Otra visión de China

El paseante de cadáveres, nuevo libro de Liao Yiwu.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Liao Yiwu (1958) nació en Sichuan, China. Ha destacado por sus reportajes, poemas y narraciones, en los que hace una severa crítica a la forma de gobierno dictatorial que existe en su país. En 1990 fue detenido por la publicación de su poema “Masacre”, sobre la matanza de Tiananmen, y condenado a cuatro años de prisión. En la cárcel fue brutalmente torturado, lo que le provocó severas depresiones y lo llevó a dos intentos de suicidio. Cuando fue liberado se dedicó a escribir sus experiencias en el encierro, así como a entrevistar a sus compatriotas para recoger el sentir de muchos sobre el gobierno y la llamada modernización.

En 2008 firmó un manifiesto junto con otros intelectuales en donde exigieron mayor libertad y democracia. Las actividades de Liao fueron estimadas como subversivas y antipatrióticas, por lo que se le vigiló estrechamente. Ante la intimidación policiaca pidió asilo en Alemania, que se le concedió varios años después.

Dos de sus libros más importantes son Por una canción y mil canciones, en donde narra su martirio en el presidio, y Dios es rojo, que cuenta las estratagemas a las que recurrieron los católicos para sobrevivir en la época maoísta y su terrible revolución cultural. El paseante de cadáveres (Sexto Piso, México, 2012, 420 p.) es una selección de 30 relatos periodísticos en donde Liao recurre a la descripción y la entrevista para retratar la situación de los despreciados (prostitutas, afanadores, campesinos, vagabundos, rechazados…).

Destaca el relato que da título al libro y trata de esas personas, dedicadas, hasta los años cincuenta, a llevar a aquellos que morían lejos a su lugar de origen para que su alma pudiera tener un descanso eterno; el traslado era hecho a pie y disfrazando al difunto para que pareciera vivo. También “El contrarrevolucionario”, que versa sobre la radicalización de un funcionario de la banca ante la brutal represión estudiantil de 1989 en Beijing, su posterior encarcelamiento y descalificación por manifestar su solidaridad.

En este libro Liao Yiwu muestra el otro rostro de la China próspera y comunista. El logro del crecimiento económico ha sido por la explotación intensiva de los trabajadores y los bajos salarios que reciben. La opresión es posible por la dictadura gubernamental, que ha contenido gran parte de las protesta a través del miedo, la represión y el encarcelamiento. No obstante, existe un rechazo al absolutismo que se manifiesta en alteraciones emocionales (depresión y alcoholismo), y renuncias al trabajo, que llevan a la marginación, la delincuencia y el vagabundaje. Así como un cuestionamiento al poder y acciones de resistencia. El paseante de cadáveres es una colección desmitificadora del llamado milagro chino que hay que leer. Además las historias están presentadas con gran claridad, respeto y emoción.

Puedes leer un adelanto en el siguiente link:
https://www.sextopiso.com/images/productos/pdf/44104007_El%20paseante1a46.pdf