Las técnicas de Rasaland

Apunta de pistola, Rasaland, la empresa que construye el Nuevo Cancún en el municipio de Chalacatepec en sociedad con el gobierno estatal, hizo firmar a un grupo de pescadores de la cooperativa de la Laguna de Paramán un escrito para que se desistan de sus declaraciones sobre la pérdida de su fuente de empleo.
Un grupo de pescadores expusieron a este semanario que aun cuando no se inicia la construcción del megaproyecto Chalacatepe, se les impide el tránsito libre a los habitantes de la zona, pese a que los terrenos de Costalegre, municipio de Tomatlán, están en litigio (Proceso Jalisco 387).
Jesús Castillo Mendoza, representante legal del finado Roberto Fierro Villalobos, dueño de la exhacienda La Nancy, lugar donde se pretende erigir el nuevo megadesarrollo turístico, asegura que los pescadores le informaron que la noche del martes 10 directivos de Rasaland los citaron en el ejido de José María Morelos.
Según el abogado, al lugar arribaron Francisco Arias, quien dijo ser director de Rasaland; Ricardo Santa Cruz, el vocero de la compañía; el abogado Javier Contreras, Neyda Godoy y ocho sujetos armados. Y tras llamar “pobretones” a los pescadores, los acusaron de buscar pleito con el gobernador Emilio González.
Además, dice Castillo, les mostraron un documento redactado y les pidieron que lo firmaran. En texto mencionaba que ellos, los pescadores “no habían declarado nada, que era mentira lo publicado por Proceso Jalisco y que eso serviría para demandar a la revista, a la reportera y a tu servidor”.
Los cooperativistas temen ahora que Rasaland tome represalias contra ellos, pues los directivos les comentaron que sabían dónde vivían, quiénes eran sus familiares y les advirtieron que pensaran muy bien lo que iban a hacer”, asegura Castillo.
Hace dos años se estimó que el megaproyecto costaría 183 millones de dólares, de los cuales 94 serían aportados por Rasaland y el resto por el Instituto de Pensiones de Jalisco (Ipejal).
El comité de inversión de la empresa está conformado por Juan Bremer, hijo del diplomático y político priista Juan José Bremer de Martino; Gordon Viberg, presidente y CEO (Chief Executive Officer, Jefe Ejecutivo) de Hoteles Presidente Intercontinental en México; Javier Olascoaga, analista financiero de Goldman Sachs, y otros cinco altos ejecutivos internacionales.