Pide AMLO recuento de votos; documenta irregularidades en 113 mil actas

El candidato presidencial del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (apro).- Andrés Manuel López Obrador pidió el recuento “voto por voto” en las 143 mil 132 casillas que se instalaron el domingo 1 de julio, luego de detectar “hasta este momento” irregularidades en 113 mil 855 actas de la elección presidencial.
En rueda de prensa, el candidato de la izquierda dijo que no se pueden reconocer resultados hasta que termine el proceso de revisión de casillas. “Nadie, ni las propias autoridades pueden hacerlo, sería ilegal”, advirtió.
Por la mañana, el representante de la coalición Movimiento Progresista ante el Instituto Federal Electoral (IFE), Camerino Márquez, presentó la solicitud para realizar “un nuevo escrutinio y cómputo de la votación recibida en 143 mil 132 mesas directivas de casillas”, se destaca en una copia de la petición.
Firman la solicitud el coordinador de campaña, el senador Ricardo Monreal; el dirigente del PRD, Jesús Zambrano; el asesor jurídico y diputado petista Jaime Cárdenas, así como los representantes ante el IFE del Partido del Trabajo (PT), Ricardo Cantú, y del Movimiento Ciudadano (MC), Juan Miguel Castro Rendón.
En el documento se destaca que en 47 mil 158 casillas “no coinciden las boletas recibidas con las extraídas más sobrantes”.
Además, en 46 mil 863 “no coinciden las boletas extraídas más las boletas sobrantes con boletas calculadas entre folios”. Y en 27 mesas es nulo el número de boletas calculadas.
Asimismo, en 120 casillas especiales hay un registro de más de 750 sufragios.
“En mil 79 casillas tienes observaciones, pero no existe el acta. En 21 mil 849 casillas hay diferencia entre boletas extraídas de la urna y el total de votos. En 96 mil 670 casillas hay diferencias entre boletas extraídas de la urna y ciudadanos que votaron conforme al listado nominal”.
También en 103 mil 761 casillas hubo diferencias entre el total de votos y de ciudadanos que votaron conforme el listado nominal.
Por último, en 54 mil 714 casillas se registraron diferencias entre el total de votos y boletas recibidas, menos boletas sobrantes. Y en 102 mil 101 casillas se reportaron diferencias entre ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal y boletas recibidas menos boletas sobrantes.
En suma, son 113 mil 855 casillas en que se detectó algún tipo de inconsistencia.
Monreal señaló en rueda de prensa que, de acuerdo con la cantidad de inconsistencias encontradas, por ley se puede exigir el recuento voto por voto.
“Ya entregamos una solicitud formal, a nombre de la coalición, donde estamos solicitando el nuevo escrutinio y cómputo de las 143 mil 132 mesas directivas de casillas que se instalaron para la elección presidencial.
Flanqueado por la dirigencia de los tres partidos del Movimiento Progresista: el perredista Jesús Zambrano, el petista Alberto Anaya y Luis Walton, dirigente del MC, Ricardo Monreal aludió a su reunión con consejeros electorales del IFE, encabezados por su presidente, Leonardo Valdés Zurita, en que se hizo la solicitud del recuento, pese a que el grupo técnico del equipo del tabasqueño aún sigue trabajando en la detección de irregularidades.
López Obrador aclaró que las anomalías están plagadas por todo el país, en los 300 distritos que conforman el padrón electoral.
Sobre la compra de votos mediante la tarjeta Soriana, el exjefe de gobierno capitalino reportó la compra masiva de productos por parte de los votantes del PRI ante el pánico de que “se caiga” el presunto triunfo del priista Enrique Peña Nieto.
Esta masiva operación de compra y coacción del voto se realizó con dinero del erario, principalmente por parte de gobernadores priistas, sostuvo el político tabsqueño.
“Eso es lo que hemos venido sosteniendo, que compraron millones de votos. Todo esto lo estamos fundando y es parte de los juicios que en su momento se van a presentar. Es evidente que se gastaron miles de millones de pesos en comprar votos que, desde luego, rebasaron con mucho el tope establecido por la ley.
“Yo les diría que es una vergüenza nacional, es una vergüenza esta elección por la manera en que actuaron los patrocinadores, dirigentes del PRI y la manera como actuó, en formar totalmente inmoral, Enrique Peña Nieto”, indicó.
Asimismo, López Obrador rindió homenaje a los jóvenes y a la gente que está saliendo a las calles a protestar, ya que se sienten defraudados de este proceso electoral.
A ellos les envió el mensaje de que se encuentra a la cabeza en la lucha por que se respeten sus votos y en la defensa de “la democracia”.
El candidato presidencial de las izquierdas destacó que en el pacto de civilidad firmado con sus contrincantes la semana pasada quedó plasmada la posibilidad de actuar como lo ha estado haciendo, “de manera responsable y en el marco de la legalidad”.
El día de mañana se llevarán a cabo los cómputos distritales, recordó.
“Vamos a participar en los 300 distritos electorales para que se haga el cómputo de la elección presidencial y también de las elecciones de senadores y diputados federales”, acotó López Obrador.
“Todo lo que pido está establecido en la ley electoral. Vamos a seguir actuando de esta manera. No podemos dejar de participar, de acudir a las instancias legales, porque algunos quisieran que renunciáramos, que abdicáramos a nuestro derecho. Vamos a hacer uso del derecho que tenemos, de conformidad con la ley para pedir que se limpie, se transparente la elección”, advirtió.
También exigió a los consejeros del IFE y a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) “asumir su responsabilidad histórica en este proceso electoral, porque son las autoridades que deben dar la cara y cumplir con la ley”.