Arraigan 40 días a “El 85” y a sus dos lugartenientes

Presentan a Erick Valencia, presunto aliado de El Chapo.
Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de la República obtuvo de un juez federal un arraigo por 40 días en contra de Erick Valencia Salazar, El 85, presunto líder del cártel de Jalisco Nueva Generación y del grupo criminal “Los Matazetas”.
Valencia Salazar fue detenido el pasado viernes 9 de marzo junto con su lugarteniente Otoniel Mendoza u Otoniel Rubio Silva, Tony Montana, durante un enfrentamiento contra elementos del Ejército en el municipio de Zapopan, conurbado con Guadalajara.
El arraigo dictado contra El 85, también implica a Tony Montana, y José Luis Salazar Gutiérrez Salazar, El Chelis.
La Procuraduría General de la República responsabiliza a dichas personas de los delitos de delincuencia organizada, contra la salud, portación de armas y posesión de cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas.
Ayer, en un comunicado conjunto, la Sedena y la Procuraduría General de la República (PGR) señalaron que el día de su captura, a los tres sujetos les fueron aseguradas seis armas cortas y 37 largas, incluidos 19 fusiles AR-15 con aditamento lanzagranadas, dos ametralladoras y dos fusiles Barret.
Asimismo, tres granadas, 119 cargadores, 69 mil cartuchos, tres silenciadores, equipo de comunicación, vestuario, documentos y dos vehículos.
La PGR dio a conocer que había solicitado ya una orden de arraigo de 40 días contra los implicados, la cual hoy fue concedida por un juez especializado.
El 85 se convirtió en uno de los cabecillas en Jalisco del Cártel de Sinaloa, luego que en octubre de 2009 y mayo de 2010 fueron capturados sus familiares Óscar Orlando y Juan Carlos Nava Valencia, apodados El Lobo y El Tigre, respectivamente.
El 85 se desempeñaba como un lugarteniente relevante de la estructura que lideraba Ignacio Coronel Villarreal, Nacho Coronel, aliado de El Chapo y muerto en un enfrentamiento con el Ejército en Zapopan, Jalisco, el 29 de julio de 2010.
Con las detenciones de los hermanos Nava Valencia, originarios de Michoacán, y la muerte de Nacho Coronel, el Cártel de Sinaloa se fracturó en dos grupos en el occidente del país, el primero denominado Cártel de Jalisco Nueva Generación, cuyo líder inicial era Nemesio Oceguera Cervantes, El Mencho, con el apoyo de Valencia Salazar, y “La Resistencia”, encabezada por Elpidio Mojarro Ramírez, El Pilo.
Bajo las órdenes de El 85, el CJNG se expandió a Michoacán, Morelos, Guerrero y Veracruz, para actuar contra sus rivales, como fue el caso de la ejecución de 35 personas en Veracruz en septiembre, atribuida al grupo de “Los Matazetas”.
Antes de la captura de Valencia Salazar, las autoridades federales habían capturado el 6 de diciembre, en Tlaquepaque, Jalisco, a otro de los líderes de la banda, de nombre Nicolás Balcázar López, El Bronco.