Música: Marc Ribot y Ceramic Dog

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Trío integrado por Shahzad Ismaily en el bajo, Chess Smith en la batería y el reconocido guitarrista Marc Ribot, Ceramic Dog se presentó en el Centro Cultural Roberto Cantoral, al sur de la Ciudad de México, el pasado jueves 17 de enero.

Ribot es conocido como uno de los guitarristas más vanguardistas, pues su manejo del instrumento es completamente distinto al de otros instrumentistas; su estilo remite a los sonidos de la música contemporánea, en ocasiones deconstruyendo las formas conocidas del rock y del jazz, pero no alejándose de la convencionalidad sonora propia de esos géneros.

Como guitarrista de sesión ha tocado en discos de Tom Waits, Elvis Costello, Laurie Anderson, la leyenda del jazz McCoy Tyner, John Zorn, Caetano Veloso y el escritor Allen Ginsberg, entre muchísimos otros músicos, además de tener una larga lista de proyectos musicales, como Los Cubanos Postizos, el dueto con David Hidalgo de Los Lobos y el Marc Ribot Mystery Trio.

Zurdo de nacimiento, toca la guitarra como diestro pues así le enseñó su maestro en la adolescencia; tal vez sea ese el secreto de la forma en que aborda la música. Días antes de su visita, Marc Ribot comentó desde su casa en Nueva York:

“Bueno, es difícil para mí decirlo, pienso que si yo hubiera sido diestro, tal vez tocaría más rápido. Cuando empezaba a tocar quería hacerlo como George Benson y me frustraba, entonces hice otras cosas. No sé, tal vez si yo hubiera podido hacer todas las cosas que quería hacer, en la actualidad sería un gran imitador de George Benson. Todo ha ayudado a mi estilo, pero en realidad yo no quiero tener un estilo.”

Ceramic Dog tiene un sonido agresivo y potente que va desde el avant garde hasta el rock más crudo, con pasajes jazzísticos tradicionales. La batería de Smith siempre juega con las locuras provenientes de los dedos de Robot, mientras Ismaily apoya detrás con un manto sonoro de notas graves para completar el triángulo perfecto que es el trío liderado por el guitarrista de 59 años.

Lanzarán su segundo material discográfico en unos meses, aunque Ribot está consciente de que ahora los músicos ya no ganan dinero de la venta de discos.

“Sí, lanzaremos un disco. ¿Ganamos dinero de eso? No. ¿Es posible que ganemos dinero? No, pero lo haremos de todos modos porque eso es lo que nosotros sabemos hacer. Es como alguien que fue encarcelado por asaltar una farmacia. ¿Qué hace cuando sale después de 10 años? Asalta una farmacia porque eso es lo que hace; así nosotros.”

Sin apoyar las descargas ilegales, el guitarrista da la razón a todos aquellos que lo hacen:

“Si la gente puede conseguir cosas gratis, lo hará sin importarle nada. A mí me parece que las soluciones son sociales, darnos cuenta de quiénes son los que están llevándose las ganancias en el proceso. Aquellos que venden publicidad en esos sitios ilegales, los que venden los programas que hacen posible la distribución de este tipo, esos son a los que debemos perseguir.”

Y finaliza:

“Sigue habiendo ganancias en la música por internet, pero simplemente no les están llegando a los músicos.”