Ofrece López Obrador entregar su corazón y serenar al país

El candidato presidencial de izquierdas, Andrés Manuel López Obrador.
Foto: Eduardo Miranda

MACUSPANA, Tab. (apro).- El candidato presidencial de la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, no pudo ocultar su emoción al iniciar su primer mitin de campaña “en su tierra, su agua”, el municipio de Macuspana, Tabasco, al que pertenece su natal Tepetitán.

Ante aproximadamente 40 mil personas de Macuspana, Teapa, Centro (Villahermosa) y pueblos aledaños, con voz temblorosa por la emoción, el tabasqueño exclamó: “Me comprometo a entregar mi corazón ante el pueblo de México”.

Casi al finalizar su primer mitin a cielo abierto realizado en su tierra, “su agua”, como su amigo y mentor, el poeta Carlos Pellicer, llamaba a esta entidad pantanosa, el candidato ofreció:

“Me comprometo de manera sincera que voy a entregar todo mi esfuerzo, toda mi capacidad; me comprometo a que voy a luchar con honestidad, voy a luchar por la justicia”.

En respuesta, miles de simpatizantes corearon al unísono: “¡Obrador, Obrador!”.

Rodeado por dirigentes perredistas, petistas y del Movimiento Ciudadano (MC), así como candidatos a diputados y senadores, López Obrador arengó a sus simpatizantes a ser “protagonistas del cambio” y cuidar las casillas el día de la elección.

Acompañado por Arturo Núñez, candidato del Movimiento Progresista a la gubernatura de Tabasco, López Obrador recordó a sus seguidores –que abarrotaron el estadio de beisbol Tumbapatos– que a pesar de que cuatro aspirantes buscan la Presidencia, sólo son dos proyectos en disputa.

“Lo digo sin ánimo de lastimar a nadie, tres representan lo mismo, que es pobreza, inseguridad, desempleo, violencia, corrupción y sufrimiento”, sostuvo en su primer acto masivo de campaña.

El exjefe de Gobierno del Distrito Federal eligió iniciar su periplo electoral en la tierra de sus orígenes. Ante los suyos, aseguró que ganará la votación el 1 de julio entrante. Y para no desentonar con su propuesta de “República amorosa”, habló del amor.

“Hay otro camino que con mucho orgullo lo estamos representando, que es el del camino verdadero que representa honestidad, justicia y amor, mucho amor”, puntualizó.

También pidió a sus simpatizantes que ninguna casilla se quede sin representante de la coalición que lo postuló como candidato, para evitar, dijo, que vuelva a suceder “lo mismo que en el 2006”. Esto es, que no se dejen abandonadas las casillas y no sean testigos de las irregularidades que se cometen, subrayó.

Durante su mitin, el tabasqueño comentó que él habla de “cambio”, pero no como todos los políticos que han “malgastado” la palabra, sino de un “cambio verdadero”.

“El cambio verdadero es acabar con la corrupción imperante en el país; es poner el gobierno al servicio del pueblo, sacar de la pobreza a 15 millones de mexicanos; que nadie va a padecer hambre ni desnutrición. Me he comprometido a serenar al país”, dijo. Luego inquirió a sus simpatizantes:

“¿La gente va apostar por lo mismo?” Y al unísono respondieron “¡No!”

López Obrador cuestionó otra vez a sus seguidores: “¿Van a decidirse por un cambio verdadero?”. Esta vez gritaron “¡Sí!”.

Antes, Arturo Núñez, aspirante a gobernador de Tabasco, celebró que López Obrador haya arrancado su campaña presidencial en donde inició su carrera política como titular del Instituto Nacional Indigenista para defender a los chontales.

“En 2012 serás nuestro presidente. Es un gusto que inicies en tu agua, en tu tierra”, dijo Núñez Jiménez.

El primer acto de campaña de López Obrador se caracterizó por la casi invisible vigilancia de policías estatales. La valla para su salida la armó la gente. El general Audomaro Martínez viaja junto a él –como lo hizo en 2006– en esta campaña electoral que “será austera y por tierra”, de acuerdo con el tabasqueño.

El arranque

El arranque formal de la campaña fue a las siete de la mañana. A esa hora, López Obrador ofreció su primera conferencia en su casa de campaña, con un enorme cuadro de Benito Juárez como fondo.

