Música: Levon Helm (1940-2012)

Levon Helm, baterista de The Band.
Foto: AP

MÉXICO, D.F. (Proceso).- El 25 de noviembre de 1976 el genial quinteto de rock The Band se despidió de los escenarios con un fastuoso concierto en el Salón Winterland de San Francisco, California, con invitados como Eric Clapton, Van Morrison, Neil Young, Joni Mitchell, Ringo Starr y Bob Dylan (a quien acompañaron en su primera fase eléctrica en los 60), entre muchos otros.

Robbie Robertson (1943), compositor principal del grupo, decidió que no podían seguir, pues según él la estabilidad emocional de algunos de sus compañeros era poco confiable. Contrató al director de cine Martin Scorsese para documentar el ambicioso acontecimiento con nueve cámaras de 35 milimetros y producir lo que a la postre fueron la película y el disco titulados The Last Waltz (El último vals).

El enojo de los otros miembros del grupo, Rick Danko (1942-1999), Garth Hudson (1937), Richard Manuel (1943-1986) y en especial el baterista Levon Helm, fue evidente. Las diferencias entre ellos no eran cosa nueva, pero la arbitraria decisión de Robertson terminó por hundir el ánimo de los músicos, quienes además nunca recibieron pago alguno de regalías por las ventas de discos y videos.

Cada uno tomó su camino en solitario e incluso se reunieron como The Band, sin Robertson, en los 90, década en la que a Helm, quien también era vocalista en el grupo, se le diagnosticó cáncer en la garganta. Sometiéndose a tratamientos de radiación logró vencer la enfermedad pero su voz sufrió las consecuencias, su potencia disminuyó considerablemente y tardó algunos años en volver a cantar.

Grabó varios discos en los últimos cinco años que fueron aclamados por la crítica y el público en general ganando tres Grammys consecutivos por estos trabajos.

Luego de 10 años el cáncer regresó a la vida de Levon Helm, quien activo en giras de conciertos tuvo que poner un alto a su reavivada carrera musical para ser internado en el Centro Cancerígeno Sloan-Kettering, en la ciudad de Nueva Cork, con diagnostico desesperanzador.

Tras la experiencia con The Last Waltz, la relación entre el oriundo de Arkansas Helm (nacido el 26 de mayo de 1940) y el canadiense Robertson se vio fracturada y llena de resentimientos. No se volvieron a encontrar en 35 años hasta el pasado domingo 15 de abril cuando el compositor visitó en el hospital a su compañero al enterarse de su recaída.

El 18 de abril Robertson escribió en su página de Facebook sobre este reencuentro: “La semana pasada me sorprendió y entristeció la noticia de que mi antiguo compañero de grupo Levon estaba en fase terminal en su batalla contra el cáncer. Yo pensaba que había vencido la enfermedad y no sabía que estaba tan enfermo”.

El domingo –continuó Robertson– “fui a Nueva York y lo visité en el hospital. Me senté con él por un buen rato y recordamos los hermosos e increíbles momentos que vivimos juntos. Levon es uno de las personas más talentosas que he conocido en mi vida y es para mí como un hermano mayor. Estoy agradecido de que pude verlo una vez más y lo voy a extrañar y querer para siempre”.

Un día después de que el guitarrista publicara esto, el 19 de abril, Levon Helm (cuyo nombre verdadero era Marc Lavon Helm) falleció a la 1:30 de la tarde a los 71 años en el hospital. El 26 de abril fue enterrado junto a su amigo Rick Danko en el Cementerio de Woodstock, Nueva York.