Música: Adrian Belew

Belew. Un solo concierto.
Foto: Mark Colman

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Este domingo 29 el trío del guitarrista y multiinstrumentista Adrian Belew (Proceso 1609) ofreció un único concierto en la Ciudad de México. El también cantante y letrista de King Crimson, una de las bandas más importantes del rock progresivo mundial, se presentó a las 20:00 horas en El Plaza Condesa.

Desde su casa/estudio en Mount Juliet, Tennessee, Belew recuerda a este semanario a la cantante Rita Guerrero (1964-2011) y Santa Sabina, a quienes produjo un disco en 1994:

“Es muy triste saber que Rita ya no está. Yo no sabía de su muerte hasta que alguien hace unos ocho meses finalmente me mandó un correo electrónico contándome y para mí fue muy sorpresivo. Ella era genial, me gustaba mucho su música, su voz, tenía una forma única de comunicarse con el público, una gran mística, y poseo grandes recuerdos de haber trabajado con ella”.

Símbolos, el disco de Santa Sabina producido por Belew, fue incluido en la exposición 25 discos que cambiaron al rock mexicano (Proceso, 1834) en el Museo Diego Rivera-Anahuacalli, como uno de los más importantes de los últimos 30 años. Comenta el exguitarrista de Frank Zappa:

“¡Oh, no lo sabía!, me da muchísimo gusto escuchar eso porque me encanta ese disco, estoy muy orgulloso de él. Fue muy divertido hacerlo y recuerdo mucho al grupo. Es una lástima que la exposición no durara lo suficiente para que yo la alcanzara a ver ahora que voy a ir.”

A lo largo de su carrera ha editado cerca de 20 discos como solista y ha colaborado con David Bowie, David Byrne y muchos otros. Tiene ya 30 años como la voz y segunda guitarra en King Crimson bajo la batuta del excéntrico guitarrista Robert Fripp, y desde 2006 es líder de su propio trío junto a la joven bajista Julie Slick y el baterista Tobias Ralph.

–¿Y cómo es trabajar con Robert Fripp? –Belew, nacido en Covington, Kentucky, hace 62 años, responde:

–Es difícil en ocasiones, creo que tengo una relación rara con él, pues apoya mucho mis ideas y me escucha como un igual, cosa que no hace muy seguido con otra gente. Él es muy difícil pero es el líder de la banda y eso yo lo agradezco, tiene clara la visión del grupo y ese es un trabajo muy difícil que ha hecho muy bien. Claro, a veces no estamos de acuerdo en cosas y cuando eso pasa él siempre gana.

Siempre abierto a la experimentación, Adrian Belew busca nuevos retos, prueba de ello es su proyecto orquestal titulado E, lanzado hace unos pocos meses, y pese a ser una de las figuras más importantes en el rock progresivo, no se casa con ese estilo de música ni sataniza a la música popular como muchos seguidores de ese género.

“Me parece desafortunado que haya gente tan poco tolerante, pero bueno, si el progresivo es la única música que les mueve, está bien. A mí me gusta probar diferentes tipos de música, es una manera de mantenerme fresco, y si una melodía pop viene a mi mente, ¿qué debería hacer, tirarla a la basura? Claro que no. Nunca quise ser una estrella del pop pero sé cómo debe ser una buena canción pop”.