México no está listo para competir con China: Coparmex

MÉXICO, D.F. (apro).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) afirmó que las condiciones económicas del país son insuficientes para competir con China, pese a que el gobierno de Enrique Peña Nieto busca profundizar las relaciones con el gigante asiático.

“Para que en México estemos en posibilidades de competir con China y otros países, necesitamos ir más allá de figurar entre los líderes globales en exportación”, detalló Juan Pablo Castañón en el marco de la visita del presidente de China, Xi Jinping, al país.

Al emitir su mensaje semanal, el presidente de la Coparmex demandó un mercado interno sólido que fortalezca a México y ayude a impulsar la competitividad, además de una mejor preparación para enfrentar sin sobresaltos los retos por la desaceleración de la economía global.

Tras ello, Castañón enlistó los profundos rezagos que enfrenta México: incesante inseguridad, retraso en educación, pírrica inversión en tecnología e innovación (menos de un punto porcentual del PIB) y limitantes en la competitividad de las empresas, como la estructura impositiva y el deficiente gasto público.

Al referirse a la inseguridad que priva en el estado de Veracruz, gobernado por Javier Duarte, soltó: “Los empresarios no podemos permitir que la inseguridad siga dañando a las familias, al tejido social y a la actividad económica; la delincuencia no debe tomar el control de las regiones productivas”.

Asimismo, mencionó que la distancia en materia de competitividad entre México y China es abismal, ya que de acuerdo con el desempeño en el ranking elaborado por el Foro Económico Mundial 2013, la economía oriental ocupa el lugar número 26 de 144 países, mientras que México se ubica en el sitio 53.

Solamente en dos subíndices estamos mejor evaluados que China: por un lado la sofisticación de los negocios, y por otro lado el grado tecnológico.

La Coparmex se pronunció a favor de la simplificación fiscal en México, pues el esquema actual de pagos provisionales, subrayó,  “afecta especialmente a las pequeñas y medianas empresas”.

Sobre la Ley del IMSS, señaló que no debe reformarse con la idea de incrementar las cuotas obrero-patronales, lo que debe hacerse, agregó, es contener su gasto e incrementar la calidad de sus servicios.

En materia de gasto público, Castañón propuso evitar los subejercicios y que los recursos federales sean liberados a los estados y municipios, pero siempre cuidando que se ejerzan con mayor eficiencia, transparencia y rendición de cuentas en todos los órdenes de gobierno, privilegiando el gasto de inversión.

En educación pidió abatir el rezago y la deserción escolar, así como incrementar la “empleabilidad” de estudiantes de nivel técnico superior y bachillerato mediante un programa piloto del modelo de formación dual, a escala nacional y especializado por sector, a fin de que en el próximo ciclo escolar los estudiantes reciban capacitación directamente en las empresas. Ello, apuntó, facilitaría su contratación.

Según los empresarios, para que México pueda competir y ser socio de China es necesario impulsar las reformas estructurales pendientes, pues hasta la balanza comercial entre los dos países es favorable a la principal economía emergente del mundo, sostuvieron.