Música: Leo Maslíah

MÉXICO, D.F. (Proceso).- A finales del mes pasado y en el marco del 10º Festival Internacional de Cabaret en el Foro Cultural Coyoacanense “Hugo Argüelles”, se presentó el compositor y escritor uruguayo Leo Maslíah, quien ofreció dos conciertos más como parte de una pequeña gira por la Ciudad de México.

Con casi 40 años de carrera el músico contó a Proceso cómo fue su acercamiento a la música:

“Aparte de la escucha ‘normal’ de música por la radio o por discos, sucedió que mi madre se separó de mi padre cuando yo tenía dos años y se fue a la casa de los padres, donde también vivía uno de sus hermanos. Él vio que cuando me traían de vuelta de algún cine yo trataba de tocar en el piano la música de la película que había visto, y también que trataba de llegar a tiempo para tocar la nota final de algunas cosas que él estudiaba.

“En fin, le pareció que podía tener alguna aptitud para la música y me puso a estudiar piano con la misma profesora que le daba clases a él. Así que fue todo gracias a este tío.”

El músico ha lanzado cerca de 40 discos y ha escrito mas de 35 libros en los que se pueden encontrar novelas, cuentos y obras de teatro, además de que ha escrito una ópera llamada Maldoror, basada en Los cantos de Maldoror del poeta de lengua francesa pero nacido en Montevideo, Uruguay, Isidore Lautréamont.

Pese a ser muy prolífico, Maslíah no se muestra muy optimista en relación con el impacto comercial de su obra. Dice:

“Soy prolífico pero desde el punto de vista del alcance público que tienen mis cosas, sería lo mismo que no lo fuera, ya que el 90% de lo que hice tanto en materia musical como literaria es casi desconocido.”

La música de Leo Maslíah abarca diferentes estilos que van desde la música llamada “culta” hasta el rock, la cumbia e incluso el mambo.

–¿Que opina sobre tener un estilo definido y no buscar demasiadas variantes en una propuesta musical?

–Es cierto que, en lo que concierne a ciertos parámetros musicales, hay una exigencia cada vez mayor, no entre los músicos sino entre los difusores de música, de mantenerse dentro de límites muy estrechos. A Los Beatles, si surgieran hoy, les dirían que la mayor parte de lo que hacen no sirve y que tienen que definirse por un estilo o un género. Y, del otro lado, en el del arte no masivo, nos encontramos con que el arte dejó de existir y fue sustituido por una especie de renglón de ventas con el mismo nombre, cuyos contenidos pueden no existir o, si existen, pasan completamente desapercibidos.

La capacidad musical y literaria de Leo Maslíah es superior a la de cualquier otro músico si se le quiere comparar, y es de admirar su gran capacidad para analizar y comentar la realidad y la actualidad. Respecto a la situación actual de muchos países latinoamericanos en los que la izquierda está posicionándose en el poder, comenta:

“En Uruguay, por ejemplo, los pasos más decisivos en ese sentido no los dieron los gobiernos del Frente Amplio sino la gente que, bajo gobiernos de derecha, y mediante plebiscitos, gracias a la restauración de ciertas partes del sistema democrático, impidió que se entregaran las empresas públicas a las transnacionales.”