Rechaza AMLO seguridad del EMP para su campaña

Obrador se reúne con generales militares en retiro.
Foto: Octavio Gómez

MÉXICO, D.F., (apro).- El candidato presidencial de la coalición “Movimiento Progresista”, Andrés Manuel López Obrador, rechazó la seguridad del Estado Mayor Presidencial (EMP) para su campaña, debido a que –dijo– la misma gente es la que lo cuida y no quiere un aparato que le impida el contacto con los ciudadanos.

“Seguiremos actuando de la misma manera, no quiero vallas. Es la gente la que nos cuida y quiero mantener la comunicación directa con los ciudadanos, porque son diálogos circulares. La gente me saluda, yo hago lo mismo y me dicen cosas, me están dando a conocer sus sentimientos, así estoy más enterado de lo que pasa en todo el país, por eso no acepto que haya un aparato que me impida la comunicación con los ciudadanos”, puntualizó.

En conferencia de prensa, donde anunció su respaldo al petista Ernesto Prieto como candidato al gobierno de Guanajuato, el tabasqueño señaló que quien “lucha por la justicia no tiene nada que temer”, por lo que la seguridad de su equipo –añadió– será la misma en cualquier lugar, independientemente de que las entidades a las que acuda sean violentas, pues hasta ahora él nunca ha recibido amenazas de ningún tipo.

“Si se actúa de buena fe, no hay nada que temer”, subrayó.

Luego de referirse a su Proyecto Alternativo de Nación, basado en sus experiencias como jefe de Gobierno del Distrito Federal, López Obrador habló, más que como candidato, como gobernante.

Desde julio próximo, dijo, “vamos a empezar a trabajar como presidente electo”. Y recordó: “En julio de 2000, en vez de irme a celebrar o a cursos en el extranjero, me puse a trabajar con mi equipo. Empezamos con los bandos y hablé del segundo, para el bienestar. No di un solo contrato para construcción de vivienda en 12 delegaciones, para entregárselos a cuatro que necesitaban desarrollo urbano”.

Al preguntarle su opinión sobre la renuncia de Gregorio Sánchez a la candidatura al Senado –por supuestas averiguaciones en su contra a raíz del presunto desvío de recursos cuando fungió como alcalde de Benito Juárez, Quintana Roo–, el tabasqueño consideró que ese es un asunto que toca resolver al Instituto Federal Electoral (IFE).

En otro tema, el exjefe de Gobierno rechazó haber violado la ley electoral el pasado jueves 22, luego de presentar su solicitud de registro como precandidato presidencial. “El IFE me dio permiso”, enunció.

Sobre el apoyo que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) dio a Ernesto Prieto como candidato al gobierno de Guanajuato, comentó que el petista, además de ser su amigo, es un hombre honesto, “pero lo principal es el resultado de las encuestas, donde quedó en primer lugar”, sostuvo.

“Se trata de un compañero entrañable, amigo, compañero destacado. Vamos con él porque (Guanajuato) es un estado progresista, pero eso no es lo importante, lo importante es el renacimiento de México”, apuntó.

Pese al desacuerdo entre los partidos de izquierda para que Prieto compitiera en coalición, López Obrador se dijo respetuoso de la decisión del PRD y de Movimiento Ciudadano –cada uno de los cuales irá con su propio candidato–, pero dará su apoyo al petista “porque fue la propuesta de Morena”.

El candidato presidencial subrayó que aunque eso pueda suceder en otras entidades, no hay desunión en la izquierda, dado que tienen candidatos comunes para diputados, senadores y en el Distrito Federal.