Plantea AMLO dotar de autonomía a PGR y SSP para evitar su uso político

Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de izquierdas.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (apro).- El candidato de la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, propuso hoy dotar de autonomía a la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) para evitar su uso político, como parte de la lucha contra la inseguridad y la violencia.

En su cuarto día de campaña, López Obrador dio a conocer un decálogo de apoyos a la clase media mexicana, que, dijo, es el sector social del país que ha sido más castigado por la crisis económica, la inseguridad y la violencia.

En este marco habló de la creación de 1.5 millones de empleos al año y de garantizar la cobertura de la educación media y superior.

Invitado por 32 organizaciones sociales que integran el proyecto Agenda México 12.18 preocupadas por la inseguridad y violencia en el país, el tabasqueño se comprometió abatir este grave problema atacando las causas: falta de empleo, corrupción e impunidad.

Al asistir al foro sobre Seguridad y Justicia, organizado por diversas agrupaciones entre ellas México SOS, México Unidos contra la Delincuencia, Parametría, Lupa Ciudadana y el Tecnológico de Monterrey, el exjefe de Gobierno del Distrito Federal dijo que él si sabe cómo combatir estos graves problemas.

“Depende de la tranquilidad de dos decisiones que son mi fuerte: primero, que haya desarrollo social, toda mi vida me he dedicado a eso, sé como combatir la pobreza, cómo combatir la desigualdad. Ese es uno de mis fuertes. Y el segundo, que es también mi fuerte, es una convicción, combatir la corrupción. Entonces si sé como hacerle y tengo experiencia”, sostuvo López Obrador.

Como ejemplo de esto recordó el trabajo que hizo como jefe de Gobierno del Distrito Federal; destacó que la capital del país es reconocida como una de las más seguras, y dijo que las policías y las instituciones de procuración de justicia capitalinas son confiables.

Anunció que para finales de este mes realizará una reunión nacional sobre el tema de la seguridad y justicia, y lanzará su propuesta para resolver este problema que afecta a todo el país.

Una vez que terminó el evento en un breve diálogo con Alejandro Martí el candidato presidencial de la izquierda dijo que uno de los problemas de las instituciones policiales y de justicia es que se han politizado. Por eso manifestó la idea de que por ley se establezca la autonomía de la PGR, de la SSP y del Ministerio Público.

También destacó la intención de darle seguimiento al dinero que produce el crimen organizado y atacar la corrupción de los funcionarios.

Martí estuvo de acuerdo con López Obrador y reconoció que uno de los problemas del sistema de justicia en México es la falta de independencia y autonomía.

Durante el evento realizado en un hotel en el que también participaron los demás candidatos presidenciales, el aspirante de la coalición de izquierda destacó la urgencia de tener una sola coordinación y una sola estrategia en materia de seguridad.

“Sin ánimo de criticar o polemizar, cada dependencia tiene su propia estrategia”, afirmó al señalar que el Ejército, la Marina, la Policía Federal y de los estados van por su propia cuenta.

Advirtió que hay un estallido de odio, inseguridad y violencia porque no ha habido en los últimos 30 años empleos suficientes y sin esto no puede haber paz social y tranquilidad. Por eso insistió en la urgencia de crear empleos y bienestar, sobre todo para los jóvenes.

“Si se logra crear un ambiente de progreso y justicia se puede serenar al país”, afirmó el candidato presidencial.

Por la mañana, en conferencia de prensa López Obrador reiteró su llamado al Instituto Federal Electoral (IFE) a estar muy atento con los gastos de la campaña de Enrique Peña Nieto, porque sólo en tres días ha gastado más de 20 millones de pesos y ha usado helicópteros y aviones privados para desplazarse. En tono irónico cuestionó:

“¿Quién pompó” ¿De dónde sale todo eso? ¿Qué no hay un tope de campaña?”

Dijo que por cada spot de él hay tres de Peña Nieto, pero confió en la cobertura de los medios después de estar desamparado desde el 2006, para equilibrar el apoyo desmedido de las televisoras.

Anunció que en su momento acudirá ante el IFE para presentar la denuncia. “No se puede callar esto, es como un engaño colectivo, dar gato por liebre”, dijo al reiterar que el aspirante priista tiene un apoyo desmedido de las televisoras.

En este sentido advirtió que el país no necesita de un actor de telenovela, sino de un conductor que lo saque de la crisis, de la inseguridad y de la violencia en la que se encuentra.

Además, acusó a Peña Nieto de plagiar sus ideas, como la propuesta de hacer crecer la economía nacional en 6% anualmente; y nuevamente ironizando, advirtió que le cobrará al priista derechos de autor.

Sobre el decálogo de apoyo a la clase media, López Obrador enumeró: combatir la corrupción y abolir privilegios de altos funcionarios disminuyendo salarios para ahorrar 600 mil millones de presupuesto; crear un millón 200 mil empleos anuales; impedir las prácticas monopolistas, con lo que se ahorraría 10% de ingresos porque no habrá precios exagerados en bienes y artículos de consumo; reducir los precios en gasolinas, diesel, gas y luz; no crear nuevos impuestos y desaparecer el IETU.

Además, dotar de créditos baratos a pequeños y medianos comerciantes, empresarios y productores; elevar la calidad de enseñanza, dando 100% de cobertura a educación media y superior, becas mensuales a estudiantes de preparatoria y aumentar los espacios en universidades públicas para que no haya rechazados; dar prioridad transporte público y evitar que aumente el precio del pasaje por encima de la inflación.

Asimismo, serenar el país atendiendo causas de la violencia y la inseguridad con el combate a la pobreza y la desigualdad, y abatiendo la corrupción en la procuración de justicia y policiaca.

Finalmente, establecer la consulta ciudadana, el referéndum y los plebiscitos; además de que cada dos años se sometería a una consulta popular como parte del un proceso de revocación de mandato.

Aclaró que no hace falta firmar ante notario público estos compromisos, como lo hace Peña Nieto porque él está acostumbrado a cumplirlos, y agregó que no se trata de medidas populistas porque es lo que necesita la clase media.