Música: los decesos de Brubeck y Shankar

MÉXICO, D.F. (Proceso).- En el transcurso de una semana el mundo de la música perdió a dos de sus figuras más representativas e influyentes en el siglo XX: el pianista y compositor de jazz Dave Brubeck, fallecido el 5 de diciembre, y la del músico hindú Ravi Shankar, el martes 11.

Brubeck nació y creció en Concord, California. Su primera gran maestra fue su madre Elizabeth, quien intentó convertirse en pianista profesional estudiando en Inglaterra pero persuadida a dejar la carrera por la notable Myra Hess quien, sabedora del talento de su alumna pero también de la vida solitaria de una concertista, le aconsejó regresar a casa con sus hijos.

Los tres hermanos Brubeck fueron grandes músicos reconocidos, pero Dave se convirtió en figura mundial del jazz. En 1951 formó su legendario cuarteto con el cual grabó dos de las piezas más reconocidas en la historia del género: Take five, escrita por su amigo el saxofonista Paul Desmond, y su pieza Blue Rondó a la turk, basada en un ritmo turco que escuchó en músicos callejeros a mediados de los 50.

La característica principal del grupo era que absolutamente todas sus composiciones tenían algún compás irregular salvo algunos cambios repentinos al swing tradicional. La complejidad de sus piezas le ganó fama y admiración alrededor del mundo.

Nunca aprendió a leer música pero aun así se convirtió en uno de los compositores más notables del jazz. Lanzó más de 100 discos, y tras la separación del cuarteto se dio tiempo para desarrollar sus ideas a gran escala, fue así que compuso además un musical, un oratorio, una cantata y decenas de piezas orquestales.

Brubeck murió de un ataque al corazón de camino a una cita con el cardiólogo en Norwalk, Connecticut. Hubiera cumplido 92 años al día siguiente. l

 

u u u

Bailarín en su niñez, Ravi Shankar (7 de abril de 1920) se dedicó a estudiar la música de su país a partir de los 18 años con Allaudin Khan, su mentor y gran maestro de cítara y otros instrumentos, así como de los fundamentos de los ragas y los ritmos hindúes.

Tras declinar una invitación del violinista Yehudi Menuhin para tocar en Nueva York en 1955 y ver el gran recibimiento que tuvo la música de Ali Akbar Khan, quien fue en su lugar, Shankar dejó todo en su país para salir a tocar por Europa y Estados Unidos y así comenzar su prolífica carrera musical a nivel internacional.

Tras grabar en Londres su primer disco en 1956 el músico viajó constantemente a Estados Unidos y casi diez años después el grupo de rock The Byrds (con David Crosby y Roger McGuinn al frente) descubrió su música, y fueron ellos quienes lo presentaron al beatle George Harrison, quien inmediatamente quedó fascinado con su música.

En la canción Norwegian Word del disco Rubber Soul (1965) de los Beatles, a Harrison se le ocurrió usar una cítara para redondear el sonido de la grabación, y tras su lanzamiento el mundo fijó sus oídos en la música de Ravi Shankar, quien se convirtió en estrella a nivel mundial.

Ravi Shankar continuó produciendo música y se asoció con músicos occidentales tan notables como Philip Glass, Zubin Metha y André Previn. Recibió varios premios Grammy así como una nominación al Oscar por su banda sonora para la película Ghandi de 1982.

Shankar falleció a los 92 años en San Diego, California, la madrugada del 11 de diciembre por complicaciones cardiacas luego de una cirugía en el corazón cinco días antes.