Cuestionado excolaborador de García Luna encabeza la SSP-Puebla

Facundo Rosas Rosas, titular de la SSP Puebla.
Foto: Germán Canseco

PUEBLA, Pue. (apro).- Facundo Rosas Rosas, quien fuera uno de los colaboradores más cercanos de Genaro García Luna en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal en el sexenio pasado, fue nombrado titular de Seguridad Pública en la entidad.

Hasta ahora la dependencia estaba a cargo de Juan Sánchez Zarza, quien se desempeñaba como encargado de despacho luego de que Ardelio Vargas Fosado, otro de los cercanos a García Luna, renunció a la SSP-Puebla para encabezar el Instituto Nacional de Migración (INM), cargo que le ofreció el presidente Enrique Peña Nieto.

Al presentar ante los medios a Rosas Rosas –originario de Tepexi de Rodríguez– como el nuevo responsable de la Seguridad Pública estatal, el gobernador Rafael Moreno Valle resaltó su experiencia en la materia.

Ante los cuestionamientos que el flamante funcionario encaró cuando se desempeñó como comisionado de la entonces Policía Federal Preventiva (PFP), Moreno Valle insistió en que el nombramiento lo sometió a consideración del secretario de Gobernación federal, Miguel Ángel Osorio Chong

“Porque para mí es prioritario el que podamos mantener una estrecha relación de coordinación en materia de seguridad con la Federación y con los municipios”, recalcó.

Incluso, Moreno Valle aseguró que la selección del nuevo titular de la Seguridad Pública fue “minuciosa y exhausta” entre hombres y mujeres capacitados que tuvieran las mejores credenciales, la experiencia y la confianza necesarias.

El gobernador comentó que Facundo Rosas tiene experiencia en prevención, en inteligencia y tiene experiencia operativa, por ello calificó este nombramiento como el “más adecuado para garantizar que Puebla se mantenga como uno de los estados más seguros del país.

“Hoy me siento muy satisfecho de encontrar a un hombre como Facundo Rosas, quien está absolutamente comprometido con mantener a Puebla como una entidad segura, porque él es poblano orgullosamente y ahora regresa a nuestro estado a cumplir con esta encomienda prioritaria, porque hemos reiterado que si no hay seguridad, no hay nuevas inversiones ni turistas, ni la tranquilidad que queremos para todas las familias poblanas”, declaró Moreno Valle.

Rosas Rosas, como comisionado de la PFP, estuvo al frente del operativo de desalojo de normalistas de Ayotzinapa, en Chilpancingo, Guerrero, el 12 de diciembre de 2011, acción que provocó la muerte de tres personas, dos estudiantes y el empleado de una gasolinera.

En enero pasado, el ahora titular de la SSP-Puebla fue llamado a comparecer ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por los excesos en que incurrió la corporación federal durante el operativo contra los normalistas.

Al igual que García Luna, a Rosas Rosas se le ha señalado de recibir sobornos por parte de capos de la mafia y también se le relaciona con los resultados de la llamada “guerra contra el narcotráfico” que emprendió el gobierno de Felipe Calderón y que tuvo como resultado 70 mil muertos, 20 mil desaparecidos y unos 250 mil desplazados.

Durante el sexenio pasado, el ahora funcionario estatal fue subsecretario de Estrategia e Inteligencia Policial (2008-2009), comisionado general de la PFP (2008 a 2012) y subsecretario de Prevención, Vinculación y Derechos Humanos de la SSP federal hasta finalizar la administración de Felipe Calderón.

A finales del año pasado, Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, envió al periódico Reforma una carta en la que asegura que pagó dinero a García Luna y a varios de sus colaboradores, entre ellos, Facundo Rosas Rosas.

“(…) Me consta que ha recibido dinero de mí, del narcotráfico y la delincuencia organizada, al igual que un grupo selecto integrado por Armando Espinosa de Benito, quien trabajaba con la DEA y me pasaba información; Luis Cárdenas Palomino, Edgar Eusebio Millán Gómez, Francisco Javier Garza Palacios (PF Colombia), Igor Labastida Calderón, Facundo Rosas Rosas, Ramón Eduardo Pequeño García y Gerardo Garay Cadena, quienes también forman parte y reciben dinero de la delincuencia organizada y de mí”, reveló La Barbie en esa misiva.

En el 2008, el testigo protegido  Víctor Hugo Martínez Rocha, quien trabajó para Joaquín El Chapo Guzmán, así como el excomisionado de la PFP, Javier Herrera Valles, coincidieron en acusar a ambos exfuncionarios calderonistas de recibir sobornos y trabajar para el cártel de Sinaloa.

Rosas Rosas sustituye en el cargo a Ardelio Vargas Fosado, quien igual arrastra una trayectoria marcada por abusos de autoridad, al haber estado a cargo de los operativos de Atenco y de Oaxaca, entre otros.

Durante su gestión, Vargas Fosado se caracterizó por el uso de la fuerza pública para reprimir y desactivar movilizaciones y protestas sociales.