicios y Transportes– se manejan en total desorden y denotan una crisis en el diseño de políticas públicas para cubrir la demanda de transporte público
“No existe un programa ejecutivo para rescatar el sistema de trolebuses –afirma Cuauhtémoc Peña–; las líneas que quedan se siguen deteriorando y el programa de mantenimiento es sólo una restauración de fachada, pero no de fondo
“Queda claro que se está trabajando en el afán de ir privatizando poco a poco todo el servicio y todas las rutas de trolebús La dirección de Sistecozome permite la invasión de sus rutas por otras empresas sin que exista un reclamo formal o por la vía legal Los particulares se van a quedar con las rutas que ahora tiene en sus manos el trolebús”
Dice que el mejor ejemplo de ello es el proyecto del macrobús, que correrá por encima de los restos de la Ruta 600 del transporte eléctrico:
“Es bastante lamentable que mientras en otras partes del mundo se apuesta al transporte eléctrico ante los graves problemas de contaminación y la necesidad de combatir el calentamiento global, en Guadalajara se está desmantelando” ese tipo de transporte
Además, recalca que en el aspecto laboral existe todo un andamiaje oficialista para golpear a la organización independiente, a fin de evitar que entorpezcan las acciones gubernamentales dirigidas a entregar el transporte público a grandes inversionistas, como la Alianza de Camioneros y otras firmas, que por años han controlado, manipulado e impedido el desarrollo de un esquema moderno y acorde a las necesidades de una ciudad con 4 millones de habitantes
Peña Cortés dice que Hernán Sierra Vega, el dirigente del sindicato democrático, está cesado, igual su secretario de Actas y Acuerdos, Fernando Cisneros, y afirma que “lo peor es que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje se está prestando a este tipo de triquiñuelas y amagos A nosotros nos queda claro que lo que más les molesta es que se denuncie el desmantelamiento de la empresa y del trolebús”
En cambio, otros empleados fueron liquidados con grandes cantidades de dinero y luego recontratados sin ninguna lógica laboral, a pesar del compromiso contraído con funcionarios como el director del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), Diego Monraz Villaseñor
Cita como ejemplo el caso de Martín León Romero, quien fue despedido y luego recontratado con un sueldo de 129 pesos diarios, según la nómina del pasado 1 de julio En esa misma situación se encuentra Manuel Baltazar Alba y José de Jesús Martínez Reyes, quien percibe un salario diario de 187 pesos
Como ellos, otros empleados fueron despedidos en agosto de 2007 y liquidados por un monto de 700 mil pesos en general, para ser recontratados en abril de 2008, se presume que con quebranto para la empresa
A su vez, el propio Hernán Sierra, del sindicato independiente de Sistecozome, denuncia que en esta empresa hay manejos extraños de las cuotas, ya que el dinero que aporta el asalariado no se reporta a Pensiones del Estado
Y si bien él sospecha que desde la administración pasada se “jinetean” esos recursos, dice que la Contraloría, la procuraduría y el Poder Legislativo del estado deben investigar lo que ocurre con esos fondos
Planes sin proyecto
En la página de internet del Sistecozome se dice que todos los trolebuses están en reparación, pero nunca especifica cuántos son ni cuál será el monto de la inversión
Entrevistado al respecto, Mateo Ocegueda Ibarra, dirigente del sindicato oficial de la empresa, admite que sólo 12 camiones serán sometidos a una reconstrucción a un costo de 100 mil pesos en cada carro Hasta el momento, asegura, dos de ellos ya están en servicio
Reconoce que los nuevos trolebuses que anuncia la dirección de Sistecozome todavía no se compran, y que será hasta mediados de 2009 cuando se le compren, tal vez, a una empresa brasileña Cada uno cuesta cerca de 3 millones de pesos, por lo que la inversión total sería de 75 millones
Como alternativa, dice Ocegueda, el gobierno del estado está considerando la posibilidad de invertir entre 80 y 90 millones de pesos en la compra de 100 camiones de diesel por un monto de entre 800 mil y 900 mil pesos cada uno Agrega que a finales del presente mes se lanzará la licitación para la adquisición de las unidades y prevé que hacia finales de 2008 pueden estar funcionando
En el portal de internet del Sistecozome todavía se anuncian los servicios de la Ruta 300, que dejó de operar desde las explosiones del 22 de abril de 1992 en el Sector Reforma
Mateo Ocegueda Ibarra asegura que con la actual administración, que encabeza Lázaro Salas, se disiparon la posibilidad de quiebra de la empresa y la tentación de venderla
No obstante, admite que hoy la flotilla de trolebuses en servicio se reduce a 36 en toda la zona metropolitana, ante la cancelación de la ruta 200, de Artesanos a Zapopan
Por su parte, el diputado perredista Carlos Orozco Santillán, integrante de la Comisión de Vialidad y Transporte en el Congreso de Jalisco, asegura que al gobierno estatal le falta visión para apoyar las opciones de transporte no contaminante, por lo que pretende sacar de circulación los trolebuses
Así mismo, critica la falta de un proyecto integral y la consecuente improvisación con que la administración de González Márquez enfrenta el principal problema de la zona metropolitana de Guadalajara: el “gran atorón” del tránsito de autos particulares y las pésimas condiciones del transporte colectivo
El legislador señala que las grandes obras de infraestructura promovidas por el gobierno de Jalisco favorecen a los automovilistas, como pasos a desnivel, ampliación de avenidas y la construcción de túneles Sin embargo, el diputado considera necesario plantear grandes proyectos que solucionen de fondo el problema de la movilidad urbana
El presidente de la mencionada comisión legislativa, el panista Francisco Javier Padilla, admite que aún no se tiene listo el gran plan para la atención del transporte publico en la zona metropolitana ni en el resto del estado
Lo que busca en esta materia la administración de Emilio González, afirma, es una reforma integral que incluya la transformación del transporte eléctrico con el crecimiento del servicio del trolebús, la puesta en marcha del servicio de tranvía y la posible ampliación de cuando menos un kilómetro del servicio del tren ligero hacia el oriente de la Línea 2
Sobre el macrobús, aclara que en la primera fase cubrirá 16 kilómetros, sobre la calzada Independencia, y que en la segunda etapa se prolongará hacia el aeropuerto También adelanta que al final del sexenio se pretende contar con cuatro corredores de este servicio