El tabasqueño dijo tener confianza en el pueblo para lograr la victoria el 1 de julio, ya que él representa la única opción de cambio real entre todos los aspirantes.

“En julio se decidirá si sigue más de lo mismo o entre todos hacer valer un cambio verdadero. Estoy optimista, el pueblo sabrá estar a la altura de las circunstancias”, confió.

Aseguró que, a diferencia del 2006, ahora cuenta con más organización, pues se construyó entre todos, desde abajo, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) con 53 mil comités seccionales, 2 millones 500 mil representantes y 3 millones 600 mil integrantes del “cambio verdadero”.

“Como lo he expresado, vamos hacer una campaña entre todos, así vamos a enfrentar al dinero, a los aparatos gubernamentales y a algunos medios de comunicación que están empeñados en imponer al próximo presidente de México. Tengo confianza en el pueblo de México, creo en la gente y sé que vamos a volver a ganar”, manifestó.

En su casa de campaña, momentos antes de partir a Macuspana, Tabasco, donde arrancó su segunda campaña consecutiva por la Presidencia de la República, López Obrador llamó a la acción a sus simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para construir una “República justa, humana, digna, libre, democrática y amorosa”.

En breves declaraciones, dijo que nuevamente enfrentará a los poderes fácticos, entre ellos a ciertos medios de comunicación, pero insistió en su optimismo porque el pueblo podrá demostrar que es dueño y constructor de su propio destino.

“Entre todos hagamos campaña” convocó López Obrador al ofrecer a los mexicanos de todas las clases sociales su honestidad, experiencia y corazón para, según dijo, volver a ganar.

En esta elección, agregó, se juegan dos opciones para el país: “si continúa el régimen de corrupción e injusticia, o entre todos hacemos valer un cambio verdadero que significa honestidad, justicia y tranquilidad para todos los mexicanos”.

Acusó a Enrique Peña Nieto, candidato del PRI, de encarnar la corrupción al recordar el caso de Arturo Montiel, y desestimó las encuestas que lo ponen en tercer lugar. “Es parte de la propaganda de los medios de comunicación”, asentó.

Las promesas

Por la tarde, culminó su primer día de campaña en Coatzacoalcos, al sur de Veracruz, donde alrededor de las cinco de la tarde ofreció un discurso más ante un estadio a medio llenar.

El estadio de beisbol “Rafael Flores Ochoa” lució apenas al 50% de su capacidad debido, según el equipo de campaña del tabasqueño, a la mala organización de los comités estatal y municipal del PRD, encabezados por Juan Vergel y Tilo Vargas, respectivamente. Al templete subieron al por mayor perredistas y petistas; debido al sobrepeso, estuvo a punto de colapsar.

Hombres y mujeres con playeras del PRD insultaban y empujaban a la gente que acudió al mitin para escuchar en silencio a López Obrador hacer otras propuestas de campaña:

Construir cinco refinerías, reinstalar las plantas hidroeléctricas y bajar las tarifas de luz eléctrica, así como el precio de las gasolinas.

“Este es un país petrolero, pero es un país sin dinero”, apuntó.

Obrador advirtió que México no continuará vendiendo 400 mil barriles diarios de petróleo al extranjero para después comprarles el diesel y la gasolina a precios exorbitantes.

Tanto en Coatzacoalcos, como en Macuspana, municipios gobernados por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el tabasqueño se comprometió a limpiar al país de corrupción y poner al gobierno al servicio del pueblo.

Las mantas del PRD y del PT parecían estar en competencia. En Macuspana abundaron las petistas; en Coatzacoalcos, las perredistas.

El equipo de seguridad de López Obrador –rechazó la escolta que le ofreció el gobierno federal– está encabezado por el general Audomaro Martínez, como lo hizo también en el 2006; lo acompañan una decena de colaboradores que se mantienen con bajo perfil para “no espantar” a la gente que se le acerca al candidato, lo saluda, se toma fotos con él; le regala cosas, le hace peticiones…

En los mítines que encabezó López Obrador en Macuspana y Coatzacoalcos, sobresalió una manta con su imagen de fondo y el logotipo de su campaña: “El cambio verdadero está en tus manos”.